UA-47860825-1 Los libros de Dánae: febrero 2017 ranktrackr.net

Translate

domingo, 26 de febrero de 2017

La hora de la araña.- James Patterson

Reseña La hora de la araña.- James Patterson

Editorial: Duomo Ediciones
Año de edición: 2017
ISBN:  9788416634330
Formato: Papel

Sinopsis:

Gary quiere sembrar el terror en la ciudad.
Desea cometer el crimen del siglo.
Alex, brillante detective y psicólogo que sabe entrar en la mente de los asesinos en serie, intentará detenerlo. ¿Lo logrará?
La hora de la araña ya ha llegado.
Maggie Rose, la hija de una famosa actriz de Hollywood, ha sido secuestrada. También el hijo del secretario del Tesoro. La vida de ambos pende de un hilo y no hay tiempo que perder. Están en manos de Gary Soneji, un asesino en serie que desea ser el centro de atención y que desde hace años tiene un objetivo: cometer el crimen del siglo.

Alex Cross es un sagaz detective de la Brigada de Homicidios y también psicólogo. Vive y trabaja en Washington. Es un tipo duro, que ha crecido en la calle y a quien le encanta su trabajo, pero, por encima de todo, adora a sus dos hijos. Hará todo lo posible para impedir los planes de Gary, aunque entrar en la mente de un psicopáta no será su único reto. Escondido entre los hilos de la tela de la araña, le espera algo mucho más terrorífico, algo que acecha su vida y la de su familia. (Sinopsis extraída de: Duomo Ediciones).

El autor:

James Patterson (Newburgh, 1947) es el escritor más prolífico y de mayor éxito en el mundo. En Estados Unidos, de cada 15 libros vendidos, uno es de Patterson. Sus libros, que se publican en más de 50 países, venden 16 millones de ejemplares al año. Ha recibido varios premios, entre ellos el Edgar Award. Muchos de sus libros han pasado a
la gran pantalla con gran éxito. En 2005, James Patterson creó un premio que lleva su nombre, destinado a incentivar y promover la lectura, una labor que lleva a cabo en escuelas y universidades. Es también el creador de un plan de fomento de la
lectura entre los más pequeños, a través de la web: Readkiddoread.com. (Biografía extraída de: Duomo Ediciones).

Mi reseña:

La reseña de esta semana está dedicada a una novela que terminé hace unos días y que me atrapó desde la primera página, no pudiendo soltarla hasta que la cerré. Se trata de La hora de la araña de James Patterson, cuyo ejemplar para lectura y reseña me facilitó Duomo Ediciones. La verdad es que es el primer libro que leo del autor, pero desde ya os puedo decir que no será el último. Ha sido una de esas novelas con las que estás deseando tener un momento libre para poder volver a ella o con la que no te importa restar alguna hora al sueño. Además, he podido añadir otro personaje sobre el quiero seguir leyendo, pues Alex Cross se ha ganado un puesto en mi biblioteca.

DisneyWorld
La hora de la araña nos presenta a Alex Cross, detective de la Brigada de Homicidios de Washington y psicólogo, quien ha de enfrentarse a unos terribles homicidios en uno de los barrios más conflictivos de la ciudad y donde todo apunta a un asesino en serie. Sin embargo, pronto será apartado de estos casos para investigar el secuestro de Maggie Rose, hija de una estrella de Hollywood, y de su mejor amigo, hijo del Secretario del Tesoro. Ambos están en manos de Gary Soneji, un psicópata que pretende cometer el crimen del siglo y que no está dispuesto a detenerse ante nada. Solo Alex Cross podrá meterse en la mente del asesino y así intentar pararle antes de que sea demasiado tarde para los dos niños.


Washington

James Patterson es uno de los escritores más prolíficos que hay en el panorama literario, y pese a ello, no se había cruzado todavía en mi camino lector; sin embargo, cuando lo ha hecho, ha sido por la puerta grande, pues me ha dejado muy buen sabor de boca. Me ha resultado verdaderamente adictivo, de esos libros que te cuesta dejar de leer, de los que piensas “un capítulo más y lo dejo por hoy”, y cuando te das cuenta, pues ha sido más de uno lo que has leído. La hora de la araña nos mete en una trama que más allá de la historia del policía que persigue al psicópata, es también una historia de ambición sin límite, de hasta donde los traumas del pasado ponen al límite a una persona, de cómo alguien puede vivir dentro de la sociedad aparentando ser normal y esconder dentro de él un monstruo capaz de los actos más atroces. James Patterson también nos muestra cómo la diferencia de clases hace que incluso entre las víctimas se establezcan estatus según sean de barrios residenciales o vivan en guetos marginales; mientras que para los primeros se realiza un amplio despliegue sin escatimar en medios ni personal, para los segundos se utiliza lo justo y necesario para cerrar cuanto antes los casos, incluso con prisa, como si se tratase de víctimas molestas que incluso se han buscado lo que les ha pasado. Una vez más se demuestra que la justicia no es igual para todos.

Escrita bajo un estilo directo, en La hora de la araña encontramos dos figuras narrativas diferentes, pues James Patterson utiliza en algunos de los capítulos un narrador interno protagonista que se expresa a través de la voz de Alex Cross en primera persona, y en otros utiliza un narrador externo omnisciente que se expresa en tercera persona. Gracias a este cambio de narrador, los lectores obtenemos una visión global pues, a través del propio Alex Cross conocemos sus pensamientos, inquietudes, así como sus relaciones con el resto de personajes de la novela; sin embargo, el narrador omnisciente nos permite conocer toda la información objetiva y subjetiva que afecta al resto de personajes de la novela a la que Alex Cross no tiene acceso, pues un narrador interno siempre tiene limitaciones espacio- temporales que no le permiten conocer todo lo que acontece en la novela, mientras que la omnisciencia sí da esa libertad. La hora de la araña comienza con un prólogo que sitúa la acción en 1932 para después, a través de una prolepsis, iniciar ya el primer capítulo en 1992, momento en el que se desarrollará toda la trama a través de un hilo temporal lineal. Las escenas están muy bien construidas a través de unas buenas descripciones unidas a unos diálogos bien resueltos por el autor, creíbles y ágiles. James Patterson ha construido una trama sólida, con giros que van sorprendiendo al lector pero que en ningún momento dan la sensación de inverosímiles, manteniendo el interés en todo momento, y consiguiendo jugar contigo sin que te sientas engañado.




En cuanto a los personajes, en líneas generales todos ellos están bien dibujados y perfilados dentro de la novela. La hora de la araña nos presenta a Alex Cross, un detective de homicidios y psicólogo que, aunque está acostumbrado a desenvolverse en escenarios horribles, en esta ocasión ha de enfrentarse a un psicópata que persigue cometer el crimen del siglo. Alex está intentando superar una situación personal difícil y tener que atrapar a Gary Soneji hará que todo su mundo vuelva a tambalearse. Este psicópata narcisista buscará poner al límite al inspector, mientras va dejando tras de sí un reguero de sangre. Entre ambos se establece una persecución sin tregua, una especie de juego del gato y del ratón en el que muchas veces no se sabe quién es quién. Sin embargo, tras Gary Soneji no irá solo Alex Cross, pues junto a él estará su compañero Sampson y la agente del Servicio Secreto Jezzie Flanagan, quien se encontraba al mando de los dos agentes que debían vigilar a los dos niños cuando estos son secuestrados y quien teme que su carrera salte por aires tras los enormes esfuerzos que ha realizado para demostrar que, pese a ser mujer, es igual de válida para ese puesto que cualquiera de sus compañeros varones.





La hora de la araña es el primer caso de Alex Cross, y como os he comentado antes, el primer libro que he leído de James Patterson pero no el último pues he disfrutado tanto de su lectura que ya lo he añadido a mi lista de autores. Sin duda, una novela que recomiendo leer para los amantes del género y para aquellos que quieran empezar a serlo



domingo, 19 de febrero de 2017

Los caminantes. Tempus fugit.- Carlos Sisí

Reseña Los caminantes. Tempus fugit.- Carlos Sisí

Editorial: Minotauro
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-450-0399-2
Formato: Papel

Sinopsis:

Después de la catástrofe de Barcelona, los personajes han vuelto a Térmens, Lleida, donde siguen luchando por sobrevivir. Las cosas no marchan bien porque algunos de los Aeternum, privados de los procesos biológicos químicos del cuerpo, están cayendo poco a poco en un estado plano de existencia. Juan Aranda sabe que el destino de la comunidad está en peligro y el profesor Jukkar le pide volver a Carranque para encontrar la solución a sus problemas. (Sinopsis extraída de: Minotauro).

El autor:

Carlos Sisí (Madrid, 1971) vive en Calahonda (Málaga) con su mujer y sus tres hijos. En 2009 sorprendió al público español con su serie «Los Caminantes», que situaba el apocalipsis zombi en las soleadas tierras malagueñas y se convirtió en un verdadero fenómeno de ventas. También es el autor de La hora del mar y ganó la X edición del Premio Minotauro con Panteón. Cuando no está enfrascado en alguno de sus muchos hobbies, Carlos dirige una revista digital online y su empresa familiar de diseño y soluciones de Internet. (Biografía extraída de: Minotauro).

Mi reseña:

La reseña que hoy os traigo al blog es sobre una novela que antes de empezar me planteó cierto dilema y que, sin embargo, disipó todas mis dudas en el momento leí las primeras páginas. Hoy os voy a comentar mis impresiones sobre Los caminantes. Tempus fugit de Carlos Sisí, la quinta entrega de la saga Los caminantes y que he leído gracias a Minotauro, que me proporcionó un ejemplar para su lectura y reseña. Cuando os digo que me planteó cierto dilema me refiero a lo siguiente: no había leído las entregas anteriores y no sabía si podría seguir bien la trama de la novela; sin embargo, en cuanto comencé a leer el libro, me di cuenta de que podía seguir la historia sin problemas y me vi absorbida por la trama ya en las primeras páginas. Tanto, que ya estoy deseando leer la sexta entrega y me voy a hacer con las anteriores.

Térmens
Los caminantes. Tempus fugit nos sitúa en Térmens, Lleida, donde los supervivientes de la catástrofe de Barcelona se han refugiado en CuraMed, un centro médico y científico. Allí, los Aeternum son conscientes de que sus cuerpos, privados de los procesos biológicos normales tras el suministro del Esperantum, están cayendo en una especie de existencia plana. El líder del grupo, Juan Aranda, sabe que la supervivencia de todo el grupo está en peligro y decide, junto al profesor Jukkar, volver a Carranque, donde quizás puedan encontrar una solución a la situación en la que se encuentran. Sin embargo, con lo que ni Juan Aranda ni ninguno de los Aeternum cuentan es que el proceso químico del Esperantum no es su único problema, pues alguien que creyeron vencer en el pasado vuelve para ajustar cuentas y juzgarles.

Polideportivo de Carranque (Málaga)

He de decir que la lectura de Los caminantes. Tempus fugit me ha sorprendido gratamente; aunque soy muy aficionada al género de terror, lo cierto es que no he leído mucho del subgénero zombi, y además, como he comentado al principio de la reseña, al ser el quinto volumen de la saga, no tenía muy claro que fuera un libro que pudiera llegar a disfrutar plenamente. Sin embargo, aunque he de decir que recomiendo leer los libros por orden de publicación, he llegado a meterme de lleno en la trama, a tener la sensación de que conocía a los personajes a la perfección; además, en ningún momento me he sentido perdida dentro de la historia, no he tenido la sensación de que era necesario leer las anteriores novelas para poder seguir la trama de esta quinta, aunque sí me he quedado con ganas de más Caminantes. Carlos Sisí ha creado un universo complejo pero capaz de absorber al lector y hacer que este se meta de lleno en él. El autor logra que ciudades destruidas y repletas de zombis se recreen en tu mente, que puedas ver a los Aeternum, con sus nuevas características físicas y que puedas ser testigo de la gran transformación psicológica que están sufriendo, del choque que supone una mente humana dentro de un cuerpo sometido a cambios sorprendentes.

Escrito bajo un estilo directo que Carlos Sisí acompaña de una prosa coloquial, en Los caminantes. Tempus fugit encontramos la figura de un narrador externo omnisciente que se expresa en tercera persona y que será el encargado de trasladar al lector toda la información relativa a los personajes, tanto la objetiva como la subjetiva. Los caminantes. Tempus fugit cuenta con unas buenas descripciones que, junto a unos diálogos bien resueltos por parte del autor recrean unas escenas en las que los personajes cobran un protagonismo absoluto y en las que el narrador desaparece casi por completo, lo que las dota de agilidad. Solo le puedo poner un punto negativo a la novela, y es que los primeros capítulos, en los que todavía no aparecen los protagonistas, en lugar de situarme bien en la historia, me dejaron algo descolocada cuando comencé a conocer la historia de los Aeternum, no me llegó a quedar claro si era parte de la trama o si era como un prólogo que introducía la trama. La novela sigue un hilo temporal lineal, aunque contiene numerosas analepsis o flashbacks que nos van aclarando acontecimientos que tuvieron lugar en el pasado y que explican comportamientos o circunstancias que afectan a los protagonistas en el presente. Esta quinta entrega de la saga nos deja un final abierto que ya nos hace vislumbrar la sexta novela.

(The Walking Dead)

En cuanto a los personajes, Los caminantes. Tempus fugit es una novela coral que nos presenta a un grupo de protagonistas bien definidos y dibujados por parte de Carlos Sisí. Con Juan Aranda al frente, un líder carismático en el que su grupo tiene depositadas todas sus esperanzas, los Aeternum verán cómo se están produciendo cambios inesperados en algunos de ellos tras suministrarse el Esperantum. Los lectores seremos testigos de cómo un grupo tremendamente conectado y unido al principio de la novela, debido a una presencia oscura, se irá desuniendo, sospechando unos de otros, diezmados tras ataques inesperados y obligados a huir de nuevo. Encontramos a José y Susana, una pareja que lucha junta e intenta proteger lo más preciado que tiene; Dozer, un hombretón que no duda en ponerse en primera línea si eso significa salvar a alguno de sus compañeros. Y por supuesto, Juan Aranda, quien se ha encargado de mantener unido a un grupo de personas que han vivido las situaciones más terribles que jamás imaginaron tener que vivir y que ahora, cuando creen haber encontrado un poco de paz, se verán obligados de nuevo a luchar.



Los caminantes. Tempus fugit ha significado un verdadero descubrimiento para mí. Una saga que no conocía y que me ha dejado con ganas de leer más. Carlos Sisí ha conseguido ganarme y que me convierta en una fan más. Estoy deseando que la sexta entrega llegue a las librerías para seguir caminando junto a los Aeternum. 



domingo, 12 de febrero de 2017

La escritora.- Carmen Conde

Reseña La escritora.- Carmen Conde

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-6049-5
Formato: Papel

Sinopsis:

Lucrecia Vázquez trabaja como «negra» literaria para una gran editorial y convive como puede con el síndrome de Tourette, que le provoca multitud de tics. De inteligencia brillante y personalidad muy compleja, ha construido un mundo a su medida dentro de las cuatro paredes de su apartamento de Barcelona, del que apenas sale.

Cuando la escritora de best sellers Dana Green aparece muerta en un pueblecito del Montseny, la policía descubrirá pronto que Lucrecia iba a reunirse con ella para escribir el nuevo libro de la famosa novelista, que en el momento de su muerte estaba sumida en una profunda crisis creativa.

Dana Green ha sido asesinada de una manera espantosamente cruel. ¿Es posible que sea obra de algún perturbado? ¿O hay que buscar al culpable mucho más cerca? Convertida en sospechosa, Lucrecia tendrá que demostrar que el asesino no tiene nada que ver con ella. ¿O tal vez sí…? (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La escritora:

Carmen Conde (Barcelona, 1965) estudió Magisterio y desde entonces ejerce como maestra de primaria en la escuela pública.
Su novela Para morir siempre hay tiempo fue galardonada en 2016 con el Premio de Novela Negra la Trama que busca descubrir nuevas voces para el género.

La escritora es su segunda novela. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:

Esta semana os traigo al blog la reseña de una de las últimas novelas que he terminado y que he disfrutado bastante leyendo. Se trata de La escritora de Carmen Conde, cuyo ejemplar me facilitó Ediciones B para su lectura y reseña. Se trata de la segunda novela que publica la autora, aunque es la primera que yo leo pero ya os aviso que repetiré seguro. La escritora nos mete en una historia con una protagonista única y singular que conquista al lector desde la primera página.

Barcelona
La escritora nos presenta a Lucrecia Vázquez, una escritora bajo seudónimo que un día recibe el encargo de convertirse en la negra literaria de Dana Green, la estrella de la editorial para la que ambas trabajan. Sin embargo, el día en el que se citan para hablar del proyecto, Dana aparece brutalmente asesinada y Lucrecia es la primera persona que se presenta en el lugar del crimen. Muy pronto, Lucrecia, que padece el trastorno de Gilles de la Tourette y que ha pasado casi toda su infancia en centros de acogida, deja de ser considerada como principal testigo para convertirse en sospechosa. Será entonces cuando la joven deberá luchar por demostrar que el asesino no tiene nada que ver con ella, ¿o tal vez sí…?

Pedrafita do Cebreiro

En cuanto leí la sinopsis de La escritora, supe que tenía que leerlo; me llamó mucho la atención que estuviera ambientada en el mundo editorial y más partiendo desde la figura de los negros literarios. También me resultó interesante cómo se planteaba la figura de la protagonista, Lucrecia Vázquez, que se nos presenta como una joven con un síndrome raro como es el Gilles de la Tourette y además con una vida difícil, criada en centros de acogida. Pues os puedo decir que la novela de Carmen Conde no me ha decepcionado, me lo he pasado genial leyéndola, aunque sí he de decir que en algunos momentos, en algunas transiciones entre escenas he percibido cierta precipitación que hace que no quede demasiado claro como se llega de una a otra. La autora nos presenta el negocio editorial desde una perspectiva bastante oscura, con prácticas poco ortodoxas y casi sin escrúpulos, y en el que, en contra de lo que podemos pensar, Lucrecia se mueve casi sin problemas. Personalmente, me ha servido también para conocer algo más del síndrome de Gilles de la Tourette, aunque lo cierto es que el caso que presenta Lucrecia en la novela es severo, lo que no suele ser lo más usual en las personas que padecen este síndrome.

Escrita bajo un estilo directo y una prosa adecuada, coloquial y urbana; en La escritora, Carmen Conde utiliza la figura de un narrador externo omnisciente que maneja toda la información, tanto subjetiva como objetiva que afecta a los personajes que aparecen en la novela, y que, expresándose en tercera persona, será el encargado de transmitírsela al lector. A través de unas buenas descripciones que Carmen Conde acompaña de unos diálogos bien resueltos, la autora construye unas escenas que consiguen introducir al lector en la trama, aunque como he comentado antes, en algunos momentos, la transición entre las escenas es precipitada, no queda demasiado clara y por lo tanto, tampoco queda muy claro como se ha llegado de una escena a otra. La novela comienza con un prólogo que sitúa la historia en 1976, 35 años antes del momento en el que transcurre la trama de la historia, que se desarrolla en un hilo temporal lineal a través de cincuenta y cuatro capítulos de corta extensión, aunque contiene analepsis o flashbacks que van desvelando al lector información necesaria sobre los personajes y sus vivencias pasadas, que han marcado su vida y que han provocado que ahora sean quienes son. La trama está bien construida, sin elementos que chirríen, y aunque no es compleja resulta muy entretenida.



En cuanto a los personajes, muy bien dibujados en líneas generales dentro de la novela, personalmente creo que los dos protagonistas de La escritora están bien desarrollados, aunque me quedo con Lucrecia Vázquez,  pues me ha parecido un personaje original, una protagonista que se sale de lo común, y por eso mismo, ha conseguido conquistarme. Llena de aristas, es una mujer sobre la que te preguntas, como lector, si realmente la estás conociendo del todo, al igual que Gerardo, el policía encargado de la investigación se plantea a lo largo de la novela, y cuya vida no es nada fácil, pero cuya fortaleza es todavía mayor. Creo que el único personaje que se queda un poco más descolgado es el Ramón Aparicio, el editor de Dana y de Lucrecia, que en mi opinión, debería darse a conocer un poco más al lector. Sin embargo, el personaje de Dana, sin estar físicamente, está perfectamente dibujado, pues a lo largo de las páginas de la novela los lectores nos iremos haciendo una imagen total de esta escritora que casi nadie conoce, con una vida oculta que, tras su asesinato, comenzará a salir a la luz.




La escritora es un thriller que me ha enganchado desde la primera página, la primera novela que leo de Carmen Conde pero que no será la última (de hecho, es la segunda novela que publica la autora, y ya tengo apuntada la primera, Para morir siempre hay tiempo, en mi lista de pendientes). Una historia donde, muchas veces, las apariencias engañan. 




domingo, 5 de febrero de 2017

Las tres pasiones.- Elif Shafak

Reseña Las tres pasiones.- Elif Shafak

Editorial: Lumen
Año de edición: 2016
ISBN: 9788426403667
Formato: Papel

Sinopsis:

Érase una vez un sultán que una noche de tormenta empezó a leer unos espléndidos poemas del gran Nefi. De repente, un rayo alcanzó los jardines del palacio, y el hombre pensó que aquella era una maldición. Rompió en mil pedazos las páginas del libro, las lanzó al Bósforo y ordenó la muerte del poeta. Desde entonces, las aguas de ese mar son tan negras como la tinta de aquellos poemas perdidos...

Ignorancia y poder: una mezcla explosiva que puede provocar mucho dolor inútil, y de eso nos habla Peri, una joven que vive a caballo entre Estambul y Oxford, lidiando con las ideas políticas del padre y la devoción religiosa de su madre. La chica duda, investiga, y finalmente cree haber encontrado un camino hacia la verdad cuando encuentra a un profesor excéntrico, que estimula a sus estudiantes con preguntas siempre nuevas. Su guía son las tres pasiones que según Bertrand Russell mueven los destinos de los humanos: el deseo de amor, la búsqueda del conocimiento y la compasión por el dolor ajeno. La teoría tiene sentido, el reto es apasionante, pero habrá que ver cómo actuar cuando estas tres pasiones choquen con una realidad donde el deseo pide paso. (Sinopsis extraída de: Megustaleer).

La autora:

Elif Shafak nació en Estrasburgo en 1971, de padres turcos. El trabajo de la madre, una diplomática, la obligó a viajar y a residir en distintos países, entre ellos España. Actualmente vive con su familia entre Estambul y Londres, colabora con distintos periódicos turcos, ingleses y estadunidenses y es un miembro muy activo del London Speaker Bureau.

A la hora de escribir, suele alternar el inglés y el turco. Tras el éxito internacional de La bastarda de Estambul (Lumen, 2009), Shafak escribió un texto autobiográfico donde reflexionaba sobre su nuevo rol de madre, y en 2012 publicó El fruto del honor, una novela que ponía en entredicho las reglas de dos mundos distintos y sin embargo condenados a entenderse. Con El arquitecto del universo (Lumen, 2015), su anterior novela, Shafak volvía a hablarnos de su querida Estambul y situaba la acción en los tiempos en que se construyeron las grandes mezquitas y los hermosos palacios que han cabalgado el tiempo para llegar hasta el día de hoy. Las tres pasiones es su novela más reciente. (Biografía extraída de: Megustaleer).

Mi reseña:

Hoy os traigo al blog la reseña de una novela que terminé hace unas semanas y que he podido leer gracias a Edición anticipada, que me proporcionó un ejemplar para su lectura y reseña; se trata de Las tres pasiones de Elif Shafak, un libro sobre la influencia que las creencias e ideas de nuestros padres pueden llegar a tener sobre nosotros y nuestras vidas, sobre cómo pueden llegar a condicionarnos. Sin ser una historia ligera, la autora consigue meterte de lleno en la trama y que disfrutes de su lectura, al tiempo que comienzas a plantearte muchas cosas sobre tus propias vivencias con la religión, independientemente de que seas o no creyente, o de cuál sea la creencia en la que hayas crecido.

Estambul
Las tres pasiones nos presenta a Peri, una mujer turca de buena posición cuya vida no es lo que ella había planeado. A lo largo de una noche, mientras transcurre una cena que no consigue disfrutar, el pasado vuelve a su encuentro y recordará su niñez, cuando se debatía entre agradar a una madre cuya existencia se centraba en una religiosidad extrema donde todo era miedo y pecado, y la debilidad que sentía por un padre ateo cuyas ideas chocaban de frente con las de su mujer; Peri crece en un hogar donde todo se presenta como una batalla, dónde las ideas parecen ser irreconciliables, y con la figura de Dios siempre presente. Peri también deberá enfrentarse a sus vivencias en Oxford, lugar donde intentó reconciliarse con la figura de Dios, entenderlo y acercarse a él desde una visión neutral. Sin embargo, esa necesidad de encontrar al verdadero Dios, al que mantiene todo en equilibrio, la llevará a perder el suyo propio, y cuando años después el pasado vuelva, también llegará la necesidad de redención.

Oxford

¿Hasta qué punto nos influyen las creencias de nuestros mayores?, pocas veces nos paramos a reflexionar si aquello en lo que creemos o no cuando somos adultos es producto de nuestros propios pensamientos o por el contrario es, en realidad, el producto de todo aquello que hemos ido aprendiendo a lo largo de nuestra niñez; ideas que, sin ser nosotros conscientes, se han ido marcando a fuego en nuestra mente y han moldeado lo que somos de adultos. Cuando nos enfrentamos a la lectura de Las tres pasiones de Elif Shafak observamos cómo marca a una niña crecer en un hogar cuyos padres tienen unas ideas completamente contrarias; una madre autoritaria e inflexible que no siente ningún tipo de cercanía hacia su hija, con unas creencias religiosas muy profundas y que antepone estas al bienestar de su familia. Por el contrario, el padre de Peri es un hombre liberal, ateo y que no duda en alentar a su hija a que luche por aquello que quiere. Y en medio de esta dicotomía crece Peri, queriendo agradar a ambos, sintiendo que si se acerca más a uno, el otro se sentirá defraudado. Y siempre presente, la figura de Dios, un Dios que Peri no sabe cómo interpretar, al que no sabe como acercarse.

Escrita bajo un estilo directo que Elif Shafak acompaña de una prosa elegante y cuidada, en Las tres pasiones encontramos la figura de un narrador externo omnisciente, que se expresa en tercera persona y que transmite al lector toda la información que afecta a los personajes de la novela, tanto objetiva como subjetiva. Con unas buenas descripciones de cada uno de los escenarios en los que se desarrolla la novela, es muy sencillo acompañar a Peri por las calles de Oxford mientras corre o entrar en una casa donde la atmósfera que se respira es en muchos momentos irrespirable. Los diálogos son solventes y sirven para que los personajes nos hagan conocer cuáles son sus ideas, se nos muestren y podamos conocerlos ya que en las escenas el narrador desaparece a favor de los personajes. Las tres pasiones transcurre en dos hilos temporales diferentes, uno que tiene lugar en el presente, durante la vida actual de Peri; y otro que nos cuenta su niñez y años de universidad, por lo que los flashbacks o analepsis están presentes durante toda la novela. Estos saltos temporales se encuentran separados por capítulos, en cuyo inicio Elif Shafak nos indica en qué momento de la vida de la protagonista nos encontramos.



En cuanto a los personajes, en Las tres pasiones encontramos personajes bien definidos dentro de la trama, que se muestran llenos de matices ante el lector, y algunos de ellos resultan completamente antagónicos, personajes con los que la autora ha pretendido mostrar los dos extremos de una misma cultura. Por una parte vemos a los padres de Peri, completamente diferentes en sus ideas y en su forma de ver la vida, y que se enfrentan a la desgracia de forma distinta. En una situación similar se encuentran Shirin y Mona, compañeras de universidad de Peri y que se convierten en sus amigas aunque entre ellas los conflictos están siempre presentes ya que, aunque ambas creen en la libertad de la mujer musulmana y la defienden sobre todas la cosas, su perspectiva es completamente diferente. El otro protagonista masculino de esta novela de Elif Shafak es Azur, un profesor de Oxford que llevará a Peri a plantearse cosas que viene dudando desde su niñez. Y por supuesto, Peri, la protagonista de la novela y con la que he tenido encuentros y desencuentros a lo largo de toda la lectura. La Peri niña me ha conquistado, me ha parecido una niña despierta y madura que intenta con todas sus fuerzas acercarse a su madre sin perder la complicidad que tiene con su padre. Sin embargo, cuando llega a la universidad, muestra una personalidad llena de dudas e inseguridad que en muchas ocasiones me ha sacado de mis casillas, no llegando a entender cómo en lugar de ganar en seguridad parecía que la iba perdiendo conforme avanzaban las páginas.



Las tres pasiones de Elif Shafak es una de esas novelas que te hace reflexionar al mismo tiempo que vas pasando sus páginas. Aunque a priori se pueda pensar que una novela en la que la figura de Dios está muy presente va a resultar tediosa, nada más lejos de la realidad. Las tres pasiones habla de Dios, pero al final, lo que queda es la imagen que de Dios tenemos nosotros, que en muchas ocasiones no es más que un reflejo de nosotros mismos, de nuestra luz y de nuestra oscuridad