UA-47860825-1 Los libros de Dánae: octubre 2016 ranktrackr.net

Translate

sábado, 29 de octubre de 2016

La vida que nos lleva.- Cheryl Strayed

Reseña La vida que nos lleva.- Cheryl Strayed

Editorial: Roca Editorial
Año de edición: 2016
ISBN: 9788416498185
Formato: Papel

Sinopsis:

Teresa se casó en Minnesota de adolescente, al quedarse embarazada, pero pronto huyó de ese matrimonio. Ahora tiene una nueva vida con sus hijos, Claire -una estudiante brillante, responsable y madura- y Joshua -un inquieto chico de diecisiete años-, y vive feliz con el padrastro de estos, Bruce. Su amor les une, son una gran familia, y hacen juntos todo lo posible para llegar a final de mes de una manera digna. Pero el destino les brinda una nueva adversidad: a Teresa, con solo treinta y ocho años, se le diagnostica un cáncer terminal, y se le notifica que le quedan pocas semanas de vida. A partir de aquí, el futuro de todos ellos empieza a desmoronarse y comienzan a distanciarse, mientras la imagen del rostro moribundo de Teresa impregna su día a día y les recuerda cómo la vida puede cambiar en cuestión de segundos. (Sinopsis extraída de: Roca Editorial).


La autora:

Cheryl Strayed nació en Pennsylvania, la mediana de tres hermanos y fue a las universidades de St. Thomas y Minessotta donde se licenció con Cum Laude de dos especialidades: literatura inglesa y estudios femeninos. Trabajó como camarera, en campañas políticas, administrativa y técnico sanitario en una ambulancia. Además de Salvaje, Strayed ha publicado dos Novelas, artículos en medios como The Washington Post Magazine, The New York Times Magazine, Vogue y Allure entre otros, y una popular columna de consejos sentimentales sui generis llamada «Dear Sugar» en la web The Rumpus. (Biografía extraída de: Roca Editorial).


Mi reseña:

Hoy traigo al blog la reseña de una novela que acabé hace unos días y que he dejado reposar antes de contaros mis impresiones sobre ella. Se trata de La vida que nos lleva de Cheryl Strayed, una historia dura pero al mismo tiempo llena de fuerza; un libro cargado de sentimientos que sacuden al lector hasta lo más profundo de su ser. Cuando Roca Editorial me envío un ejemplar de la novela para su lectura y reseña no estaba del todo segura sobre si podría enfrentarme a la temática sobre la que versa y disfrutar de su lectura, pero tras haberme sumergido en sus páginas, os puedo asegurar que ha valido la pena cada uno de los minutos que he invertido en este libro.

La vida que nos lleva nos presenta a Teresa Rae Wood y su familia. Teresa es madre de dos hijos, Claire, que estudia en la universidad y Joshua, todavía en el instituto; casada por segunda vez con Bruce, lleva una vida tranquila como camarera y locutora de radio en un pequeño pueblo de Minnesota. Sin embargo, todo salta por los aires cuando, a Teresa, a sus treinta y ocho años, se le diagnostica un cáncer terminal que acabará con su vida en pocas semanas. Tanto Teresa como su familia verán como todo el futuro que habían planeado se desintegra ante sus ojos, y a partir de este momento, cada uno de ellos tendrá que hacer frente a una situación para la que nadie, en ningún momento, está preparado.



Enfrentarte a la lectura de La vida que nos lleva no es fácil, os tengo que ser sincera, pues Cheryl Strayed no se anda con rodeos en esta novela, no disimula ante el lector todo el dolor, la rabia y el miedo que cualquiera siente ante esta enfermedad que hoy en día causa estragos. Pero también es cierto que no nos vamos a encontrar ante un libro que cae en el sentimentalismo y la sensiblería, todo lo contrario; la autora nos plantea este drama desde una perspectiva real, cruda y descarnada, como una radiografía de sentimientos sin buscar en ningún momento la lágrima fácil de quien está leyendo sus palabras. Los lectores podremos compartir con Teresa el miedo atroz y paralizante ante la peor noticia que puede recibir una persona, el terror ante la inmediatez del propio fin y el miedo más atroz si cabe que, como madre, siente ante la separación de los suyos; veremos y aunque nos sorprenda, llegaremos a entender, la reacción de unos hijos que no entienden que su madre pueda dejar de ser, de estar, así como la de un marido que no concibe la vida sin su compañera. Por desgracia, a todos nos ha tocado una situación así, más o menos cercana, y sabemos el miedo que invade la mente cuando has de enfrentarte a esto, cómo te paralizas y no te puedes mover aunque tu mente te grita a voces que corras, no importa a donde, pero que corras.

Escrita bajo un estilo directo que Cheryl Strayed acompaña de una prosa sencilla y cuidada, en La vida que nos lleva encontramos la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona, siendo conocedor de toda la información subjetiva y objetiva que afecta a los personajes de la novela, y siendo a través de él como los lectores la iremos conociendo. Siguiendo un hilo temporal lineal dentro de la trama principal, los saltos temporales son muy numerosos, pues vemos un gran número de flashbacks a través de los cuales Cheryl Strayed nos relata el pasado de los personajes, proporcionándonos datos que nos hacen entender su relación o sus actitudes en el presente. La vida que nos lleva contiene unas escenas que consiguen que el lector se introduzca en ellas gracias a unas buenas descripciones en las que el lector percibe que Cheryl Strayed nos “muestra” lo que rodea a los personajes y que se acompañan de unos muy buenos diálogos que consiguen ser naturales y no llegarnos forzados.



Los personajes de La vida que nos lleva están perfectamente perfilados dentro de la novela, Cheryl Strayed ha dotado a cada uno de ellos de una personalidad definida pero al mismo tiempo ha intentado alejarse de los tópicos que podrían esperarse, no ha buscado clichés sino humanizar a los protagonistas, crear personajes con los que los lectores nos podamos sentir identificados al tiempo que nos pone delante conductas que, a priori no entenderemos, pero que, ante situaciones límite nosotros mismos podríamos tener. Aunque en un principio la actitud del personaje de Joshua, el hijo menor, me pareció totalmente reprochable, después conseguí entender ciertas cosas que no deben caber en la mente de un chico de diecisiete años; algo parecido me pasó con el personaje de Bruce, aunque lo cierto es que de este me fui distanciando un poco a medida que iba avanzando en la lectura (a ver si coincidís conmigo cuando acabéis el libro). Si me tengo que decantar por un personaje, creo que me quedo con Claire, poco a poco me fue conquistando esta chica de diecinueve años que ha de crecer de golpe y hacerse cargo de una situación que, aunque al principio la supera, pronto se descubre como alguien capaz de hacer frente a la adversidad. Y por supuesto, no puedo olvidarme de Teresa, que estará presente siempre a lo largo de la novela, una mujer con un espíritu luchador y optimista.




La vida que nos lleva es una novela que nos habla de la desolación que deja en nuestra vida una pérdida y de cómo la vida, irremediablemente, continúa su curso después; Cheryl Strayed muestra en esta novela cómo la vida, que nos lleva, nunca detiene su curso. 


miércoles, 19 de octubre de 2016

El comisario Bordelli.- Marco Vichi

Reseña El comisario Bordelli.- Marco Vichi

Editorial: Duomo Ediciones
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-16634-13-2
Formato: Papel

Sinopsis:

Florencia, verano de 1963. El comisario Bordelli soporta el calor en una ciudad desierta por las vacaciones. La banal rutina veraniega se ve interrumpida por la aparición del cuerpo sin vida de una anciana señora en su villa del siglo XVII. Las circunstancias de la muerte y la autopsia realizada por Diotivede, el forense de con fianza y amigo de Bordelli, inducen a pensar que se trata de un crimen. El comisario, poco amante de las reglas y más partidario de seguir su propio código ético, inicia una investigación que le va poniendo en contacto con los familiares y personas que solían frecuentar a la víctima.
Con El comisario Bordelli, primera novela de esta serie ambientada en Florencia, Marco Vichi crea una original figura de investigador que continúa sus pesquisas en Muerte en Florencia y La fuerza del destino. (Sinopsis extraída de: Duomo Ediciones).

El autor:

Narrador y dramaturgo nacido en Florencia en 1957. Es célebre por el ciclo que protagoniza el comisario Bordelli. En España han aparecido El comisario Bordelli, Un asunto sucio y El recién llegado. En 2011, Duomo publicó Muerte en Florencia, novela galardonada con los premios Giorgio Scerbanenco (2009), Città di Rieti (2010) y Camaiore (2010). Su obra narrativa ha sido traducida a varios países Inglaterra, Estados Unidos, Alemania y Portugal. (Biografía extraída de: Duomo Ediciones).

Mi reseña:

Hoy os traigo al blog la reseña de El comisario Bordelli de Marco Vichi, la primera entrega de una trilogía protagonizada por un personaje muy particular y que podemos volver a disfrutar gracias a la reedición realizada por Duomo Ediciones, a quienes agradezco el envío del ejemplar para su lectura y reseña. El comisario Bordelli me ha parecido todo un acierto desde la primera página, un personaje original con el que los lectores realizamos un viaje hasta la Italia de los años sesenta, que todavía arrastra las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, sumida en una profunda crisis económica y social.  

Florencia
El comisario Bordelli es un inspector de la policía de Florencia que, en julio de 1963, se enfrenta a una ciudad ahogada por el calor y prácticamente desierta a causa de las vacaciones. Pero esta rutina estival se verá interrumpida por la aparición del cadáver de una acaudalada anciana en su enorme villa. Lo que, a priori, podría parecer una muerte natural, se tornará en homicidio tras la realización de la autopsia al cuerpo y la inspección de la escena. Las pesquisas realizadas por Bordelli, acompañado del joven Piras, irán descubriendo intereses ocultos en algunas personas, que podían ganar más con la anciana fallecida que con vida. 



La lectura de esta primera entrega de la trilogía de Marco Vichi ha sido un buen descubrimiento; meterme en el universo de El comisario Bordelli me ha permitido trasladarme, como os comento al principio de la reseña, a la Italia de los años sesenta, que todavía arrastraba como una losa las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, tanto económicas como sociales, íntimamente relacionadas ambas. Los lectores somos testigos de la enorme diferencia entre las clases sociales, ya que mientras unos pueden llevar unas vidas disolutas y despreocupadas gracias a una muy buena economía, otros han de recurrir a métodos poco ortodoxos para sobrevivir. Esta novela me ha parecido, además de una apuesta original dentro del género policíaco, una buena radiografía de la sociedad italiana de la época, en la que hay que prestar atención a los detalles que Marco Vichi nos va brindando a lo largo de sus páginas, pues en ocasiones, lo que puede parecer una frase banal perdida en medio de un diálogo nos puede dar grandes pistas. 

Escrita bajo un estilo directo que Marco Vichi acompaña de una prosa correcta y adecuada a la época en la que se ambienta la novela, en El comisario Bordelli encontramos la figura de un narrador omnisciente que es conocedor de toda la información, tanto subjetiva como objetiva, que afecta a los personajes de la novela; un narrador que se expresa en tercera persona y que tiende a explicar las escenas en lugar de mostrarlas al lector, lo que en ocasiones puede hacer algo menos entretenida la lectura en algunos párrafos por resultar algo abstractos. Aunque sigue un hilo temporal lineal, son frecuentes los flashbacks en los que Bordelli rememora pasajes de su pasado que han tenido una gran importancia en su vida, como algunas de sus vivencias durante la guerra, y que no resultan forzados en la historia sino que la dotan de interés. Con unas descripciones correctas que se acompañan de unos muy buenos diálogos en los que podemos observar que los personajes poseen una gran fuerza, Marco Vichi recrea unas muy buenas escenas que nos permiten a los lectores trasladarnos a los escenarios en los que estas tienen lugar, somos capaces de sentir el perenne calor que cae como una losa en las calles casi desiertas de una Florencia estival en pleno julio, casi podremos sentir el zumbido de las moscas y los mosquitos como si revolotearan a nuestro alrededor, o llegar a oler el constante humo de cigarrillo que persigue a Bordelli. 



En cuanto a los personajes, creo que aquí reside la fuerza de El comisario Bordelli, en el crisol de personajes que Marco Vichi nos va a ir presentando a lo largo de las páginas del libro. Empezando por el propio Bordelli, un comisario atípico para la época en la que se ambienta la novela, que sigue sus propios métodos de investigación y siguiendo por el particular grupo de amigos del que se rodea, entre los que vamos a encontrar algunos que van a conquistar al lector con su sentido del humor y su inocencia, no perdida pese a tener que moverse en mundos poco recomendables. Los personajes de Diotivede y Piras son los que acompañan más de cerca a Bordelli en su trabajo y complementan su personalidad. Personalmente, me ha gustado como consigue traspasar las páginas del libro la marcada personalidad italiana de cada uno de los personajes, no cuesta imaginar los gestos que podrían acompañar a los diálogos; Marco Vichi ha sabido dotar a unos secundarios, que personalmente me han parecido muy buenos, de ese carácter vivaracho y en ocasiones parlanchín y chulesco que vemos en las películas italianas de los sesenta. Me hubiera gustado ver más a los personajes femeninos, pues creo que hubieran aportado mucho a la trama, pero tanto Rosa como Elvira aparecen en pocas escenas, aunque lo hacen con fuerza, y espero que el autor las recupere en próximas entregas. 




El comisario Bordelli ha sido un gran descubrimiento, una lectura que recomiendo a los amantes del género policíaco, que disfrutarán conociendo a un protagonista carismático rodeado de secundarios que también nos conquistan al poseer una enorme personalidad; pero también creo que aquellos lectores que no os acercáis con frecuencia al género podéis disfrutar de esta novela que nos traslada a una Florencia desierta y sacudida por la muerte. 






miércoles, 12 de octubre de 2016

Tienes hasta las diez.- Francisco Castro

Reseña Tienes hasta las diez.- Francisco Castro

Editorial: Suma Editorial
Año de edición: 2016
ISBN: 9788483658963
Formato: Papel

Sinopsis:

Antonio no daba crédito al correo electrónico que acababa de llegarle... Era de su padre, fallecido el día anterior.

Así comienza Tienes hasta las 10, una emocionante historia de intriga y suspense en la que Francisco Castro construye una trama que contiene, a su vez, muchas historias diferentes. A través de correos electrónicos, cartas y otros tipos de pistas misteriosas y sorprendentes, el propio padre del protagonista después de muerto, o alguien que se hace pasar por él, va a forzarlo a investigar un suceso terrible del pasado que aún no ha sido resuelto.

Libros misteriosos, venganza desde el más allá, historias de amor que deben permanecer ocultas, todo un conjunto de tramas en una novela que recorre no solo la historia reciente de España y Galicia, sino también los corazones de los amantes que lo son de verdad. (Sinopsis extraída de: Megustaleer).

El autor:

Francisco Castro (Vigo, 1966) es escritor y editor. Ha publicado relatos eróticos, novelas históricas (como Memorial de infortunio), vivenciales (Generación Perdida)... Posee todos los grandes premios de la literatura gallega, entre otros, el Blanco Amor de Novela por Spam, que ganó en el año 2005, también traducida al italiano. Atesora premios de periodismo y su novela para niños Me llamaba Simbad, además de recibir múltiples reconocimientos en lengua gallega, entró en la Lista de Honor de IBBY 2012. El niño perro, escrita en colaboración con Fina Casalderrey, entró a formar parte, en 2012, de la colección de libros del Centro IBBY de Documentación para Niños con Dificultades Especiales de Oslo. Sus obras han sido traducidas al castellano, catalán, italiano, portugués y euskera. (Biografía extraída de: Megustaleer).

Mi reseña:

Hoy la reseña está dedicada a una novela que terminé hace unos días y que, aunque en líneas generales me ha gustado, me ha faltado algo para llegar a convertirse en una de esas lecturas que de verdad llegan a enganchar. Hoy os voy a contar mis impresiones sobre Tienes hasta las diez de Francisco Castro, cuyo ejemplar recibí para lectura y reseña gracias a la gentileza de Megustaleer, a quienes desde aquí les doy las gracias.

Tienes hasta las diez nos presenta a Antonio, quien está sumido en una profunda tristeza por la pérdida de su padre. Al día siguiente del entierro, Antonio recibe un misterioso correo electrónico firmado por su padre, algo que parece imposible; sin embargo, las palabras y las expresiones utilizadas solo eran conocidas por su progenitor, lo que hace que Antonio no pueda ignorar que lo ha recibido. Siguiendo las instrucciones que el escrito le indica, se introducirá en un laberinto de misteriosos mensajes, correos electrónicos, cartas y otras pistas que le llevarán a descubrir secretos del pasado y un terrible suceso que no debe quedar en el olvido. 



Tienes hasta las diez nos mete en una historia de aventuras y misterio con la que los lectores vamos a disfrutar, eso ya os lo digo; sin embargo, creo que, en mi opinión, Francisco Castro resuelve demasiado rápido los enigmas a los que se enfrenta el protagonista, me ha dado la sensación de que las respuestas estaban esperándole a la vuelta de la esquina, y en ocasiones ni yo misma he llegado a entender del todo bien el razonamiento que ha seguido Antonio para resolver los misterios que recibe de su padre. Entiendo que, por una parte el autor no haya querido caer en alargar las tramas o en complicarlas demasiado, pero en ocasiones, simplificar demasiado tampoco favorece; por otra parte, he disfrutado mucho esa parte en la que se refleja el enorme amor y la enorme admiración que siente Antonio por su padre, por su trabajo y su persona, por cómo defendió sus ideales en una época complicada al frente de un periódico, intentando ayudar a quienes él creía que luchaban por unas causas justas y al  mismo tiempo intentando no ser víctima de una censura que actúa como una guillotina limitando al máximo lo que hoy defendemos como un derecho indiscutible como es la libertad de expresión. Además, hay que destacar también el gran peso que los libros tienen dentro de la novela, pues el padre de Antonio era un enamorado de los libros, y estos van a tener un papel importante en la resolución de los enigmas, así que también hay toques de metaliteratura en Tienes hasta las diez.

Escrita bajo un estilo directo acompañada de una prosa cuidada pero al mismo tiempo sencilla, en Tienes hasta las diez Francisco Castro nos presenta la figura de un narrador protagonista que se expresa en primera persona a través de la voz de Antonio, contando de forma subjetiva todo aquello que acontece en la novela; será a través de él como los lectores conoceremos todo aquello que afecta tanto a él como al resto de los protagonistas del libro, y personalmente creo que elegir este narrador, en este caso, ha sido un acierto, ya que permite que los lectores lleguemos a sentir el amor que siente el hijo por el padre, su total admiración y cariño. Esta novela está escrita en un hilo temporal lineal y contiene pocos saltos temporales, solo algunos flashbacks que llevan a su protagonista a rememorar algún episodio de su pasado o las propias pistas que recibe para resolver los enigmas. Con unas buenas descripciones y unos diálogos correctos, Francisco Castro construye unas escenas que permiten al lector vivirlas junto a sus protagonistas. Quiero destacar que el giro final que el autor nos brinda me sorprendió bastante y para bien



En lo que afecta a los personajes, están bien perfilados dentro de la novela, quedan bien dibujados a través de la voz de Antonio. Creo que el personaje de Antonio padre, pese a no aparecer directamente, llega a resultar una parte fundamental de la novela, pues su hijo nos lo transmite con una fuerza enorme, personalmente es quien más me ha llegado pese a no ser un personaje “físico”. Antonio, el protagonista de la novela, me ha despertado sentimientos más encontrados, ya que por una parte me han gustado los sentimientos que transmite hacia su padre y el enorme compromiso que muestra hacia él decidiendo resolver los enigmas, pero por otra no he comprendido ciertos comportamientos en algunos momentos, me ha parecido que su actuación no era lógica y me ha descolocado bastante. En Tienes hasta las diez encontramos pocos personajes, pero como he dicho antes, todos bien perfilados, Francisco Castro ha sabido colocarlos en el lugar preciso dándoles el papel que les corresponde, por lo que ninguno de ellos da la sensación de estar ahí sin motivo. Antonio va a vivir todos los misterios que parecen en las páginas de la novela acompañado de Celia, su compañera en la editorial de la que él es propietario y a la que le une una estrecha relación. Además, los lectores seremos testigos de la tensa relación que mantiene con su madre, una mujer con unas ideas totalmente contrarias a las suyas. También en lo referente a los personajes nos vamos a encontrar con sorpresas inesperadas que van a proporcionar giros en las tramas. 



En líneas generales, Tienes hasta las diez ha sido una novela cuya lectura me ha entretenido, que leí casi en un suspiro y, en la que además de adentrarme en una serie de misterios y enigmas que resolver junto a su protagonista, Francisco Castro me ha brindado la oportunidad de ser testigo del enorme amor entre un padre y un hijo, que perdura más allá del tiempo. 




jueves, 6 de octubre de 2016

Banderizos.- José Manuel Aparicio

Reseña Banderizos.- José Manuel Aparicio

Editorial: Roca Editorial
Año de edición: 2016
ISBN: 9788416498178 
Formato: Papel

Sinopsis:

A finales de la Edad Media en el Reino de Castilla, la violencia y la muerte forman parte del día a día. Las casas de Salazar y Velasco llevan enfrentadas doscientos años por el control comercial de los accesos de la meseta a los puertos cantábricos. El vizcaíno Lope García de Salazar, cuarto señor de su linaje, fracasa en su intento de treguas con su enemigo Pedro Fernández de Velasco, un adversario muy superior y de gran influencia en la Corte, perteneciente al linaje más poderoso de todos los reinos peninsulares.
La entrada de Pedro Fernández con soldados en el Señorío de Vizcaya, desde Burgos, desata las intrigas entre los demás señores, que deberán decidir a qué bando apoyan. Lope García se enfrentará a la amenaza que se cierne sobre su apellido y también a graves diferencias con los miembros de su familia.

Honor, poder, ambición, amor y odio mueven a los protagonistas de esta novela inspirada en hechos reales. (Sinopsis extraída de: Roca Editorial).

El autor:

José Manuel Aparicio (Bilbao, 1975) es administrativo, traductor y cursó Historia en la UNED. Ha desarrollado principalmente su carrera profesional en los departamentos de administración y ventas de diversas empresas, hasta que en 2011 funda la web mundopalabras.es, empresa de la que es director comercial.

Su pasión por la investigación histórica — especialmente de periodos y «escenarios» menos conocidos— y la creación literaria, disciplinas que decide combinar, da como resultado Banderizos, su primera novela, ganadora del IV Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Úbeda. (Biografía extraída de: Roca Editorial).

Mi reseña:

La reseña de hoy en el blog está dedicada a una novela que acabé hace unos días y cuyo ejemplar para leer y reseñar me envió Roca Editorial, a quienes agradezco enormemente el detalle. Se trata de Banderizos de José Manuel Aparicio, una novela histórica ganadora del IV Premio de Novela Histórica Ciudad de Úbeda, repleta también de épica que transporta al lector a una época de nuestra historia convulsa, de batallas sangrientas y ansias desmedidas de conquista. Una historia cuya lectura me ha hecho disfrutar y aprender a partes iguales, uno de esos libros a los que hay que hacer hueco en tu biblioteca.



Balmaseda
Banderizos nos traslada al Reino de Castilla de finales de la Edad Media, del s. XV concretamente. Lope García de Salazar fracasa en su intento de tregua con Pedro Fernández de Velasco tras más de doscientos años de enfrentamiento entre las casas de ambos. La casa de Velasco, muy superior a la de Salazar, ve la oportunidad de lanzarse sobre su enemigo y darle el golpe definitivo, arrebatándole así todos sus territorios. Sin embargo, Lope García no estará dispuesto a rendirse sin presentar batalla. Será a partir de este momento cuando deberán decidir a qué bando apoyar,  y comenzarán a urdir intrigas y traiciones, aprovechando muchos de ellos las aparentes debilidades de los demás. Lope García deberá enfrentarse a más de un enemigo, muchos de ellos inesperados; algunos le esperarán en el campo de batalla y otros tras sus propias fronteras. 

Castillo de Muñatones
Soy una gran aficionada a la novela histórica aunque he de reconocer que no soy muy conocedora de la historia de la zona en la que se ambienta esta novela; y meterme en este libro me ha brindado la oportunidad de descubrir una parte de un período de nuestra historia que realmente me gusta mucho. José Manuel Aparicio nos ofrece en Banderizos la oportunidad de realizar un viaje al pasado, de vivir junto a los protagonistas las batallas, las intrigas y las traiciones que se van sucediendo a lo largo de sus páginas. Vamos a ser testigos de cómo las personas más cercanas no dudan poner en venta sus lealtades a cambio de territorios o de mantener a salvo lo que ya poseen, cómo la cobardía más ruin aparece en los momentos en los que se supone que los señores muestran valor, o cómo los celos enfermizos son capaces de arrasar con todo a su alrededor con tal de llevar a cabo la peor de las venganzas. Banderizos es una de esas novelas que, poco a poco, te va introduciendo en el universo que su autor ha creado, haciendo que tú mismo tomes partido. 

Torre de Salazar
Escrita bajo un estilo directo acompañado de una prosa que José Manuel Aparicio ha adecuado por completo a la época en la que se desarrolla Banderizos, en la que encontramos la figura de un narrador omnisciente objetivo que se expresa en tercera persona y que traslada al lector toda la información, tanto objetiva como subjetiva que afecta a los personajes de la novela. Siguiendo un hilo temporal lineal en el que apenas encontramos flashbacks, en Banderizos vamos a meternos de lleno en una novela histórica que también viene cargada de épica, pues vamos a disfrutar de grandes batallas donde nos dará la sensación de estar dentro. Con unas buenas descripciones de los escenarios en los que se desarrollan las escenas, que se acompañan de unos diálogos creíbles y bien desarrollados por José Manuel Aparicio, creando unas escenas repletas de acción, en las que los lectores nos trasladamos a esos castillos del Medievo, a los campos de batalla repletos de caballeros enfrentados en luchas encarnizadas o a las oscuras laderas de las montañas en plena noche, donde seremos testigos de las traiciones más abyectas. 


Santa María de Portugalete

Pedro Fernández de
Velasco
En lo referente a los personajes, José Manuel Aparicio ha conseguido dibujar perfectamente a cada uno de ellos en Banderizos, mezclando con gran maestría personajes históricos reales con personajes ficticios, llegando a conseguir que en ningún momento el lector diferencie donde comienzan unos y acaban otros. En mi caso, he conseguido ver a cada uno de ellos. Imaginar la colosal presencia de Lope García en los salones de su torre, sintiendo cómo todo se desmorona a su alrededor sabiendo que no puede rendirse sin luchar, sabedor de que su peor enemigo no es aquel que le espera en el campo de batalla. He llegado a odiar a Juana de Butrón tanto como Lope debe llegar a despreciarla, viendo como es una mujer consumida por los celos que usa a todos aquellos que tiene a su alrededor para su propio beneficio sin sentir ningún tipo de remordimientos. Me ha encantado el personaje de Aritz, tierno e inteligente. Juan Pagoeta me ha resultado inquietante, un hombre solitario que sólo conoce la libertad de los caminos y los peligros que estos entrañan, sobreviviendo a cualquier precio. A medida que avanzas en la lectura de Banderizos vas conociendo a los personajes en profundidad, e inevitablemente van surgiendo tus fobias y tus filias, vas tomando partido. 


Castillo de la Adrada
Banderizos es, como he dicho al principio de la reseña, una de esas novelas a las que hay que hacer un hueco en nuestra biblioteca. José Manuel Aparicio nos da a conocer una parte de nuestra historia que no suele llegar demasiado a nuestras lecturas y que es realmente interesante. 


Lope García de Salazar