UA-47860825-1 Los libros de Dánae: noviembre 2015 ranktrackr.net

Translate

martes, 24 de noviembre de 2015

El salto de Trafalgar.- Ernesto Rodríguez

Reseña El salto de Trafalgar.- Ernesto Rodríguez

Editorial: 120 pies Editores 
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-943924-4-3 (epub)     

Formato: Ebook

Sinopsis:

Trafalgar Martos es un profesor de lengua y literatura de instituto terriblemente deprimido que decide suicidarse. Tras su salto al vacío por el patio de luces de su edificio, se convierte en un viajero del espacio-tiempo que deberá aprender a moverse entre siete multiversos diferentes. En uno de ellos, España es un territorio británico vendido por Franco a Churchill a cambio de un plato de fish and chips. En otro, Catalunya es un estado libre asociado a la Unión Federal de Estados Ibéricos desde 1978. En todos esos mundos alternativos, Trafalgar tratará de conseguir un beso de Gala Caruso, la mujer que le da sentido a su vida.  El salto de Trafalgar es una novela llena de humor e ironía. Y es también un homenaje a Barcelona. (Sinopsis extraída de: 120 pies Editores).

El autor:

Ernesto Rodriguez (Barcelona, 1984) es licenciado en filología hispánica y profesor de español. Compagina esta tarea con la de ilustrador y escritor. Su novela Wilfred y la perdición obtuvo en 2009 el premio para jóvenes escritores Valentín García Yebra. Es autor de las novelas gráficas Gael y la red de mentiras (Editorial Difusión) y La memoria invisible (Viaje a Bizancio Ediciones). (Biografía extraída de: 120 pies Editores).

Mi reseña:


Hoy os traigo la cuarta y última reseña que opta este año al Premio Guillermo de Baskerville 2015 organizado por la web literaria Libros Prohibidos, a la que quiero agradecer de nuevo su confianza, al contar por segundo año conmigo para formar parte del jurado de este concurso. Se trata de El salto de Trafalgar de Ernesto Rodríguez, una novela difícil de clasificar, divertida y arriesgada que desconcierta y entretiene a partes iguales.

Barcelona
Trafalgar Martos es un profesor de secundaria que, harto de su existencia gris y anodina, decide acabar con todo y saltar por la ventana. Pero con lo que Trafalgar no cuenta es con los tendederos de sus vecinos ni con el cambio que, a partir de este momento va a sufrir su vida, o para ser más exactos, sus vidas, pues Trafalgar comienza un extraño viaje a través de diversas existencias paralelas, a través de un multiverso en el que cada Trafalgar tiene una vida diferente. Aunque al principio solo el desconcierto imperará en él, pasados los días, Trafalgar se dará cuenta de que tiene la oportunidad de arreglar errores del pasado así como construir un futuro que, en otras circunstancias le parecía imposible de alcanzar.



El salto de Trafalgar es una novela que, a priori, desconcierta al lector pues la estructura narrativa elegida por Ernesto Rodríguez puede resultar extraña y ser costosa de seguir al principio, aunque conforme se va avanzando en la lectura, te vas acostumbrando para, finalmente descubrir que esa estructura loca y desconcertante es la más adecuada para esta obra. Se trata de un libro que, en líneas generales me ha gustado, me ha divertido y también puedo decir que en ocasiones me ha vuelto loca, pero también es cierto que me ha faltado algo, creo que le falta un punto de reflexión sobre la situación a la que se enfrenta el protagonista; al finalizar su lectura me ha dado la sensación de ver a un personaje enfrentado a algo tremendamente extraordinario que reacciona como si no fuera con él, como si pasara por allí. ¿Os imagináis que, después de un hecho luctuoso en vuestra vida, podéis ir saltando de realidad en realidad y en cada una sois una persona diferente?, pues eso es lo que le pasa a Trafalgar en esta novela. Y aunque es normal que al principio sea el desconcierto el sentimiento que predomine, después el protagonista comienza a tomar el control de la situación, comienza a dominar esos “saltos” para saber qué dirección tomar y aprovechar las situaciones que se le presentan, sacar ventaja y jugar sus cartas; y ahí es donde el objetivo que Trafalgar persigue se me queda corto.

Escrita bajo un estilo directo acompañado de una prosa coloquial y fresca, El salto de Trafalgar es una novela cuya lectura es un poco compleja al principio por la estructura que presenta, ya que los saltos temporales y de lugar son constantes, pero una vez nos acostumbramos a ellos, esa dificultad inicial se vence. La novela no está dividida en capítulos propiamente dichos; se estructura en las diferentes realidades de Trafalgar que Ernesto Rodríguez nos presenta (siete en total), y que podemos ir diferenciando por el número que presenta cada uno de los capítulos que vamos a encontrar, que se suceden de forma rápida y que presentan una extensión bastante corta, lo que ayuda a dar la sensación de velocidad que impera en toda la novela. Utilizando la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que es conocedor de toda la información, tanto objetiva como subjetiva, que afecta a todos los personajes que forman parte de la novela, será a través de él como los iremos conociendo. En cuanto a las descripciones, Ernesto Rodríguez se extiende lo justo y necesario para situar al lector en el contexto de unas escenas que se desarrollan rápidamente, trasladando al lector la sensación de desasosiego a la que la mayoría del tiempo está sometido Trafalgar.

Gibraltar
En cuanto a los personajes, quizás es aquí donde, en mi opinión, el autor podría haber sacado más partido a la novela, haber exprimido las personalidades de los personajes, haberlos desarrollados más. He tenido la sensación, durante toda la lectura, de que me faltaba algo para poder conectar con los protagonistas. Trafalgar es un hombre corriente, enfrentado a una vida gris y anodina que de repente se ve abocado a una situación extraordinaria, y aquí es donde, personalmente, he echado de menos que sufriera una mayor transformación interior. Lo mismo pasa con los personajes que rodean a Trafalgar, que aún siendo los mismos en casi todas sus realidades, lo cierto es que van adoptando distintos roles en cada una de estas, y aunque ellos no son conscientes de los saltos que Trafalgar va dando dentro del multiverso, y viven ignorando la existencia de sus “yo” alternativos, creo que no hay una diferencia sustancial entre ellos, pese a que las circunstancias que les rodean son, en muchos casos, completamente distintas. Un personaje que me ha parecido interesante y creo que hubiera necesitado más espacio en la novela es el Miguel Tasot, otro “viajero del multiverso” como Trafalgar, que se erige en una especie de Virgilio o guía para este último, y que cuando aparece, lo hace de forma brillante.



El salto de Trafalgar de Ernesto Rodríguez es una de esas novelas que, como he dicho al principio desconciertan al lector, entretenida y cuya lectura se ha de enfrentar con la mente abierta. Una obra que su autor ha abordado desde una perspectiva arriesgada y que llega al lector de una forma muy personal. Personalmente, me han faltado cosas para poder disfrutarla plenamente pero también me ha hecho pasar buenos ratos, en resumen, un libro por el que también me he ido moviendo en distintas realidades.




miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cicatriz.- Juan Gómez- Jurado

Reseña Cicatriz Juan Gómez- Jurado

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-666-5799-0     
Formato: Papel

Sinopsis:

<<Ediciones B solicita y pide, que para proteger la experiencia completa de lectura de "Cicatriz" de Juan Gómez- Jurado, no se publique contenido que pueda adelantar o avanzar la trama>>.

El autor:

Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977) es periodista. Ha pasado por las redacciones de algunos de los principales medios españoles. Sus novelas (Espía de Dios, Contrato con Dios, El emblema del traidor, La leyenda del ladrón y, la más reciente, El paciente) se publican en más de cuarenta países, se han convertido en best sellers mundiales y han conquistado a millones de lectores. En Hollywood hay planes para adaptar varias de ellas a la gran pantalla. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de la última novela publicada por Juan Gómez- Jurado, y que llega hoy a las librerías, Cicatriz, que he tenido la oportunidad de leer unos días antes de su lanzamiento gracias a Ediciones B, que me hizo llegar la edición no venal de la obra. Un thriller que mantiene la tensión desde la primera hasta la última de sus páginas, que literalmente vuelan entre las manos del lector.

Como he puesto en el apartado de la sinopsis, la editorial solicita a los blogs que no publiquemos la sinopsis de la novela para que la experiencia con la lectura sea completa, así que la reseña de hoy es un poco diferente, como podéis ver, pero solo en este sentido, en todo lo demás va a ser como siempre.

Chicago
Cuando comienzas a leer Cicatriz ya te das cuenta de que la novela te va a enganchar, y vaya si lo hace. Juan Gómez- Jurado tiene una capacidad enorme para hacer que el lector caiga en sus redes rápidamente y no sea capaz de escapar hasta que no termina la novela. No es el primer libro que leo del autor (en el blog podéis encontrar todas las reseñas de Juan Gómez- Jurado aquí) y todos los he disfrutado muchísimo, y con Cicatriz lo vuelvo a hacer. El autor se adentra en mundos oscuros y violentos, que muestran la peor cara del ser humano, y las consecuencias, tanto directas como indirectas que los comportamientos violentos de los hombres tienen en otras personas. En este libro, lo que observamos, entre otras cosas, son los daños colaterales de la violencia desmedida, el “efecto mariposa” de la teoría del caos (“el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo).



Montes Urales
Escrita con un estilo directo, que se apoya en una prosa clara y contundente, Cicatriz mantiene un ritmo rápido y ágil durante toda la lectura, consiguiendo que el lector, en algunos momentos, se sorprenda a sí mismo conteniendo la respiración. Juan Gómez- Jurado utiliza dos tipos de narradores a lo largo de la novela: un narrador protagonista que se expresa en primera persona a través del personaje protagonista, cambiando a un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona cuando el autor pasa a contarnos las tramas protagonizadas por otros personajes que tienen un peso muy importante en la historia de la novela. En cuanto a lo referente al hilo temporal que sigue la obra, encontramos que los flashbacks o analepsis son frecuentes; de hecho la novela comienza in extrema res para después volver atrás en el tiempo, y desde ahí retomar un hilo temporal más o menos lineal (esto en lo que respecta a la trama principal de la novela), utilizando los flashbacks para hacernos conocedores de los hechos que afectaron a los personajes principales de la novela y que les llevan a actuar como lo hacen en el momento actual. Con unas escenas muy bien construidas a través de diálogos bien desarrollados, las descripciones son concisas y precisas, construyendo todo ello una novela adictiva que mete de lleno al lector en su trama.

En cuanto a los personajes (no voy a dar información muy precisa para no desvelar demasiado), bien perfilados y dibujados dentro de la novela, encontramos que no son personajes típicos, sino que están llenos de recovecos donde se instala la oscuridad; en algunos casos arrastran traumas del pasado, infancias complejas y complicadas, enfrentados a la violencia desmedida y sin sentido, o bien sufriendo en silencio a través de puertas cerradas malos tratos y borracheras a los que se añade el acoso en la escuela. Pero en otros, caen en la otra parte de la línea, son los que causan el daño, sin motivo aparente, la maldad por la maldad, causar daño porque sí, por el simple hecho de poder hacerlo, con el dinero y el poder como único objetivo.



Así que, llegados a este punto, lo único que me queda por decirte es que corras a tu librería (o pinches en el enlace que tienes más abajo) y te hagas con tu ejemplar de Cicatriz de Juan Gómez- Jurado, un libro que no te decepcionará y con el que te darás cuenta que nunca conoces del todo a las personas que te rodean.




A continuación os dejo el enlace del vídeo promocional de la novela: CICATRIZ- El libro del año para los lectores


sábado, 14 de noviembre de 2015

Coburn.- Pablo García Naranjo

Reseña Coburn.- Pablo García Naranjo

Editorial: Tyrannosaurus Books
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-944254-3-1    
Formato: Rústica sin solapas

Sinopsis:

Coburn es un asesino a sueldo. Un nombre en una agenda, una pistola con un precio en un mundo donde nadie hace preguntas. No tiene más amo que el dinero y un código que le ha permitido llegar a los cincuenta vivo. Traicionado por un jefe del hampa neoyorkino, debe huir con quince mil dólares, una promesa y la foto de una chica desaparecida en el bolsillo. Dennis Buchinski es un policía corrupto de Los Ángeles sumergido en el negocio de las snuff movies. Cuenta el dinero manchado en sangre y semen con la esperanza de salir de la ciudad y olvidar sus pecados. (Sinopsis extraída de: Tyrannosaurus Books).

El autor:

Pablo García Naranjo (Sabadell, 1979) ha publicado relatos en diversas antologías con las editoriales Tyrannosaurus Books, Kelonia y La Pastilla Roja ediciones. Laguna Negra fue su primera novela y desde entonces ha seguido publicando, entre sus textos más recientes destaca la novela de ciencia ficción distópica El hombre spam que escribió bajo el psudónimo de Talbot Torrance. (Biografía extraída de: Tyrannosaurus Books).

Mi reseña:


La tercera reseña que os traigo del Premio Guillermo de Baskerville 2015 organizado, como ya sabéis, por la web literaria Libros Prohibidos, está dedicada a una novela negra que me ha sorprendido muy gratamente, Coburn de Pablo García Naranjo. Una obra que se empapa y nos traslada a las películas de acción (con personajes atormentados como protagonistas) americanas de los setenta.

Coburn es un asesino a sueldo que, ya entrado en la cincuentena, está cansado de su modo de vida; ansía terminar el último trabajo que le han encargado y retirarse. Sin embargo, pese a que él siempre cumple con su palabra, trabajar de forma limpia y rápida, esta vez el encargo no terminará como Coburn espera. En medio de su huída, se cruzará una mujer que le pedirá un favor: que encuentre a su hija desaparecida en Los Ángeles. Y con la foto de la joven, quince mil dólares en el bolsillo y su cabeza en peligro, Coburn se adentrará en un sórdido mundo donde pornografía, policías corruptos y drogas están peligrosamente unidos, y donde tendrá que elegir entre una huída hacia delante o poner su vida en peligro por cumplir una promesa a una mujer desesperada.



Los que sois asiduos a leer reseñas en mi blog sabéis que soy muy aficionada a la novela negra (y a los que os pasáis por primera vez, pues ya os habéis enterado) así que cuando vi que entraba a concurso una obra que pertenecía al género, me alegré; y os puedo decir que no me ha decepcionado en absoluto, sino todo lo contrario, me ha parecido una novela realmente buena, que consigue engancharte desde la primera página y mantiene el interés hasta el final. Planteada de una forma muy “cinematográfica”, Coburn nos adentra en un universo realmente crudo, donde se van a entremezclar las “snuff- movies” con la corrupción policial, las drogas… Pablo García Naranjo plantea en su obra un cambio de roles, pues aquí los policías, que son los que deben velar por la seguridad, han cruzado la línea por dinero, sin importarles las vidas que se destrozan. Y enfrente encontramos a un asesino a sueldo que demostrará tener conciencia y no dudará en poner su propia piel en peligro con tal de cumplir una promesa (aunque haya recibido dinero a cambio).

Coburn es una novela escrita con un estilo directo, en la que Pablo García Naranjo utiliza una prosa clara, cruda y sin medias tintas, dotando a toda la obra de mayor dureza. A todo esto se une una ambientación, como he dicho antes, muy “cinematográfica”, pues durante toda la novela el lector tiene la sensación de estar sumergido en una película americana de los setenta (esos largometrajes protagonizados por Clint Eastwood o Charles Bronson cuyos personajes bordeaban el margen de la ley), con ritmo rápido que en ocasiones se vuelve frenético, y hay que decir que esa ambientación está muy bien conseguida, tanto por las descripciones que son concisas y ayudan a entrar de lleno en la novela, como por las escenas recreadas a través de unos diálogos que en la mayoría de las ocasiones parecen traducidos del inglés, pues Pablo García Naranjo ha intentado utilizar unas expresiones más “americanas” para lograr un mayor efecto en la novela. El narrador utilizado en Coburn es el omnisciente, que se expresa en tercera persona y que es conocedor de todo aquello que acontece en la novela, sabe toda la información tanto objetiva como subjetiva que afecta a los personajes del libro, y es a través de él como la conocemos. La trama principal de Coburn, que constituye también su historia, pues en este libro no vamos a encontrar subtramas que se desarrollen de formen paralela, se desarrolla en un hilo temporal lineal, sin saltos temporales hacia el futuro o hacia el pasado. Lo único que he echado en falta en Coburn ha sido un poco más de desarrollo en la parte central de la novela, en mi opinión la investigación que el protagonista lleva a cabo cuando llega a Los Ángeles se queda demasiado corta, todo se resuelve de forma muy simple y creo que ahí Pablo García Naranjo podría haber sacado mucho más partido a la novela.



En cuanto a los personajes, Pablo García Naranjo nos ofrece en esta novela un verdadero abanico de tipos duros que se manejan en los bajos fondos casi sin inmutarse, acostumbrados a rodearse de lo peor de la sociedad y cuya única motivación es el dinero. Sin embargo, en medio de toda esa podredumbre moral encontramos a Coburn, un asesino profesional cansado de la vida que lleva, que sigue trabajando con una metodología fría pero que quiere retirarse del negocio, y que pese a todos los años que lleva deshaciéndose de los que molestan a otros, sigue teniendo conciencia; Coburn no puede mirar hacia otro lado cuando tiene delante a una madre desesperada ante la llamada de auxilio de su hija en medio de la noche. Sin embargo, la otra cara de la moneda son los policías corruptos que se llenan los bolsillos con el sufrimiento de jóvenes que llegaron a la gran ciudad persiguiendo un sueño; policías que vuelven a sus casas y abrazan a sus esposas y arropan a sus hijos como si sus manos no estuvieran manchadas de sangre inocente. En Coburn, los personajes vienen llenos de matices, aunque estos a veces sean sutiles; todos han tenido ocasión de elegir, si están en un lado u otro es por decisión propia, no por azar. Pablo García Naranjo nos da a conocer a un protagonista atípico, con el que el lector sabe que no debería simpatizar, pues colecciona muertos a su espalda, pero que irremediablemente consigue empatizar con él.



¿Recomiendo la lectura de Coburn?, mi respuesta es sí, porque proporciona unos muy buenos ratos de lectura y nos acerca de nuevo a esos antihéroes del cine y la literatura que, con métodos poco ortodoxos y  sí muy discutibles se convierten casi en la única esperanza de un género humano que se conduce sin rumbo hacia no sabemos muy bien donde.






sábado, 7 de noviembre de 2015

El último libro de Emma Olsen.- Berta Dávila

Reseña El último libro de Emma Olsen.- Berta Dávila

Editorial: Mar Maior    
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-9865-597-1    
Formato: Rústica/ Tapa blanda

Sinopsis

Emma Olsen afronta sus últimos meses de vida y sabe que la muerte no tardará en llegarle. Mas Emma Olsen es escritora, y decide dedicar el tiempo que le resta a terminar una novela que no es exactamente una novela, sino una crónica en primera persona de los años más importantes de su vida, los del final de la adolescencia. Escribe para revelarnos una historia de secretos escondidos durante mucho tiempo. Y para eso regresa a faith, la pequeña ciudad perdida del Medio Oeste norteamericano en la que nació, un lugar en el que parece no acontecer nada interesante pero que oculta un universo de mentiras y conflictos entre sus pocos y singulares habitantes. (Sinopsis extraída de: Mar Maior).

La autora:

Berta Dávila (Santiago de Compostela, 1987) es novelista y poeta. Ha publicado los libros de poemas Corpo baleiro (2007), Dentro (Premio Avelina Valladares 2008) y Raíz da Fenda (2013). Este último fue merecedor del Premio Nacional de la Crítica española 2013, Premio de la AELG 2013 y Premio Johán Carballeira de poesía. En el campo de la narrativa se inició con la novela Bailarei sobre a túa tumba (Premio Biblos de novela 2008 y traducida al español como Bailaré sobre tu tumba), a la que siguió el libro de relatos A arte do fracaso (traducido al español como El arte del fracaso y, también, al japonés). En 2013 recibió el Premio de Narrativa Breve Repsol por El último libro de Emma Olsen, editada en su versión original en gallego por Galaxia a finales del mismo año. También obtuvo el premio Ánxel Casal al mejor libro de ficción 2013 y  alcanzó varias reediciones en poco tiempo. En el 2014 fue escogida por la Asociación Gallega de Editores como mejor autora del año anterior. Su continuidad en la literatura augura un futuro prometedor para esta joven que es una de las nuevas voces de la narrativa gallega actual con una trayectoria  reconocida con diversos premios. Se adentra ahora en el panorama editorial español con esta intensa novela de secretos nunca desvelados. (Biografía extraída de: Mar Maior).

Mi reseña:


La reseña de hoy está dedicada a la segunda novela que he leído de las cuatro que entran a concurso en el Premio Guillermo de Baskerville 2015 organizado por la web literaria Libros Prohibidos. Aunque más que novela, podría decir que se trata de una nouvelle, ya que se trata de un libro de una extensión no muy larga (unas escasas 100 páginas), contiene una intensidad emocional tal que ya os puedo avanzar que su autora, Berta Dávila, no se ha dejado nada en el tintero. Hoy os traigo mis impresiones sobre El último libro de Emma Olsen.

El último libro de Emma Olsen nos narra la historia de Emma Olsen, una escritora de éxito que se encuentra frente a los últimos meses de su vida. Enferma terminal, Emma se retira a su pueblo natal, que abandonó años atrás para trasladarse a Nueva York, a escribir el que será su último libro; y será una obra muy especial, pues en ella hablará de su propia vida, y descubrirá los secretos que no ha revelado a nadie, y sobre todo, relatará la relación especial que la unió a Clarissa, su amiga desde la niñez; una relación de amistad que la ha marcado para siempre, y que estuvo marcada por la necesidad de huir de Faith, el pueblo en el que nacieron, un lugar donde parece que nunca ocurre nada, pero que sin embargo esconde grandes secretos y mentiras.



Esta obra de Berta Dávila es uno de esos libros que se cruzan en tu vida por casualidad y que te proporcionan unos momentos de lectura realmente magníficos. El último libro de Emma Olsen es una obra intimista, que te sumerge de lleno en una atmósfera en la que lector y autora crean una comunión entre ambos que comienza en la primera línea de la obra y no se rompe hasta la última. En este libro la presencia de la muerte es constante, pero no desde la perspectiva física, pues aunque la propia Emma es consciente de que su final es próximo y no evita decirlo claramente, las referencias que se hacen a la muerte son más como una vía de escape a un lugar que a la protagonista y a su mejor amiga se les antoja asfixiante, anclado en el pasado y sin oportunidad de avance; para ellas, Faith (el pueblo que las vio nacer y en el que pasan su infancia y adolescencia) es un lugar lleno de hipocresía, donde las apariencias se han de mantener pese a quien pese, donde los prejuicios se mantienen generación tras generación, y donde el tiempo parece haberse quedado detenido, como las viejas vías del tren que atraviesan el lugar, testimonio del antiguo avance del lugar que se ha ido diluyendo. Sin embargo, será a ese mismo lugar del que Emma lucha con toda sus fuerzas por salir en su juventud al que vuelve cuando es consciente de que se enfrenta a sus últimos días. Una paradoja de la vida, pues parece que luchamos por huir de un sitio cuando pensamos que tenemos toda la existencia por delante, y sin embargo, cuando la vida nos golpea duramente, la lucha se torna intestina, pero por desandar el camino recorrido y volver al punto de partida, a ese lugar que nos proporciona la seguridad necesaria para enfrentarnos a los momentos más duros.

Despegue del Challenger (1986)
Escrita con un estilo indirecto y una prosa cuidada, casi poética, El último libro de Emma Olsen proporciona, en conjunto, una lectura placentera que invita al lector a disfrutar de forma pausada de la obra. En este libro no encontramos un solo diálogo (de ahí ese estilo indirecto que he nombrado anteriormente), pero aunque a priori esto pueda hacer pensar al lector que las escenas queden diluidas o peor construidas, nada más lejos de la realidad; Berta Dávila construye unas escenas bellísimas, cargadas de simbolismo e intimidad entre los personajes que protagonizan la obra. A esto ayuda unas descripciones que, sin ser excesivas, permiten que nos traslademos a Faith, ese pueblo que parece detenido en el tiempo, con sus casas adosadas rodeadas de césped, veranos interminables, ese pueblo donde todos los vecinos se conocen y conocen lo que ocultan. La autora ha recurrido a la figura de un narrador protagonista que se expresa en primera persona, a través de la voz de Emma; El último libro de Emma Olsen está escrito en forma de autobiografía, Berta Dávila desaparece por completo de la narración dejando que su espacio sea ocupado por Emma, y realmente lo consigue; algo que quiero remarcar aquí pues me ha parecido un recurso original y que la autora ha manejado muy bien son las supuestas notas del editor que aparecen a lo largo del libro, y que en realidad forman parte de la propia novela, están creadas por la autora para aumentar la sensación del lector de que se encuentra ante una verdadera autobiografía. El libro comienza in extrema res mediante una de esas “nota del editor” que he comentado, para continuar después con la propia historia de Emma, que comienza en el momento actual de su vida pero que irá dando saltos en el tiempo para narrarnos los acontecimientos más importantes que han ocurrido a lo largo de su existencia.

Fotografía de Miguel Iglesias

Al hablar de los personajes, hay que reconocer que Berta Dávila sabe dotar de una enorme profundidad a los personajes que protagonizan El último libro de Emma Olsen. Y lo hace sin pararse a realizar grandes descripciones; más bien proporciona sutiles pinceladas que fueron prendiéndose en la memoria de la propia Emma, siendo a través de ella como iremos conociéndolos a todos. En muchas ocasiones podemos deducir la relación que esconden dos personajes por el roce de dos manos, dos palabras cruzadas en un supermercado o una promesa realizada al borde un lago… Aunque a Emma la conocemos como una mujer que ha conocido el éxito y que, enferma, vuelve al pueblo en el que creció para pasar sus últimos días y escribir sus memorias para legar a sus lectores su libro más personal, en realidad, lo que busca es expiar una culpa que le ha acompañado durante décadas, atenazando su alma hasta límites insospechados. Emma siente que antes de morir ha de contar lo que durante tantos años ha callado, cree que deber reconciliarse, de alguna manera con Clarissa, siente que falló a aquella promesa infantil que se hicieron, aquel juramento que parecía unirlas para siempre pero que de alguna manera se volvió un trampa para ambas.



Personalmente, mi recomendación sobre la lectura de El último libro de Emma Olsen es absoluta. Se trata de esos libros que llegan a tus manos casi por una casualidad, y se convierten en los mejores descubrimientos que puedes hacer. Una obra que habla de una época de la vida llena de incertidumbre y dudas, en la que las decisiones que tomas pueden marcar tu vida; un momento en el que comienzas a escribir las primeras páginas del libro de tu vida, unas páginas que después ya no puedes borrar.



A continuación os dejo el booktrailer de la novela: