UA-47860825-1 Los libros de Dánae: La estación de las flores en llamas (Trilogía del fuego I).- Sarah Lark ranktrackr.net

Translate

domingo, 7 de febrero de 2016

La estación de las flores en llamas (Trilogía del fuego I).- Sarah Lark

Reseña La estación de las flores en llamas (Trilogía del fuego I).- Sarah Lark

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-84-666-5700-6
Formato: Papel

Sinopsis:

La edición se viste de lujo para el nuevo comienzo de Sarah Lark: La trilogía del fuego, su mejor obra según los propios lectores. Sarah Lark, donde viven las emociones. «Si me preguntas qué es lo más importante del mundo, esta sería mi respuesta: los seres humanos, los seres humanos, los seres humanos.» Sarah Lark. Mecklemburgo, 1837: el sueño de una vida mejor convence a los familiares de Ida de emigrar a Nueva Zelanda. Pero cuando el barco Sankt Pauli llega por fin a la Isla Sur, a todo su pasaje le espera una sorpresa desagradable. ¿Así es realmente la tierra prometida? Pronto el destino de Ida toma un giro tan inesperado como el de su amor secreto hacia Karl. Y por algún motivo, en esa tierra Ida solo encuentra amistad y protección en la exótica y singular Cat, una chica criada entre maoríes… Hasta que llega la noche de la gran inundación. Sarah Lark, la aclamada autora de En el país de la nube blanca, vuelve con su mejor saga familiar ambientada en Nueva Zelanda. Una epopeya tan emotiva como fascinante que transcurre en las antípodas, por la escritora que ya ha seducido a más de ocho millones de lectores en todo el mundo. La Trilogía del Fuego está considerada la mejor obra de Sarah Lark, autora con más de ocho millones de lectores en todo el mundo, de los cuales un millón y medio en castellano. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La autora:

Sarah Lark trabajó durante muchos años como guía turística. Pronto descubrió su fascinación por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos han ejercido desde siempre una atracción casi mágica sobre ella. Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que en la actualidad vive en España. Con "En el país de la nube blanca", considerado el debut más exitoso de los últimos años en Alemania, sorprendió a crítica y lectores. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La reseña de esta semana es para la última novela publicada por Sarah Lark y que inaugura su nueva trilogía (La Trilogía del Fuego); se trata de La estación de las flores en llamas, una novela que he podido leer gracias a la cortesía de Ediciones B que me facilitó un ejemplar y que he disfrutado mucho.

Nueva Zelanda
En 1837, la vida de Ida y su familia da un vuelco cuando deciden abandonar su Mecklemburgo natal para perseguir el sueño de una existencia mejor emigrando a Nueva Zelanda. Sin embargo, las esperanzas puestas en este viaje pronto se verán truncadas pues la vida en la Isla Sur no será como ellos esperan. Con unas tierras al lado de un río que amenaza constantemente con desbordarse, Ida no tardará en darse en cuenta de que su única salida es resignarse y aceptar que esa será su nueva vida y que debe renunciar a su amor secreto por el que ha sido su amigo de la infancia Karl. Sin embargo, será Cat, una joven criada entre maoríes quien hará que, poco a poco, Ida se dé cuenta de que la resignación no es su única opción en un país que le ofrece mucho más de lo que ella imagina.



La estación de las flores en llamas, primer título de la nueva trilogía de Sarah Lark, ha conseguido que me enganche, otra vez, a un libro de esta autora; la historia en la que nos sumerge nos vuelve a hacer viajar hasta las exóticas tierras de Nueva Zelanda, aunque en esta ocasión y a diferencia de la Trilogía de la nube blanca (que es la única que he leído hasta la fecha, y cuyas reseñas encontraréis en el blog con la etiqueta Sarah Lark), los comienzos para los protagonistas no serán nada sencillos. Desde el principio, los lectores sentiremos simpatía y cariño por Ida y Karl, los dos jóvenes alemanes que se ven obligados, por las circunstancias que les rodean, a abandonar su ciudad natal para emigrar a un país desconocido donde la vida les promete mayores oportunidades. La estación de las flores en llamas nos va a meter de lleno en la historia de una saga familiar donde el amor, la traición y la superación están presentes desde el principio hasta el final.

Llanuras de Canterbury
Escrita bajo un estilo directo que Sarah Lark acompaña de una prosa cuidada y adecuada a la época en la que se desarrolla la historia de la novela, pero sin caer en un lenguaje recargado, en La estación de las flores en llamas encontramos la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que va a ser el que nos hará conocer todo aquello que acontece en la historia y todo lo que afecta a los personajes, tanto en el plano objetivo como en el plano subjetivo o emocional, pues los lectores vamos a conocer todo lo que los protagonistas piensan o sientes a través de esta figura narrativa. La novela se encuentra dividida en nueve partes, que vienen definidas por el margen de tiempo en el que se desarrollan, ya que el hilo temporal en el que está escrito es lineal, sin analepsis o flashbacks. Con unas maravillosas descripciones que consiguen transportarnos a cada uno de los escenarios en los que se desarrollan las escenas, están se completan con unos diálogos bien resueltos por parte de la autora. Leyendo La estación de las flores en llamas tienes la sensación de poder viajar hasta la Isla Sur de Nueva Zelanda, de poder ver esas interminables llanuras de Canterbury o de oír las hakas de las tribus maoríes. Con unas tramas que se van entrelazando entre sí, el único “pero” que le puedo poner a esta novela es que, en mi opinión, las tramas que protagonizan Karl y, Chris y Jane  se “pierden” durante demasiado tiempo, para dar todo el peso a la que protagonizan Ida y Cat, retomándose las anteriores pasada la mitad de la novela.

Kiwi (Ave oriunda de Nueva Zelanda)

En cuanto los personajes, como ya ocurre en anteriores novelas de Sarah Lark, se divide el protagonismo entre dos mujeres, Cat e Ida, ambas con orígenes muy diferentes y que debido a las circunstancias que les han tocado vivir, se unirán y su alianza las hará más fuerte. Aunque son completamente distintas, se complementan. Cat es una mujer fuerte, con una infancia dura que ha tenido que luchar contra su propio futuro; criada entre maoríes no consiente que ningún hombre la domine. Por otra parte, Ida ha recibido una dura educación religiosa y todo en ella es resignación, hasta que conoce a Cat, cambiando poco a poco su visión del mundo. En La estación de las flores en llamas volvemos a encontrar a dos mujeres fuertes, aunque cada una lo sea a su manera, que deben luchar en un mundo hecho a la medida de los hombres y en el cual la voz de las mujeres no se escucha nunca. También, como en anteriores novelas, vemos representada a la figura masculina fuerte frente a otra malvada pero en ocasiones pusilánime. Personalmente, creo que hay que destacar el personaje de Jane Beit, una mujer de buena posición que no se resigna al lugar que la sociedad le tiene preparado y decide intervenir de forma activa, primero en los negocios de su padre y después en los de su esposo. Cabe destacar que en esta novela, los maoríes tienen un mayor peso en la historia, podemos conocerles un poco más y su interactuación con los pakea aumenta. En líneas generales, vamos a encontrar que todos los personajes de La estación de las flores en llamas están bien perfilados y dibujados dentro de las tramas, cumpliendo a la perfección el rol que les ha sido asignado.



La estación de las flores en llamas es una novela landscape que hará las delicias de todos aquellos que ya hayáis tenido la ocasión de estrenaros con las obras de Sarah Lark y seáis aficionados a ellas o lo seáis al propio género. Pero en caso de que no hayáis tenido la oportunidad de leer algo de este tipo, sin duda, este primer libro de La trilogía del fuego será un debut estupendo en el género.

Flor del árbol rata



2 comentarios:

  1. Pese a que me gustan las sagas familiares nunca me ha llamado esta autora, tal vez sea hora de darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan las sagas familiares, creo que Sarah Lark no te defraudará
      Un saludo!

      Eliminar