UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Los muertos viajan deprisa.- Vicente Garrido y Nieves Abarca ranktrackr.net

Translate

domingo, 14 de febrero de 2016

Los muertos viajan deprisa.- Vicente Garrido y Nieves Abarca

Reseña Los muertos viajan deprisa.- Vicente Garrido y Nieves Abarca

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5781-5
Formato: Papel

Sinopsis:

La historia —que toma su título de una cita de Bram Stoker— arranca con un brutal asesinato a bordo del Tren Negro, en el que varios escritores se dirigen a un famoso encuentro de literatura policíaca. Tras este crimen vienen otros, siempre llenos de simbolismo. La inspectora Negro y su inseparable compañero, el criminólogo Javier Sanjuán, tienen que averiguar quién es el enigmático asesino de escritores. Mientras tanto, un peligroso violador de adolescentes, capturado en el pasado por Valentina, ha escapado de la cárcel, complicando aún más la situación. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

Los autores:

Nieves Abarca:

Nieves Abarca, estudió Historia del Arte en la Universidad de Santiago de Compostela y obtuvo un máster en Periodismo por la UOC. Ha realizado estudios de anatomía patológica y medicina legal, y es especialista en perfiles criminales. Ha sido directora de una revista de divulgación cultural, además de colaborar en varias publicaciones y programas de radio de A Coruña y Ponferrada. Es funcionaria de carrera y durante trece años estuvo destinada en un cuartel de la policía. (Biografía extraída de: Ediciones B)

Vicente Garrido:

Vicente Garrido Genovés es profesor titular de la Universidad de Valencia. Su importante obra científica se ha dado a conocer al gran público a través de sus ensayos de divulgación científica, entre los que destacan El psicópata, Cara a cara con el psicópata  y Amores que matan. Sus estudios sobre la personalidad delictiva y sus programas de tratamiento con criminales han hecho de él un profundo conocedor de la mente violenta. Garrido fue el primer criminólogo español que colaboró en la captura de un asesino en serie a través de la realización del perfil criminológico del sospechoso. Ha impartido numerosos seminarios especializados a los cuerpos y fuerzas de seguridad en España y América, así como a jueces y fiscales. El Ministerio de Justicia le concedió la Cruz de San Raimundo de Peñafort. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La entrada de esta semana es para una novela que acaba de aterrizar en las librerías, pues salió a la venta el pasado 9 de febrero: Los muertos viajan deprisa de Vicente Garrido y Nieves Abarca, y que nos trae la cuarta entrega protagonizada por la inspectora Valentina Negro. He tenido la enorme suerte de poder leerla unos días antes de su publicación gracias al gran detalle de Ediciones B que me hizo llegar un ejemplar no venal de la obra. Este nuevo caso de la inspectora Negro nos vuelve a enseñar la cara más oscura de la mente humana, aunque esta vez quizás no solo nos muestre la del asesino.

Los muertos viajan deprisa arranca en plena Semana Negra de Gijón, concretamente a bordo del Tren Negro, en el que viajan muchos de los escritores que componen el cartel del festival; y será este mismo tren el que se convertirá en escenario de un brutal asesinato que pone en jaque a todo el cuerpo de policía de esta ciudad. Tras este brutal episodio, y también teniendo como telón de fondo otra Semana Negra, esta vez en Galicia, se comete otro brutal crimen también con elementos rituales. Será en este momento cuando la inspectora Valentina Negro, acompañada por el criminólogo Javier Sanjuán, comenzará la persecución de un asesino despiadado que parece no detenerse ante nada ni ante nadie. Sin embargo, no será este el único peligro al que tendrá que enfrentarse la inspectora Negro, pues un peligroso violador de menores que detuvo en el pasado y que está obsesionado con ella ha escapado de prisión y está dispuesto a todo con tal de llevar a cabo su venganza.  

A Coruña

Manteniendo el mismo nivel de intriga que las anteriores entregas de la serie (cuyas reseñas podéis leer aquí) pero quizás disminuyendo la carga de asesinatos para centrarse más en la psique del asesino (aunque los crímenes que aparecen siguen en la línea a la que nos tienen acostumbrados los dos autores, que no suelen escatimar en detalles escabrosos). Los muertos viajan deprisa es una novela en la que los libros están muy presentes, tiene una carga importante de metaliteratura ya que toda la trama principal gira en torno al mundo literario; los personajes principales son autores, editores y blogueros que esconden un mundo, en muchas ocasiones, más oscuro que el que plasman en sus propias obras. Los lectores nos vamos a deleitar de nuevo con una novela que vuelve a enganchar desde la primera página, con una Valentina Negro que en esta ocasión se implica menos a nivel personal con el caso, mostrándose más fría que en otras ocasiones. Pero Los muertos viajan deprisa también nos muestra como las relaciones enfermizas y absolutamente dependientes llevan a la destrucción, propia por supuesto, pero también ajena pues cuando algo se rompe en el interior de la mente humana ya nada puede detener lo que se desata.

Escrita bajo un estilo directo, me parece que Nieves Abarca y Vicente Garrido realizan un trabajo excepcional con una escritura a cuatro manos en la que es muy complicado identificar qué parte está escrita por cada uno, pues no hay un cambio significativo en la prosa utilizada o en el ritmo de lectura, consiguiendo una gran coherencia durante toda la novela. En Los muertos viajan deprisa encontramos la figura del narrador omnisciente, que se expresa en tercera persona y que proporciona al lector toda la información necesaria, pues es conocedor de todo lo que acontece a lo largo de la lectura, tanto objetivo como subjetivo. Siguiendo un hilo temporal lineal sin que encontremos apenas analepsis o flashbacks, esta cuarta novela de Vicente Garrido y Nieves Abarca contiene una trama principal que nos sumerge en la parte más oscura de la literatura acompañada de una subtrama que nos devuelve a un antiguo conocido, el violador de menores conocido como el Peluquero que, fugado de prisión, buscará vengarse de Valentina. Con unas descripciones más que correctas acompañadas de unos buenos diálogos, los autores consiguen que las escenas de Los muertos viajan deprisa sean vívidas e intensas, que los lectores nos metamos de lleno en ellas y tengamos la sensación de estar viviendo todo lo que ocurre junto a los protagonistas. Con unas tramas perfectamente bien llevadas y que se entrelazan entre sí de forma más que correcta, mantienen el interés desde el principio hasta el final de la novela, consiguiendo que el lector no quiera dejar de leer.



En cuanto a los personajes, Valentina Negro y Javier Sanjuán vuelven a formar el tándem protagonista, aunque no son los únicos personajes con los que nos reencontramos, pues los compañeros policías de Valentina también son viejos conocidos, y algunos de los malvados también vuelven a aparecer en las páginas de Los muertos viajan deprisa. En esta novela encontramos que la relación de Valentina y Javier habrá llegado a un punto de inflexión importante, y aunque lo cierto es que esta vez ellos se verán menos implicados a nivel personal en el caso, su relación seguirá teniendo un peso importante en la historia. Con unos personajes bien dibujados y perfilados dentro de la trama, es realmente genial como Nieves Abarca y Vicente Garrido consiguen plasmar en la novela la personalidad del asesino, como entran en su mente y trasladan al lector todo lo que piensa y en algunos casos, llega a sentir. Lo cierto es que en este libro me ha parecido que el personaje de Javier Sanjuán se ha quedado un poquito atrás; mientras que Valentina sigue teniendo la fuerza de siempre y Lúa ha ido ganado protagonismo conforme ha ido avanzando la serie, Javier se ha quedado un poco rezagado y me gustaría que, en próximas entregas, se volviese a ver a ese criminólogo que, sin tener la personalidad arrolladora de Valentina, no estaba metido en este mar de dudas.

Restos del Molino de Fragas do Eume


Lo cierto es que tenía unas ganas enormes de leer lo nuevo de Vicente Garrido y Nieves Abarca, y con Los muertos viaja deprisa he cubierto mis expectativas. En cuanto lo empecé ya no pude soltar este libro que nos vuelve a llevar de la mano hacia los rincones más oscuros de la mente humana, esta vez en un escenario de lujo para los que amamos la literatura.



2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Me ha encantado reencontrarme con los autores y me ha encantado ese toque de metaliteratura que impregna esta última entrega.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son libros totalmente adictivos, ya tengo ganas de que saquen el siguiente ;)
      Un besote!

      Eliminar