UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Cumbres Borrascosas.- Emily Brontë ranktrackr.net

Translate

miércoles, 2 de julio de 2014

Cumbres Borrascosas.- Emily Brontë

Reseña Cumbres Borrascosas.- Emily Brontë

Sinopsis:

Cumbres Borrascosas (1847) es una de las novelas más populares de todos los tiempos, quizá la novela romántica por excelencia. Primera y única obra de la enigmática y reclusa Emily Brontë, narra la trágica e imposible historia de amor entre Catherine y Heathcliff. Catherine es hija del propietario de una casa solariega llamada Cumbres borrascosas, a donde un día éste lleva un niño abandonado, un pequeño salvaje de piel oscura y habla ininteligible del que sólo saben su nombre: Heathcliff. La irrupción de ese turbador personaje cambia para siempre la vida de la familia hasta extremos terroríficos.En contra del mito popular, Cumbres borrascosas es una de las historias de amor más subversivas y estremecedoras de todos los tiempos, un clásico de lectura inagotable.

La autora:

Emily Brontë (Thornton, Yorkshire, 30 de julio de 1818 - Haworth, Yorkshire, 19 de diciembre de 1848) fue una escritora británica. Su obra más importante es la novela Cumbres borrascosas, publicada en 1847 y considerada un clásico de la literatura inglesa. En 1820 la familia se trasladó a Haworth, donde su padre fue nombrado párroco (anglicano). Su madre murió el 21 de septiembre de 1821 y, en agosto de 1824, Charlotte y Emily fueron enviadas con sus hermanas mayores, María y Elizabeth, al colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge (Lancashire), donde cayeron enfermas de tuberculosis. En este colegio se inspiró Charlotte Brontë para describir el siniestro colegio Lowood que aparece en su novela Jane Eyre. María y Elizabeth volvieron enfermas a Haworth y murieron de tuberculosis en 1825. Por este motivo, y por las pésimas condiciones del colegio, la familia sacó a Charlotte y a Emily del internado. En 1846, Charlotte descubrió por casualidad las poesías que escribía su hermana Emily. Las tres hermanas Brontë decidieron entonces publicar un libro de poesía conjunto. Para evitar los prejuicios sobre las mujeres escritoras, las tres utilizaron seudónimos masculinos (los nombres que usaron fueron Currer Bell, Ellis Bell y Acton Bell). En 1846 se publicó Cumbres borrascosas, que se ha convertido en un clásico de la literatura inglesa a pesar de que inicialmente, debido a su innovadora estructura, desconcertó a los críticos. Al igual que la de sus hermanas, la salud de Emily fue siempre muy delicada. Murió el 19 de diciembre de 1848 de tuberculosis a la temprana edad de 30 años, tras haber contraído un resfriado en septiembre en el funeral de su hermano. Fue enterrada en la iglesia de San Miguel de Todos los Santos en Haworth, West Yorkshire, Inglaterra. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

Cumbres Borrascosas es una de esas novelas que no puede faltar en la biblioteca de ningún lector. Totalmente revolucionaria para su época, y más saliendo de la pluma de una mujer, aunque en su momento fue un libro que pasó más o menos desapercibido para la crítica ya que resultaba desconcertante y un tanto escandaloso (y eso que en un principio Emily Brontë lo publicó bajo seudónimo masculino), con el paso del tiempo llegó a convertirse en lo que es hoy en día: un verdadero clásico de la literatura


En Cumbre Borrascosas, Emily Brontë nos cuenta la historia de Heathcliff y Catherine, que se conocen siendo niños cuando el primero es recogido por el padre de Catherine en su casa, conocida como Cumbres Borrascosas, cuando quedó huérfano. Ambos niños crecen siendo compañeros inseparables mientras que el hermano de Catherine, Hindley odia a Heathcliff con todas sus fuerzas. Años después y tras un accidente fortuito, Catherine se verá obligada a pasar una larga temporada en casa de los Linton, la otra familia adinerada de la zona. Pero cuando Catherine vuelva a Cumbres Borrascosas no será la misma adolescente que correteaba con Heathcliff, sino que vuelve convertida en una señorita caprichosa a la que solo preocupan los lujos y la posición social. Por eso se casará con el heredero Linton, aunque esté locamente enamorada de Heathcliff y sepa que su amor es correspondido por este; pero sabe que Heathcliff no puede ofrecerle la vida de lujos y alta posición que ella busca. Esta decisión marcará el devenir no sólo de sus vidas, sino de aquellos que nacerán después y que arrastrarán las pasiones y los odios de sus padres. 




Aunque Cumbres Borrascosas siempre se ha encuadrado como una novela romántica, y es cierto que encierra una gran historia de amor en sus páginas, también es cierto que se trata de una novela trágica y desgarradora, donde todas las pasiones y los sentimientos están a flor de piel. Se trata de un libro que venía a revolucionar lo que hasta ese momento se venía escribiendo dentro de la novela romántica, donde las protagonistas femeninas venían siendo personajes débiles que necesitaban del hombre para pensar y se movían casi siempre por sentimientos nobles, mientras que los protagonistas masculinos eran hombres revestidos de un halo de heroicidad que deslumbraban casi siempre a la damisela en apuros. Y de repente, en esta novela nos encontramos con unos protagonistas que representan la antítesis de todo esto. Pasamos de una novela romántica donde todo irradia luz a esta novela donde todo es abrupto, oscuro y opresivo




Ambientada en la Inglaterra del S. XIX y contada en gran parte en forma de racconto, está escrita con un gran estilo descriptivo, en el que la autora nos hace adentrarnos de lleno en ese asfixiante mundo donde los personajes solo alcanzan cumbres escarpadas y tortuosas en sus sentimientos, sin llegar a tener casi ningún momento de paz; Emily Brontë fue capaz de trazar una trama sumamente compleja de sentimientos encontrados entre todos y cada uno de los personajes y mimetizarlos de forma magistral con el decorado que los rodea. Se trata de una novela donde todo es duro, difícil y tortuoso y la autora nos lo transmite no sólo a través de los protagonistas sino también a través de todo aquello que los rodea. Ya el nombre de la casa, escenario principal de la obra y que da nombre a la misma "Cumbres Borrascosas" nos indica lo que nos vamos a encontrar una vez abramos la puerta, un lugar donde es difícil que la luz se abra camino. 


Si la ambientación es magistral, los personajes son un auténtico lujo en esta novela. Que Emily Brontë fuera capaz de dar un papel principal en su obra a unos personajes atormentados y que para la época no fueran el ideal del romanticismo fue un verdadero ejercicio de audacia. Aunque la novela se alarga lo suficiente para que veamos pasar por sus páginas a tres generaciones (en realidad tienen más protagonismo dos, pero hay una tercera que también aparece) serán dos personajes los que realmente llevan el peso de la novela: Catherine y Heathcliff. Y ambos son personajes completamente atípicos para una novela romántica (a día de hoy, lo siguen siendo). Catherine se convierte en una mujer realmente odiosa, que ni come ni deja comer a la que no le importa pasar por encima de quién sea con tal de conseguir sus propósitos, y el personaje de Heathcliff es el de un hombre atormentado, el de un hombre que ha sido maltratado y que pasa a convertirse en un tirano que no deja respirar a nadie que se encuentra a su alrededor. Estos dos personajes son las dos caras de una misma moneda, que representan una dependencia absoluta el uno del otro, una relación insana y destructiva que no solo puede acabar con ellos sino que pasa como un auténtico ciclón arrasando todo aquello con lo que se encuentra. 




Cumbres Borrascosas es de esos títulos que, a priori muchos lectores pueden pensar que no van disfrutar porque el género de novela romántica no entra dentro de sus habituales. Pues sólo me queda decirles que dentro de la novela romántica hay muchos tipos (yo no soy una gran asidua, pero he de reconocer que hay algunas novelas con las que he disfrutado mucho) y además, Cumbres Borrascosas ha trascendido ya cualquier clasificación por género para convertirse en una novela atemporal, intensa y tremendamente apasionante y apasionada. Emily Brontë sólo publicó esta novela, y si fue capaz de escribir este libro enorme, no sé donde habría sido capaz de llegar. 

Aquí os dejo un vídeo de la adaptación cinematográfica que se realizó en 1992 de la novela protagonizada por Ralph Fiennes y Juliette Binoche: Cumbres Borrascosas (1992)




8 comentarios:

  1. Lo tengo entre mis pendientes hace tanto... Pero tanto....Vamos a ver si me animo a sacarlo de la lista...

    ResponderEliminar
  2. Un clasicazo sin duda,yo también lo tengo pendiente de de leer.....espero que sea pronto
    Un beso y feliz verano!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que lo disfrutas muchísimo!!!
      Un beso y feliz verano para tí también!!!

      Eliminar
  3. No soy lectora habitual de clásicos pero este sí lo he leído. Como siempre que hace bastante que he leído algún libro me gusta recordarlo con tus reseñas. Coincido contigo en que es bastante más que un novela romática.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que este es uno de los que yo llamo "imprescindibles".
      Besos!!!

      Eliminar
  4. Un muy buen clásico. Lo leí el año pasado y me gustó bastante. En cuanto a los personajes, son un poco odiosos todos, xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí es donde creo que radica la fuerza y la novedad de esta novela, y sobre todo para la época en la que se escribió.
      Saludos!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...