UA-47860825-1 Los libros de Dánae: 2019 ranktrackr.net

Translate

domingo, 12 de mayo de 2019

El peón envenenado.- Ricardo Alía

Reseña El peón envenenado.- Ricardo Alía

Editorial: Ediciones Maeva
Año de edición: 2018
ISBN: 978-84-17108-82-3
Formato: Papel

Sinopsis:

La metrópolis de Londres es el tablero y cualquiera puede ser víctima del misterioso jugador que mueve las blancas.

2003: Arturo Muñoz es un Gran Maestro ajedrecista que se enfrenta al peor desafío de su vida. Un asesino en serie apodado Cástor lo ha retado a una partida en Londres, en la que cada pieza capturada implica la muerte de inocentes.

1970: La segunda trama discurre en los años setenta y relata episodios de la niñez y del pasado de Arturo en Monroca, un pueblo de Extremadura, y el descubrimiento de su extraordinario talento para el ajedrez.

1937: Ander Sukalde, un niño vasco, es enviado a Inglaterra por su madre para protegerlo de las represalias franquistas contra su padre, activista contrario al régimen.


Las tres historias confluirán de modos imprevistos hasta llegar al inesperado final. (Sinopsis extraída de: Ediciones Maeva).

El autor:

Ricardo Alía (San Sebastián, 1971) pasó su infancia en Rentería, Guipúzcoa. Dejó de competir en torneos internacionales de ajedrez para concluir sus estudios y acabó licenciándose en Ciencias Químicas por la Universidad del País Vasco. En la actualidad trabaja como químico en Barcelona, ciudad donde reside junto a su familia. Tras la publicación de la Trilogía del Zodiaco, en el que su trabajo como químico ha tenido mucha influencia, dedica su nueva novela a su otra pasión: el ajedrez. (Biografía extraída de: Ediciones Maeva).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de El peón envenado, la última novela de Ricardo Alía y que ya no forma parte de su Trilogía del zodíaco. La verdad es que se trata de un libro al que le tenía bastantes ganas después de las buenas críticas que había leído sobre su trilogía y he de reconocer que lo cierto es no ha llegado a cubrir las expectativas que tenía puestas en ella, quizá porque había depositado demasiadas en ella y no iba con una visión objetiva hacia la historia. En esta ocasión he sentido que me ha faltado algo para conectar del todo con el protagonista de la trama principal, me ha dado la sensación de que se ha quedado a medio gas, de que no llegaba a traspasar las páginas del libro. Sin embargo, en las otras dos tramas que suceden de forma paralela, he tenido mejores sensaciones, he logrado conectar más con los personajes y así lograr entrar mejor en la historia. Agradezco a Ediciones Maeva el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.

Hyde Park
El peón envenenado nos traslada a Londres, a principios de la década de los 2000, cuando la policía de la City se tiene que enfrentar a un asesino que les pone frente a una situación como nunca antes se habían visto: les reta a jugar una partida de ajedrez en la que el tablero será Londres. Además, les exige que su rival al otro lado del tablero sea un Gran Maestro español del ajedrez al que no le gusta prodigarse entre la gente. Conforme avance la partida, en la que cada movimiento tendrá sus consecuencias en el mundo real, se irá descubriendo que los acontecimientos que sucedieron en el pasado siempre acarrean sus consecuencias en el presente.


Como os he comentado al principio de la reseña, este es el primer libro que leo de Ricardo Alía y tras leer las buenas críticas de su trilogía anterior, tenía unas expectativas muy altas puestas en este libro, quizás demasiadas. Esto no quiere decir que no me haya gustado, pero lo cierto es que quizá esas expectativas demasiado elevadas han ido en contra de poder disfrutar más de la lectura. El peón envenenado nos mete de lleno en un thriller que mantiene tres tramas diferentes que se relacionan entre sí, aunque he de reconocer que llegado el final de la novela, no conseguí entender demasiado bien cuál era la relación entre esta trama y la principal, aunque quede claro qué personaje las une, no conseguí encuadrar qué tipo de relación había entre ambas historias más allá de este personaje común. El peón envenenado es una historia sobre las consecuencias que, de un modo u otro, siempre tendremos que pagar, como si de un peaje se tratara, sobre los actos que cometemos a lo largo de nuestras vidas, sobre todo cuando afectan a terceras personas.

Escrita bajo un estilo directo, en El peón envenenado Ricardo Alía utiliza la figura de un narrador externo omnisciente que, expresándose en tercera persona, será el encargado de transmitir a los lectores toda la información, tanto subjetiva como objetiva, que va afectando a los personajes que aparecen en las tres tramas que ocupan la historia. Tres tramas que suceden en tres hilos temporales diferentes y que, pese a desarrollarse de forma aparentemente independiente, están interrelacionadas entre sí, y que avanzan de forma lineal. Con unas buenas descripciones, que nos permiten situarnos a los lectores en cada uno de los escenarios en los que se desarrolla la acción, diferenciando cada época, hay suficientes elementos visibles para permitirnos entrar en las escenas que se van creando, aunque lo cierto es que la trama que se desarrolla en los años treinta se queda un poco menos desarrollada que las otras dos; también los diálogos están bien trabajados por parte del autor. Importante destacar el enorme conocimiento que Ricardo Alía demuestra sobre el ajedrez a lo largo de la novela, pero que ha sabido poner al servicio de la trama.



En cuanto a los personajes, como he comentado al principio de la reseña, no conseguí conectar del todo con el personaje de Arturo en la trama que protagoniza en la actualidad, me pareció que no llegaba a traspasar las páginas de la novela, que se quedaba a medio gas; sin embargo, conecté de otra manera completamente diferente con el protagonista de la historia que se desarrolla en la década de los setenta, del niño que descubre de repente como tiene un don para hacer algo, como descubre su lugar en el mundo. Esta trama es la que más me ha llegado, la que ha tenido los personajes, en mi opinión, más desarrollados, más capaces de traspasar las páginas y llegar a tocar la fibra del lector. La tercera trama, la que se desarrolla en los años treinta, me dio la impresión de que tenía unos personajes que en un principio parecían tener una evolución que se me quedó algo corta.

Guernika
El peón envenenado ha sido una lectura que, pese a no cumplir las expectativas que tenía puestas en ella, no me ha parecido un mal libro, y por eso, espero darle la oportunidad a la anterior trilogía de Ricardo Alía, pues creo que puedo disfrutar con otras obras de este autor. 










domingo, 5 de mayo de 2019

Un mar violeta oscuro.- Ayanta Barilli

Reseña Un mar violeta oscuro.- Ayanta Barilli

Editorial: Planeta Editorial
Año de edición: 2018
ISBN: 978-84-08-19741-6
Formato: Papel

Sinopsis

Una maldición recorre las vidas de Elvira, Ángela y Caterina: elegir a hombres que no las supieron amar.

Elvira se casó con Evaristo, un demonio que sembró el miedo y la locura. Su hija Ángela renunció a sí misma por un marido ausente, siempre en los brazos de otras, incapaz de ocuparse ni de ella ni de sus hijas. Y la indómita Caterina, tercera de la saga, acabó enamorada de otro ser diabólico, sin tener conciencia del peligro que corría. Sólo Ayanta, última descendiente, se enfrentará a su herencia transitando el camino de los recuerdos y de la verdad.


Un mar violeta oscuro es la historia de una rebelión ante la amenaza de ese destino que parece ineludible, el de muchas mujeres sometidas a las condiciones del tiempo que les tocó vivir, el de tantas protagonistas anónimas que lucharon por ser felices, por ser libres. (Sinopsis extraída de: Planetadelibros). 

La autora:

Ayanta Barilli (Roma, 1969) es escritora y periodista.

Ha presentado y dirigido numerosos programas de radio y televisión relacionados con la divulgación cultural, además de escribir para diversos periódicos. Ha trabajado en la Cope, esRadio, El Mundo y  El Español. En televisión ha formado parte de los programas «Las noches blancas», «El diario de la noche» y «Libros con uasabi», entre otros. Ha sido directora de casting en diversas películas y directora artística del Teatro Lara. Actualmente dirige y presenta «A media luz», un magacín cultural en esRadio.

En 2013 publicó Pacto de sangre.


Un mar violeta oscuro es su primera novela. (Biografía extraída de: Planetadelibros). 

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog, casualidad o no, pues es el Día de la Madre en España, la reseña de una novela que terminé hace unos días y que, precisamente tiene muy marcada la figura materna a lo largo de varias generaciones, pues está protagonizada por mujeres que no tuvieron una vida fácil, mujeres que tuvieron que luchar y a las que, por la época que les tocó vivir o por las circunstancias que las rodearon, les tocó mirar de frente a la adversidad. Hoy os hablo de Un mar violeta oscuro de Ayanta Barilli, obra finalista del Premio Planeta 2018 (quiero agradecer a Planeta Editorial el envío de un ejemplar para su lectura y reseña) y, aunque lo cierto es que, por lo general, no suelo estar muy de acuerdo con las obras que ganan estos premios pues no me suelen gustar demasiado, esta vez, creo que está a la altura.

Tellaro
Un mar violeta oscuro nos presenta  a Ayanta, quien a la muerte de su abuela decide bucear en el pasado de las mujeres de su familia. Tras el fatal acontecimiento, se da cuenta de que no conoce prácticamente nada de su bisabuela, de quien casi nadie habla bien, o de su propia abuela; será tras encontrar un libro escrito por esta cuando Ayanta pueda conseguir un hilo del que tirar para reconstruir desde el principio la historia de su bisabuela, su abuela y su madre, quienes compartieron un destino común: casarse con hombres que no supieron amarlas como merecían. Elvira se casó con Evaristo, un hombre que la condujo a la locura, solo interesado en lo que ella representaba; Ángela se conformó con un marido ausente que jamás estaba ni para ella ni para sus hijas; y Caterina, la tercera de la saga, tras un amor apasionado, sucumbió a las garras de un ser monstruoso.

Manicomio de Colorno
Como os he comentado antes, llevo unos años en los que no me encontraba del todo con las obras que ganaban estos premios, no me tocaban del todo; sin embargo, ya cuando leí la sinopsis de Un mar violeta oscuro pensé que esta vez sí sería la ocasión, no me equivoqué. Ayanta Barilli nos brinda un libro que emociona, y eso que he confesaros que las historias de Elvira y Ángela son las que más me llegaron, quizá porque me dio la sensación de que la propia autora estaba más implicada, mientras que en la historia que trata sobre su madre, profundiza menos, mantiene algo más de distancia, quizá porque es la trama que más la toca a nivel sentimental, que más dolor le puede provocar su ahonda demasiado en ella. Esta novela es un viaje a través de los sentimientos, no solo de Ayanta Barilli, sino de tres mujeres a las que la vida obligó a ser fuertes, no dejó opción; y en realidad, esta la vida de tantas y tantas mujeres en una época en la que no teníamos voz, solo se nos permitía obedecer sin levantar la mirada, la sociedad no nos dejaba ni siquiera tener la capacidad de pensar, solo nos estaba reservado traer hijos al mundo y cuidar del esposo, y pobre de aquella a la que se le ocurría levantar la voz.

Escrita bajo un estilo directo, en Un mar violeta oscuro se alternan la presencia de un narrador externo omnisciente y un narrador interno protagonista, la voz de Ayanta ocupa ambos papeles, ya que a veces la observamos como ese narrador omnisciente que nos contará todo lo que afecta a su familia y otras se transformará en ese narrador protagonista que nos adentra en su propia vida y nos contará como esas mujeres que nos está dando a conocer han influido en ella. Además, encontramos fragmentos del libro escrito por Ángela, en los que será ella la que adoptará la voz protagonista. El libro comienza in media res, con el fallecimiento de Ángela, la abuela de Ayanta, y a partir de ahí, las analepsis y prolepsis serán constantes en la novela, ya que, aunque la novela está dividida en tres partes, cada una de ellas dedicada a una de las mujeres que han marcado la vida de la autora, dentro de estas partes, los saltos temporales son frecuentes en la narración. Con unas buenas descripciones y unos diálogos bien trabajados, al principio puede costar entrar en la trama debido a esos saltos temporales que os he comentado, pues puede dar la sensación de discontinuidad en la lectura, y también es cierto que el prólogo de la novela es algo más largo de lo que suele ser habitual y puede descolocar un poco, pero una vez te acostumbras a estos saltos temporales se sigue la trama sin ningún problema.

Plaza Mayor de Soria
Cuevas de Ajanta (India)
En cuanto a los personajes, personalmente y tal y como os he comentado antes, me llegaron más las historias de Elvira y Ángela, me dieron la sensación de ser más profundas, de que la autora había profundizado más en los personajes, había ahondado más. Mi impresión es que quizá llegar más allá en la historia de Caterina, su madre, causaba más dolor, era imposible tomar la distancia necesaria para llegar hasta donde se llega con su abuela o su bisabuela. Elvira, la primera mujer de la familia Barilli que conocemos es una joven soñadora que se enamora del hombre equivocado, un abogado obsesionado con la posición social que solo traerá desgracia a su vida. Ángela, hija de Elvira, no podrá evitar crecer con el estigma de su madre, y será irremediable que termine dentro de un matrimonio con un marido ausente, que nunca está ni para ella ni para sus hijas, y sin embargo, nunca desistirá de buscar su propio futuro ni el de sus niñas. Caterina, soñadora, rebelde y en busca de un amor que la deje sin aliento. Y el nexo común de todas ellas, Ayanta, quien decide buscar y sacar a la luz los puntos oscuros de esas mujeres de su familia, darles el lugar que merecen en la historia, que es la suya.

Cementerio de los poetas (Roma)
Un mar violeta oscuro es la historia de una familia contada a través de las mujeres de tres generaciones vistas por quien reúne dentro de sí misma a todas ellas. 



lunes, 29 de abril de 2019

El eco de la piel.- Elia Barceló

Reseña El eco de la piel.- Elia Barceló

Editorial: Roca Editorial
Año de edición: 2019
ISBN: 9788417305680
Formato: Papel

Sinopsis:

Cuando a Sandra Valdés, joven historiadora en paro, le encargan que escriba la biografía de Ofelia Arráez —la gran empresaria y constructora, referente obligado en el mundo de la moda del calzado femenino—, ella acepta el reto sin imaginar los secretos que se ocultan en los noventa años de esa mujer contradictoria y poderosa, sin saber que lo que va a descubrir cambiará también su vida.

Como es habitual en las novelas realistas de Elia Barceló, la historia se articula en dos tiempos:

En el presente, Sandra, atraída por una oferta que le dará suficiente dinero como para replantearse su futuro y abandonar la precariedad de su trabajo en una cadena de ropa en Madrid, decide volver durante un tiempo al pueblo de su infancia a redactar la biografía que le ha encargado don Luis, hijo de la famosa Ofelia, para lo cual tendrá que investigar y entrevistar a personas que la conocieron.

Cada una de ellas muestra una verdad parcial sobre Ofelia; cada documento encontrado -fotos, cartas, cintas, noticias- va descubriendo a una mujer distinta, va creando un personaje contradictorio, a veces incomprensible, otras veces convencional, otras potencialmente oscuro y peligroso. El pasado está lleno de secretos, de malentendidos, de versiones que no casan entre sí.


Pero también sucede con el presente, porque los seres humanos somos fuente de misterio, ocultamos cosas, callamos, tergiversamos. En su propio pueblo, Sandra irá descubriendo que nada es lo que parece, que la vida está llena de sorpresas y no todas son agradables. Uno es tanto lo que es como lo que parece, lo que elige mostrar al exterior, y cada uno de nosotros va descartando pieles a lo largo de su vida, como las serpientes, y va dejando ecos de sí mismo en todos los que alguna vez lo conocieron. (Sinopsis extraída de: Roca Editorial).

La autora:

Elia Barceló (Alicante, 1957) es profesora de Estudios Hispánicos en la Universidad de Innsbruck, en Austria.


Ha publicado numerosas novelas como Consecuencias naturales, que le valió el reconocimiento internacional y el título de «gran dama de la ciencia ficción española», El vuelo del hipogrifo, El secreto del orfebre, Disfraces terribles, Las largas sombras o Anima Mundi. También es autora de La inquietante familiaridad, una tesis sobre los arquetipos del terror en los relatos de Julio Cortázar. Su obra ha sido traducida al francés, italiano, holandés y alemán, con gran éxito de público y crítica, consolidándose como una de las autoras españolas más internacionales de la narrativa actual. (Biografía extraída de: Roca Editorial).

Mi reseña:


Hoy os hablo en el blog de una novela recién llegada a las librerías y que yo he podido leer antes de su publicación gracias a Roca Editorial, que me hizo llegar un ejemplar no venal de la misma. Se trata de El eco de la piel, la última y maravillosa obra de Elia Barceló, autora de la que he leído varias obras y que no deja de seducirme con cada una de ellas. En esta última, la escritora alicantina nos traslada de nuevo a su tierra, a un pueblo con tradición de fabricación de calzado donde, en dos momentos de la historia diferentes, iremos desentrañando la vida de una mujer luchadora que nunca se dejó vencer por las adversidades que la vida fue poniendo a su paso.

El eco de la piel nos cuenta la historia de Ofelia Arráez, una de las mujeres más influyentes no solo de Monastir, un pueblo de Alicante, sino de la España de los años sesenta y setenta. En la actualidad, después de fallecida, su hijo Luis, actual director de la fábrica de calzado que sus padres levantaron desde la nada, quiere rendir un homenaje a su madre y para ello contrata a Sandra, una joven historiadora en paro quien también es oriunda del pueblo, para que escriba las memorias de la mujer. Sin embargo, Sandra, poco a poco, y conforme vaya conociendo la personalidad arrolladora y misteriosa de Ofelia, no podrá evitar querer saber más de ella, pues desconfía de los datos que Luis le confía, y sabe que esa mujer, luchadora y adelantada a su tiempo, escondía oscuros secretos que permanecen en las sombras.

Fábrica de calzado 
El eco de la piel es la tercera novela que leo de Elia Barceló, tras deleitarme con El color del silencio y Las largas sombras (cuyas reseñas podéis leer aquí). Con esta nueva lectura no puedo más que reafirmarme cuando os digo que las historias que nos brinda esta autora están repletas de personajes intensos, que se meten dentro del lector y pasan a formar parte de él. En este último libro nos adentramos en el seno de una familia que es capaz de levantar desde la nada una empresa de fabricación de calzado y convertirse en un referente mundial, donde la figura de una mujer es la que más sobresale: Ofelia Arráez; una figura femenina destacada en una época en la que las mujeres no tenían ni voz ni voto, cuyo papel se limitaba a llevar la casa sin rechistar. Sin embargo, la protagonista, no se conformó con el papel que la sociedad le tenía reservado, luchando para lograr que sus ideas fueran escuchadas y llevadas a cabo. Ofelia, como tantas otras mujeres de su época, no lo tuvo nada fácil. Pero además, descubrimos que alrededor de Ofelia viven otros personajes que tampoco viven una existencia feliz, que en su interior sienten que no pueden mostrarse ante el mundo tal y como son; que la sociedad que les rodea jamás entendería a la verdadera persona que se esconde bajo la piel que recubre su cuerpo.

Escrito bajo un estilo directo, en El eco de la piel Elia Barceló alterna dos tipos de figuras narrativas, una interna protagonista que se expresa en primera persona a través de la voz de Sandra, la joven historiadora a la que Luis Arráez hace el encargo de escribir la biografía de Ofelia, y un narrador externo omnisciente que se expresa en tercera persona y que se encarga de transmitir a los lectores toda la información que afecta a los personajes que aparecen, tanto subjetiva como objetiva. Aunque más de la mitad de la novela está dedicada a la investigación realizada por Sandra para conocer a Ofelia y desentrañar los secretos que esta oculta, incluso tras su muerte, personalmente me ha parecido más intensa la parte donde Ofelia recoge el testigo protagonista pleno, no a través de los ojos de Sandra, pues la fortaleza y el ímpetu de Ofelia no lo llega a poseer la joven historiadora. En El eco de la piel los saltos temporales son frecuentes, aunque las dos primeras partes de la novela están más centradas en las pesquisas realizadas por Sandra en el tiempo actual, y la tercera nos adentra de pleno en la historia de Ofelia; y finalmente encontramos un epílogo en el que se realiza una prolepsis hacia un futuro. Con unas descripciones maravillosas, que nos permiten adentrarnos en cada uno de los escenarios en los que se desarrollan las acciones y vivir, junto a los protagonistas, todos aquellos acontecimientos que van teniendo lugar a lo largo de las páginas, y unos diálogos perfectamente manejados por la autora, encontramos unas escenas plagadas de visibilidad.

Nueva York, años 70

En cuanto a los personajes, como he comentado antes, El eco de la piel es un auténtico crisol de personajes intensos y capaces de meterse en el interior de los lectores; personajes de los que dejan huella en el lector. Por supuesto, imposible no empezar hablando de Ofelia Arráez, esa mujer que desde el principio se nos muestra como alguien misterioso y fuerte, que incluso puede haber sido capaz de rozar la ilegalidad para conseguir aquello que desea; sin embargo, poco a poco, y conforme se va desvelando su verdadero yo empezamos a conocer a una mujer que, desde la nada, e intentando huir de una realidad nefasta, consigue levantar un auténtico imperio junto a Anselmo, su marido, un hombre bueno y sensible, con el que formará un tándem casi perfecto. Mito, el nombre cariñoso con el que Ofelia se dirige a él, es el complemento perfecto para ella, es su otra mitad. En cuanto a los personajes que conocemos en el tiempo actual, Sandra, la joven historiadora encargada de la biografía de Ofelia, en un principio se toma el encargo como un trabajo que va a mejorar mucho su situación económica; sin embargo, tras sus primeras reuniones con Luis, el hijo de Ofelia, empieza a interesarse por la figura de una mujer que poco a poco le irá obsesionando.



El eco de la piel, al igual que las dos novelas anteriores de Elia Barceló, han sido lecturas de sensaciones, de personajes que se quedan en ti y consiguen transmitir todo aquello que están sintiendo. Una lectura que traspasa la piel.



domingo, 21 de abril de 2019

Leones de Aníbal.- Javier Pellicer

Reseña Leones de Aníbal.- Javier Pellicer

Editorial: Edhasa Editorial  
Año de edición: 2018
ISBN: 9788435063241  
Formato: Papel

Sinopsis:

Corre el siglo III a.C. en la península Ibérica. Aníbal Barca se ha convertido, por derecho propio, pero también por carisma, fuerza e inteligencia en el líder de los ejércitos cartagineses, que aúnan no sólo a su gente, sino también a muchos pueblos íberos que, en su recorrido por la península Ibérica, se han unido a él. Roma domina el mundo. Pero Aníbal quiere conquistar Roma. Y, una vez pasados los Alpes, la mayor hazaña conseguida por el hombre hasta entonces, tendrá su primera victoria: Escipión y sus legiones caen ante él. Parece que, por fin, va a conseguirlo...


Leones de Aníbal es el relato épico de una gran aventura, pero también una novela sobre la identidad, la convivencia y la amistad. De cómo un ejército, formado por multitud de pueblos, luchó no sólo contra Roma, sino contra las fuerzas de la naturaleza. Y todo ello bajo la bandera de un hombre, y no de una patria. Tres individuos dispares -Leukón, un joven celtíbero que se une a la lucha dejando atrás a su amada; Alcón, un íbero saguntino acosado por la culpa de la traición; y Tabnit, un oficial cataginés que guarda un secreto inconfesable-, se enfrentarán juntos a la hazaña propuesta por Aníbal. Una experiencia que los cambiará para siempre. En esta novela, de una forma tan documentada como ágil, entretenida y llena de pasión, Javier Pellicer nos narra la epopeya que estuvo a punto de cambiar el curso de la Historia y la figura del mayor estratega de la historia: Aníbal. (Sinopsis extraída de: Edhasa Editorial).

El autor:

Nació en Benigánim (Valencia) en 1978 e inició su andadura iteraria a través de los relatos. Ha participado en multitud de antologías; Fantasmagoria, Ilusionaria 2 o Crónicas de la Marca del Este, son las más destacadas.

Su novela corta La Sombra de la Luna se ofrece en formato e-book, desde la plataforma solidaria de Save the Children "1libro1euro".


Su salto a la narrativa larga llegó con El espíritu del lince (Ediciones Pàmies), novela histórica en torno a la invasión cartaginesa de la península ibérica en el siglo III a.C., por la que fue elegido autor novel finalista en los IV Premios de Literatura Histórica Hislibris. Con su segunda novela Legados (Ediciones Holocubierta) viajó a lo fantástico con una obra homenaje a las aventuras clásicas del género, así como a los juegos de rol. (Biografía extraída de: Edhasa Editorial).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de una novela histórica que he disfrutado muchísimo, no solo por el género al que pertenece, que me encanta, si no por la perspectiva que nos brinda, pues normalmente solemos encontrarnos casi siempre con la visión romana de la época, y aquí nos trasladamos al otro bando, al “enemigo”; además, en Leones de Aníbal, el libro del que hoy os hablo, no seguimos de cerca a Aníbal, sino que somos la sombra de sus oficiales y soldados. Su autor, Javier Pellicer ha querido que seamos testigos de los anhelos y los sufrimientos de los hombres que se aventuraron junto al gran estratega africano en su mayor gesta y que a punto estuvo de costarle el imperio a Roma. Quiero agradecer a Edhasa Editorial el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.


Aníbal Barca 
Leones de Aníbal nos traslada al siglo III a. C., en la Península Ibérica Aníbal Barca se ha convertido en el líder, no solo de los ejércitos cartagineses, sino también de aquellos pueblos íberos que se han ido uniendo a él. Pero lo que realmente Aníbal desea es enfrentarse al mayor imperio que se ha conocido jamás, Roma, que domina el mundo. Sin embargo, ni siquiera esto frenará a Aníbal, decidido a cruzar los Alpes y llegar a las puertas de la mismísima Roma. Y una vez cruzadas esas enormes montañas nevadas, nada será capaz de ponerse delante de Aníbal y sus hombres, ni siquiera el gran Escipión y sus legiones, quienes sufrirán una gran derrota ante el cartaginés.

Aníbal atravesando el Ródano
Esta es la primera novela que leo de Javier Pellicer, pero ya os puedo decir que no será la última; me ha parecido no solo una lectura apasionante sino también tremendamente interesante y que me ha dado a conocer una parte de la historia que quizás no conocemos tanto. Quienes somos aficionados al género histórico estamos más acostumbrados a encontrar lecturas desde el punto de vista romano, una cultura mucho más “explotada” literariamente hablando y que por supuesto a mí me encanta; sin embargo, aunque lo cierto es que esta no es la primera novela que leo sobre la figura de Aníbal Barca, sí es verdad que es la primera que no se centra en la figura del general cartaginés para centrarse en la figura de sus oficiales y de los hombres que formaban su ejército. Leones de Aníbal, como bien nos indica el título nos hace acompañar a esos hombres, pero también mujeres que, demostrando un gran valor, se unieron al cartaginés cuando este decidió emprender una hazaña casi suicida, cruzando los Alpes para llegar a las puertas de Roma y poner al límite a la que en ese momento era la mayor potencia del mundo, un auténtico Imperio al que nadie se atrevía a mirarle a la cara. Al mismo tiempo que recorremos ese inhóspito camino de montañas heladas donde deberán enfrentarse a los enemigos que les salgan al paso, iremos ahondando en ese mundo interior de los personajes, en los secretos que guardan, en sus sentimientos más profundos y en sus miedos más inconfesables.

Escipión
Escrita bajo un estilo directo, en Leones de Aníbal, Javier Pellicer utiliza la figura de un narrador externo omnisciente que se expresa en tercera persona y que es el encargado de transmitir toda la información relativa a los personajes, tanto objetiva como subjetiva, y así proporcionar a los lectores una visión global de toda la historia. Aunque la trama principal de la novela se desarrolla bajo un hilo temporal lineal, encontramos varias analepsis o flashbacks que nos explican acontecimientos ocurridos en la vida de los protagonistas que tienen una gran importancia para la situación actual en la que se encuentran. Con unas grandes descripciones que nos permiten visualizar cada uno de los escenarios en los que transcurren las acciones, sentir el desolador y helado paraje de los Alpes o la tensa calma que precede a la batalla, y unos diálogos donde podemos conocer poco a poco a cada uno de los personajes, creándose unas escenas repletas de visibilidad. Hay que destacar el enorme trabajo de documentación realizado por Javier Pellicer, pero también agradecer que lo haya introducido dentro de la trama y que en ningún momento haya sacrificado la historia en beneficio de demostrar lo que se ha documentado, sino que lo ha conjugado de forma genial para crear una novela con la que se disfruta y al mismo tiempo se aprende.



Aníbal atravesando los Alpes
En cuanto a los personajes, bien descritos y dibujados por parte del autor, en Leones de Aníbal encontramos un crisol de personajes muy diferentes pero que poco a poco nos van conquistando. Como he comentado antes, la presencia de Aníbal no presenta un carácter protagonista, ya que los verdaderos protagonistas son los oficiales y soldados de sus ejércitos: Leukón, un joven celtíbero que deja atrás a su pueblo y a su primer amor para unirse al León de Cartago en su gesta militar; Alcón, un saguntino que, acosado por la culpa de acontecimientos ocurridos en el pasado intenta expiar sus culpas acompañando a Aníbal en su mayor gesta militar; Tabnit, un oficial cartaginés que guarda un secreto inconfesable pero su nobleza hacia Aníbal supera todo lo demás. Y me es imposible no hablar de Nunn, la joven que, tras luchar contra ellos, decide unirse al ejército de Aníbal ya que para ella, esta es su única posibilidad de sobrevivir.

Cova des Culleram (Santuario Púnico)
Leones de Aníbal es una de esas novelas con las que se disfruta y al mismo tiempo se aprende; se nos abre la puerta para descubrir la enorme epopeya que estuvo a punto de cambiar el rumbo de la historia acompañando a los hombres que la hicieron posible. 


domingo, 14 de abril de 2019

El guardián de los objetos perdidos.- Ruth Hogan

Reseña El guardián de los objetos perdidos.- Ruth Hogan

Editorial: Duomo Ediciones  
Año de edición: 2018
ISBN: 9788417128142
Formato: Papel

Sinopsis:

Una bella historia sobre objetos perdidos y segundas oportunidades


Anthony Peardew, célebre autor de relatos que se acerca al final de sus días, ha pasado la mitad de su vida coleccionando objetos extraviados, tratando de expiar una promesa rota años atrás. Con el tiempo en su contra, decide legar su casa y todos los tesoros perdidos a su asistente, Laura, la única persona en quien confía que cumplirá su promesa y reunirá los cientos de cachivaches con sus legítimos dueños. El último deseo de este guardián de objetos perdidos desencadena una serie de encuentros afortunados que dan una segunda oportunidad a todos aquellos que creían haberse extraviado. (Sinopsis extraída de: Duomo Ediciones). 

La autora:

RUTH HOGAN nació en la casa familiar de Bedford, donde sus padres viven todavía. De niña le fascinaban los ponis y leía todo lo que caía en sus manos. Por suerte para ella, su madre era librera. Estudió Filología Inglesa. Y luego empezó a trabajar en un empleo en la administración local durante diez años. Le servía para pagar las facturas y la hipoteca. Con treinta años sufrió un accidente de tráfico que le impidió trabajar a jornada completa. Encontró entonces un trabajo por horas como recepcionista de un osteópata y dedicó su tiempo libre a escribir. Poco después, le diagnosticaron un cáncer. Como la quimioterapia le producía insomnio, pasaba las noches escribiendo y el resultado final fue El guardián de los objetos perdidos . Vive en una caótica casa de estilo victoriano con su «sufrido» compañero y los perros que ha adoptado.

www.ruthhogan.co.uk (Biografía extraída de: Duomo Ediciones). 

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog, después de una semana de ausencia, la reseña de una novela que me ha parecido muy bonita, con una historia principal que pone de relieve la importancia que las pequeñas cosas de la vida pueden esconder grandes historias detrás, pueden haber sido testigos silenciosos de los grandes acontecimientos de nuestra existencia. Hoy os hablo de El guardián de los objetos perdidos de Ruth Hogan, donde un famoso escritor guarda aquellos objetos que va encontrando con la esperanza de devolverlos, algún día, a sus dueños. Quiero agradecer a Duomo Ediciones el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.

El guardián de los objetos perdidos nos presenta a Anthony Peardew, un escritor de éxito que lleva media vida coleccionando objetos perdidos, tratando de expiar una promesa que no pudo cumplir años atrás. Ahora, cuando se acerca al final de sus días, decide legar todo lo que posee a su ayudante, Laura, pues sabe que es la única persona capaz de cumplir su cometido, reunir todos los objetos con sus legítimos dueños. Así, tratando de cumplir la última voluntad de Anthony, se desencadenarán una serie de encuentros afortunados que brindarán una segunda oportunidad a aquellos que extraviaron una vez pequeños objetos que formaron parte de sus vidas.



En El guardián de los objetos perdidos los lectores somos testigos de dos historias que, si a priori no tienen una relación establecida, se van desarrollando de manera simultánea para, hacia al final, descubrirnos cuál es la relación que las une. Por una parte conocemos a Anthony Peardew, escritor de éxito que, enfermo de gravedad cede todas sus posesiones, entre ellas su amada mansión, a Laura, su joven asistente desde hace varios años; tiene la esperanza de que ella, cuando él ya no esté, logre reunir los objetos perdidos que ha ido reuniendo a lo largo de los años con sus legítimos dueños. Por otra parte, y retrocediendo en el tiempo conocemos a Eunice, una joven que, en la década de los setenta, consigue trabajo como asistente de un editor de libros, Bomber, a quién le unirá una amistad que perdurará durante décadas. Ruth Hogan nos introduce, en ambas historias, en tramas cargadas de sentimientos, y en la protagonizada por Anthony y Laura encontramos pequeñas historias relacionadas con los objetos extraviados, que nos dan a conocer qué se esconde tras ellos, cómo cosas cotidianas a las que no les damos importancia pueden, muchas veces, haber sido testigo de sucesos importantes de nuestras vidas, muchas veces incluso cruciales.

Escrita bajo un estilo directo, en El guardián de los objetos perdidos Ruth Hogan utiliza la figura de un narrador externo omnisciente que, expresándose en tercera persona, es quien nos transmite a los lectores toda la información relativa a los personajes, tanto subjetiva como objetiva, y esa misma omnisciencia, que le dota de la capacidad de observarlo todo, hace que nos proporcione una visión más objetiva de todo lo que acontece en la novela. Como os he comentado, hay dos historias que van de forma paralela y que aparentemente no están relacionadas entre sí, aunque según avanzamos en la lectura, descubrimos de qué manera lo están; mientras que la protagonizada por Anthony y Laura sucede en el presente, la protagonizada por Eunice y Bomber nos traslada hasta la década de los setenta, y aunque ambas suceden bajo un hilo temporal lineal, en la primera encontramos mayor número de analepsis o flashbacks mientras que en la segunda se recurre más al resumen ya que abarca un mayor número de años. Es importante recalcar que también en la primera se intercalan las historias de algunos de los objetos perdidos que Anthony va recopilando a lo largo de su vida. Ambas historias presentan unas bonitas descripciones, que nos permiten situarnos en cada uno de los escenarios en los que suceden las escenas, que están llenas de elementos visibles y donde vivimos todo lo que sucede junto a sus protagonistas, que a través de los diálogos, se nos van descubriendo poco a poco.



En cuanto a los personajes, bien desarrollados en líneas generales por parte de la autora, en cada una de las historias encontramos a unos protagonistas que poco a poco van conquistando a los lectores. Tanto Anthony como Laura se muestran como dos personas a las que la vida no ha tratado bien, han sufrido mucho por amor y finalmente, cuando se han encontrado, en etapas muy diferentes de sus vidas, han logrado ser una gran compañía para ambos. Poco a poco se irán sumando a la vida de Laura otras personas como Freddy o Sunshine, que le demostrarán que abrirte a los demás vale la pena y que siempre es necesario dejarse ayudar y querer. En la historia de Eunice y Bomber descubrimos que una relación que comienza como algo laboral se transforma, con el tiempo, en una relación de amistad, incluso fraternal, donde ambos son un apoyo fundamental para afrontar todos aquellos problemas que la vida les pone delante. Personalmente, me han conquistado los personajes de Sunshine y Bomber, que transmiten una gran dulzura e inocencia, cada uno de una forma diferente.



El guardián de los objetos perdidos es una de esas novelas que te reconcilian con el mundo, que te hacen creer que, aunque muchas veces pienses que el mundo cada vez es un lugar peor, aún se encuentran personas que se encargan de mejorarlo y Ruth Hogan nos lo recuerda en este libro.   



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...