UA-47860825-1 Los libros de Dánae: La leyenda de la montaña de fuego (Trilogía del Fuego 3).- Sarah Lark ranktrackr.net

Translate

sábado, 31 de diciembre de 2016

La leyenda de la montaña de fuego (Trilogía del Fuego 3).- Sarah Lark

Reseña La leyenda de la montaña de fuego (Trilogía del Fuego 3).- Sarah Lark

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5909-3
Formato: Papel

Sinopsis:

La aclamada autora de En el país de la nube blanca vuelve con el último volumen de su mejor saga familiar ambientada en Nueva Zelanda, la Trilogía del Fuego. Una epopeya literaria tan emotiva como fascinante, por la escritora que ya ha seducido a más de ocho millones de lectores en todo el mundo.

Otaki, Isla Norte, 1880. Aroha crece felizmente en la escuela que dirige su madre Linda. Pero un día de septiembre, su existencia cambiará radicalmente cuando se convierta en una de las víctimas del gran accidente de tren de Nueva Zelanda y sufra una horrorosa experiencia.


En Rata Station, la granja de ovejas de su familia, se restablecerá y recuperará la ilusión. Con ayuda del soñador Robin y de su prima, la temperamental March, se atreverá a dar un gran paso y conocerá a alguien que dará un giro insospechado a su vida. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La autora:

Sarah Lark trabajó durante muchos años como guía turística. Pronto descubrió su fascinación por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos han ejercido desde siempre una atracción casi mágica sobre ella. Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que en la actualidad vive en España. Con "En el país de la nube blanca", considerado el debut más exitoso de los últimos años en Alemania, sorprendió a crítica y lectores. No en vano lleva más de un millón de ejemplares vendidos. "Das Lied der Maori" y "Der Ruf des Kiwis" son las esperadas continuaciones de esta primera novela. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la última reseña del año y está dedicada a la que es la última novela que compone la Trilogía del Fuego ( podéis leer las reseñas de las dos anteriores aquí) de Sarah Lark, La leyenda de la montaña de fuego; una novela que pone fin a una serie que he leído en un par de meses gracias a Ediciones B, que me ha proporcionado los ejemplares para su lectura y reseña. En líneas generales he disfrutado muchísimo con esta última trilogía de Sarah Lark, una autora que me encanta y con la que viajo lejos, muy lejos, en cada uno de sus libros. Y centrándome en este último título, he de deciros que me ha parecido un muy buen cierre para esta serie, pues nos plantea un fondo diferente aunque sin alejarse del estilo al que nos tiene acostumbrados.


Pink and White Terraces
perdidas

La leyenda de la montaña de fuego nos lleva hasta 1880. En Otaki, situada en la Isla Norte, conocemos a Aroha, quien ha pasado su infancia en la escuela regentada por su madre Linda. Sin embargo, su espíritu inquieto la lleva, junto a su mejor amigo Matiu, a emprender un viaje en busca de las raíces de este que no tendrá el final que ambos amigos esperan y que marcará el destino de Aroha para siempre. Mientras, en Rata Station, la vida de March y Robin también está sufriendo grandes cambios; cuando Aroha llegue intentando encontrar la paz que ha perdido, la vida de los tres jóvenes dará un giro insospechado que marcará su futuro para siempre.


Turistas en las Pink and White Terraces
 perdidas

He de reconocer que Sarah Lark suele partir con ventaja, es una autora que ya he leído y que me encanta. Aunque también es cierto que no soy una lectora que lea por defecto todo lo que un autor que me gusta publique y que por ser quien es, me gusten todas sus obras. Hay autores que me gustan mucho de los que he leído libros que no me han gustado, pero de momento, todos los que he leído de Sarah Lark me han gustado. En el caso de La leyenda de la montaña de fuego, he disfrutado mucho de su lectura, me ha hecho viajar sin necesidad de moverme del sofá hasta cada uno de los rincones de Nueva Zelanda que describe en sus páginas, aunque también os de reconocer que el personaje de Robin me ha sacado de mis casillas durante casi todo el libro, ¡qué chico más indeciso y cobarde!; sin embargo, estas cosas son las que hacen ver que el libro llega al lector, despierta sus emociones, buenas o malas, y eso es lo que yo busco cuando leo una novela o unos relatos, que me emocionen, que me hagan sentir lo que sienten sus personajes o hacia sus personajes. La leyenda de la montaña de fuego también nos da a conocer pasajes históricos de Nueva Zelanda, cosa que Sarah Lark ha hecho también en sus anteriores libros, pero en este caso, no tan relacionados con la población maorí; en esta tercera parte de la trilogía, la autora se centra en la llegada de la Revolución Industrial al país, con las pésimas condiciones laborales que la acompañaron así como en las primeras revueltas obreras reclamando derechos laborales. También nos revela la catástrofe natural, en forma de erupción volcánica, que asoló a la zona de Rotorua y que cambió su orografía para siempre.


Rotorua

Escrita bajo un estilo directo que la autora acompaña de un prosa cuidada, en La leyenda de la montaña de fuego Sarah Lark utiliza la figura de un narrador omnisciente, que se expresa en tercera persona y que es el encargado de trasladar toda la información al lector, tanto la información objetiva como la subjetiva, pues es conocedor de todo lo que acontece en la novela así como de todo lo que afecta, sienten y piensan los personajes. En esta novela los lectores vamos a encontrar unas escenas realmente vívidas, que se componen de unas preciosas descripciones que nos trasladan hasta cada uno de los escenarios, permitiéndonos ver los géiseres subir hacia el cielo, oír las explosiones del volcán cuando entra en erupción o sentir el ahogo que debían provocar las fábricas atestadas y faltas de ventilación de la época, y que Sarah Lark acompaña de unos diálogos que resultan creíbles y están bien llevados durante todo el libro, ya que en ellos son los personajes los que toman las riendas, los que se expresan, mientras que el narrador pasa a estar en un segundo plano, interviniendo en contadas ocasiones. Pese a la extensión de la novela, la historia mantiene vivo el interés, hay un buen equilibrio en cuanto al protagonismo de los personajes, algo que, en mi opinión, falló por ejemplo en la Trilogía de la Nube Blanca (podéis leer las reseñas aquí) y hace que el lector no tenga la sensación de que hay partes que están ahí por rellenar páginas pero tampoco eche de menos a ningún personaje.



Obreras en una fábrica textil
S. XIX
En cuanto a los personajes, como os he dicho un poco más arriba, Robin ha conseguido sacarme de mis casillas durante casi toda la novela, la indecisión de la que hace gala, la falta de carácter en alguien que se supone es capaz de perseguir su sueño me ha puesto de los nervios. Toda la determinación que tiene March, que tampoco me ha resultado muy simpática, le falta a Robin. Aroha me ha gustado mucho en líneas generales, se muestra como una mujer fuerte y luchadora, aunque no puede evitar que las creencias muchas veces condicionen su vida. La presencia de las protagonistas de los anteriores libros de la trilogía es testimonial e Ida ni siquiera aparece, pero esto es algo normal, ya que Sarah Lark abarca, como en otras series, tres generaciones, siendo en este caso los protagonistas de La leyenda de la montaña de fuego las nietas de Cat e Ida, y el hijo pequeño de Cat. También me ha parecido llamativo el que la autora introduzca un personaje chino para así hacernos conocedores del conflicto que surgió con esta comunidad en Nueva Zelanda. El personaje de Bao me ha gustado mucho pero no sé si se puede considerar como representativo de la situación que la mayoría de los ciudadanos chinos vivían en el país.

Reverendo Wadell. Dunedin (1917)

Llegados a este punto, no puedo más que deciros que os lancéis a disfrutar de la lectura de La leyenda de la montaña de fuego, aunque como siempre en las trilogías de Sarah Lark, os recomiendo que lo hagáis por orden, ya que se continúan. Haceos con un buen rincón en vuestra casa, acomodaos y preparaos para emprender un viaje que disfrutaréis desde la primera hasta la última página


6 comentarios:

  1. ¡Hola! no conocia esta trilogia.. por lo que veo tiene mucha historia. Gracias por la reseña y FELIZ AÑO NUEVO! *_*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he disfrutado mucho con los tres libros ;).
      Un abrazo! Y feliz año!

      Eliminar
  2. Leí "En el país de la nube blanca" y no me quedaron ganas de repetir con la autora. Me pareció muy flojo literariamente y un tostón. Aunque ya dices que esta trilogía de La nube... te gustó menos. Creo que no volveré a repetir con esta autora porque hay demasiados libros que me apetecen más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Rosa, si un libro no nos gusta o no nos apetece leerlo, mejor ponernos con otro, que hay muchos para leer!!
      Un beso!

      Eliminar
  3. En esta ocasión lo dejo pasar. No puedo con la autora, y en general con el género del landscape.
    Feliz año!! Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, ya he visto que Sarah Lark o gusta mucho o no se puede con ella.
      Feliz año!!. Un beso ;)

      Eliminar