UA-47860825-1 Los libros de Dánae: La columna de hierro.- Taylor Caldwell ranktrackr.net

Translate

miércoles, 6 de agosto de 2014

La columna de hierro.- Taylor Caldwell

Reseña La columna de hierro.- Taylor Caldwell

Sinopsis:

Esta novela legendaria, fruto de nueve años de trabajo e investigación, es una fascinante recreación de la vida de Marco Tulio Cicerón en la Roma imperial. Gracias a este trabajo, Taylor consigue describir el mundo de la antigua Roma con gran exactitud y captar el alcance de una figura tan excepcional y controvertida como la de Cicerón. Agudo analista del mundo que le rodeaba, Cicerón fue también una persona adelantada a su tiempo cuya clarividencia le hizo ganarse tantos amigos como enemigos. Pero más allá de la reconstrucción histórica fidedigna, La columna de hierro también es una apasionante novela donde se cruzan las intrigas palaciegas, las pasiones y los crímenes, donde salen a relucir las cuestiones que más preocupaban a Cicerón: la religión, la política y la guerra.

La autora:

Janet Miriam Holland Taylor Caldwell, también conocida por sus seudónimos: Marcus Holland, Max Reiner y J. Miriam Reback (Mánchester, Inglaterra, 7 de septiembre de 1900, - Greenwich, Connecticut, Estados Unidos, 30 de agosto de 1985) fue una novelista estadounidense. En 1907 su familia, de ascendencia escocesa, emigró a los Estados Unidos estableciéndose en Buffalo, New York. Durante su vida escribió más de treinta novelas de distintos géneros que en su época fueron best-seller. Su trabajo fue ignorado y no fue publicado hasta que ella tuvo treinta y ocho años. Se casó cuatro veces y tuvo dos hijas. Su primer y tercer matrimonio terminaron en divorcio. La riqueza generada por la aceptación de sus obras finalmente la llevaron a una amarga batalla legal con su hija mayor. Sus obras cuentan la vida de familias por varias generaciones. El tema es la pugna entre el deseo de poder y dinero y los valores familiares y espirituales. En sus últimas obras cambió a la historia de personajes que surgen de la pobreza y alcanzan grandes fortunas, el sueño americano. También escribió varias novelas de género histórico religioso. Se estima que Caldwell en vida vendió más treinta millones de libros. Obtuvo numerosos premios por su trabajo. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).



Mi reseña:



La entrada de hoy es para una novela histórica con un trabajo de documentación que le llevó a su autora nueve años de trabajo e investigación, pero en la que consiguió plasmar una "biografía" de un personaje realmente fascinante como fue Cicerón, al mismo tiempo que recrea todo lo que rodea a este personaje. Se trata de La columna de hierro de Taylor Caldwell.

Busto de Cicerón
En La columna de hierro conoceremos a Marco Tulio Cicerón incluso poco antes de su nacimiento. Nacido en el seno de una familia romana de tradición, acaudalada pero no patricia, recibirá una esmerada educación en todas las disciplinas que se supone ha de dominar un buen patricio romano. Cicerón mostrará, desde joven una clara preferencia por la justicia y el derecho romanos, lo que le llevará a formarse como abogado, pero siempre tomando partido por lo que él considera que son las causas justas, cuestión que en Roma la mayoría de las veces resulta impopular y conlleva el enfrentamiento con los más poderosos. Junto a Cicerón, veremos crecer a dos personajes que serán imprescindibles en su vida, Lucio Sergio Catilina y Julio César, uno de ellos enemigo acérrimo de Cicerón y otro amigo incondicional, aunque con intereses completamente distintos. Marco Tulio Cicerón no dudará en enfrentarse a aquellos que manejan los hilos del Imperio más poderoso del mundo con tal de defender lo que el considera que es la justicia en Roma, sea cual sea el precio a pagar.


Cicerón niño
Taylor Caldwell realizó un trabajo titánico para escribir esta novela, a medio camino entre la biografía novelada y la novela histórica, que tiene, todo hay que decirlo una extensión considerable (aunque a mí nunca me han asustado los libros que se aproximan o superan las 1000 páginas, pero todo hay que advertirlo). En esta novela encontramos una historia muy interesante en la que conocemos con mayor profundidad a uno de los personajes ya de por sí, más conocidos del Imperio Romano como es Marco Tulio Cicerón; pero lo conocemos desde otras perspectivas diferentes: lo conocemos siendo niño, cuando ya comienza a demostrar que tiene un sentido de la justicia muy desarrollado pero al mismo tiempo conserva gran parte de inocencia. Un adolescente fascinado por el derecho romano, idealista y al que tendrán que abrir los ojos en muchas ocasiones profesionales dedicados al derecho durante mucho más tiempo que él, puesto que esos mismos ideales le llevan a cometer errores garrafales. Pero también veremos a ese gran Cicerón capaz de dejar boquiabierto a todo el Senado de Roma con sus discursos, al gran amante y defensor de la República, una República que agonizaba frente a los propios intereses de aquellos que la componían, sobre todo de Julio César, el gran amigo de Cicerón, que le apoyará en la sombra, pero que también le utilizará para sus propios fines en otras. 

La conjuración de Catilina
La columna de hierro es un libro escrito con un lenguaje que se nota que la autora intentó adaptar a la época en la que está ambientada la novela, lo que en algunas ocasiones puede hacer que eso, unido a la extensión, se convierta en una lectura algo lenta, pero que se compensa con algunos pasajes que realmente resultan memorables, como algunos de los discursos que pronuncia Cicerón ante el Senado, que sorprendentemente, se pueden extrapolar a la actualidad política que vivimos en muchos países, sin que parezca que han transcurrido siglos. Taylor Caldwell utiliza en esta obra dos tipos de narradores, el narrador omnisciente (en tercera persona), que ocupa gran parte de la obra y que permite al lector hacer todo un recorrido por la vida de Cicerón y de aquellos personajes que le rodean, incluso en los acontecimientos en los que éste no está presente; pero también utiliza la narración en primera persona, ya que también leeremos las cartas de Cicerón a sus amigos y seres queridos (cartas que se han convertido en una parte muy importante de la Historia), donde entraremos dentro de los pensamientos más personales de este personaje, siendo aquí el lector testigo directo de sus sentimientos y anhelos, así como de sus inquietudes sobre las posibles intrigas que se movían y se gestaban a su alrededor. 

Busto de Julio César
En cuanto a los personajes, el desfile que veremos pasar a través de las páginas de esta novela es de auténtico lujo. No sólo va a protagonizar las páginas de La columna de hierro Cicerón, el gran abogado, cónsul, filósofo y orador de Roma, a quién en esta novela Taylor Cadwell nos lo presenta como un hombre defensor a ultranza de la República y del derecho romano, pero por otra parte, profundamente creyente en los Augurios. Otro personaje que tendrá un enorme peso en la historia y que resulta fascinante por la imagen que se nos brinda de él es el de Julio César; acostumbrados a ver una figura que representa el comienzo de la era de los grandes emperadores, de la Roma Imperial, siempre recordado como el más grande de todos, en esta novela nos encontramos con un Julio César manipulador, adulador y que no duda en utilizar a todo aquel que necesite para cumplir sus fines. Amigo de Cicerón desde la infancia, no dudará en utilizarlo también a él, pero siempre le protegerá aunque a veces le resulte francamente difícil. Por otra parte, el antagonista, Catilina, a quien Cicerón dirigió sus famosas Catilinarias, y con quien mantuvo un enfrentamiento durante toda su vida. Pero junto a ellos aparecen personajes de la talla de Marco Antonio, Pompeyo o Craso; todos ellos conformarán un crisol imponente ante el cual el lector sólo podrá disfrutar de una lectura realmente magnífica.

La columna de hierro es una grandísima novela en la que Taylor Caldwell nos cuenta la vida de una hombre que no dudó en enfrentarse a todo y todos por defender aquello en lo que creía, que supo navegar contra corriente cuando lo tenía todo en contra y salvar muchos obstáculos. Que, haciendo honor a su apellido, Cicerón (que deriva de Cicer, garbanzo), no dudó en convertirse para muchos, en el garbanzo negro de la olla para defender a su amada República.

Cicerón ante El Senado



    

8 comentarios:

  1. Me tira un poco para atrás que a veces resulte una lectura lenta, pero por lo demás me parece una novela histórica de las grandes, así que la tendré en cuenta.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo resulta lenta en algunos puntos, pero en general resulta una lectura realmente interesante. Además es una novela histórica muy buena, de las que valen la pena.
      Besos!!

      Eliminar
  2. Me gusta mucho la novela histórica si está bien documentada, como parece el caso. A veces les importa más el "trepidantismo" que el rigor.
    Este me lo llevo, y me quedo por tu casa
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela es de las que hay que leer de forma tranquila para quedarte con todos los detalles, que además valen la pena. Gracias por quedarte!!!
      Besos!

      Eliminar
  3. A mí es que las cosas lentas... aunque sólo sea en algunos puntos...
    Bueno, en realidad es que parezco tranquilo, pero de ahí a serlo va un trecho.
    Esta no me convence mucho, guapetona!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es porque el tema que trata es más político, de intrigas y traiciones, y todo lo que rodeó a Cicerón en el ámbito legal y político, y entonces es una lectura más reposada. Pero, piensa que así tu cartera descansa ;).
      Besos!!!

      Eliminar
  4. Muy interesante esta reseña. El libro parece reunir todo lo necesario en una gran novela, y el trabajo de documentación tan exhaustivo se agradece para los que, como yo, no conocemos demasiado aquella época. Parece una buena opción.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!, la verdad es que resulta una lectura muy interesante y esta tan bien documentado que te transporta directamente a la época en la que está ambientado. Es muy buena opción!.
      Un saludo!!

      Eliminar