UA-47860825-1 Los libros de Dánae: El silencio de los corderos.- Thomas Harris ranktrackr.net

Translate

viernes, 12 de septiembre de 2014

El silencio de los corderos.- Thomas Harris

Reseña El silencio de los corderos.- Thomas Harris

Sinopsis:

A Clarice Starling, joven y ambiciosa estudiante de la academia del FBI, le recomiendan que entreviste a Hannibal Lecter, brillante psiquiatra y despiadado asesino, para conseguir su colaboración en la resolución de un caso de asesinatos en serie. El asombroso conocimiento de Lecter del comportamiento humano y su poderosa personalidad cautivarán de inmediato a Clarice, quien, incapaz de dominarse, establecerá con él una ambigua, inquietante y peligrosa relación. 

El autor:

Thomas Harris (Jackson, Tennessee, 11 de abril de 1940) es un escritor y guionista estadounidense, famoso por sus novelas de suspense protagonizadas por el psiquiatra caníbal Hannibal Lecter, y que han sido adaptados al cine en cinco películas y una serie de televisión. Hijo único de un ingeniero eléctrico, Harris nació en Jackson, Tennessee, pero se mudó a Rich, Mississipi siendo un niño. Asistió a la bautista Baylor University en Waco, Texas, donde en 1964 se licenció en lengua inglesa. Mientras estaba en la universidad trabajó como reportero en el periódico local, el Waco Tribune-Herald, cubriendo los casos de sucesos y policiales. Se mudó en 1968 a Nueva York para trabajar en Associated Press hasta 1974, cuando comenzó a escribir su primera novela. Se separó en 1960 de su esposa, Harriet, con la que tuvo una hija, Anne. La muerte de 11 atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972 inspiró su bestseller Domingo Negro (1975), novela sobre los planes de un grupo terrorista para tomar el control de un dirigible, poner una bomba a bordo y hacerla explotar en la Super Bowl de Nueva Orleans. Llevada al cine con el mismo nombre, fue dirigida por John Frankenheimer y protagonizada por Robert Shaw y Bruce Dern. En 1981 publica su segunda novela, El dragón rojo, que es la primera en la que aparece Hannibal Lecter (aunque aquí como personaje secundario), el asesino en serie que protagonizará sus próximas tres obras. Fue llevada a la pantalla grande en 1986 bajo el nombre de Manhunter (Hunter / Cazador de hombres) y, en 2002 con el título El dragón rojo. En 1988 publicaría su mayor éxito El silencio de los corderos / El silencio de los inocentes (adaptada al cine en 1990), en la que el doctor Lecter es ya el personaje principal. Once años tardó en escribir su continuación, Hannibal (1999) (que igualmente se convertirá en película en 2001), y finalmente siete años más tarde Hannibal: El origen del mal (2006), que es una precuela de las anteriores y muestra a un Lecter joven (también llevada al cine en 2007). Thomas Harris evitó la prensa durante unos veinte años y declinó participar en la película El silencio de los corderos, pero cuando estuvo lista envió regalos a todos los que trabajaron en ella. En la actualidad Thomas Harris reside en el sur de Florida con su pareja, Pace Barnes. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

La entrada de hoy en el blog es para una novela policíaca, que aunque forma parte de una serie de novelas que tienen como eje común el personaje de Hannibal Lecter, se puede leer de forma independiente; y que resulta una lectura apasionante y adictiva para todos los que somos aficionados al género de novela negra y policíaca. Hoy os traigo El silencio de los corderos, de Thomas Harris.

En El silencio de los corderos nos encontramos con Clarice Starling, una joven y brillante estudiante de la academia del FBI, que es enviada por su superior, Jack Crawford, a investigar los casos de asesinato en serie que están siendo cometidos por alguien a quien en el cuerpo apodan Buffalo Bill. Pero uno de los primeros pasos que Clarice tendrá que dar, bajo las órdenes de Crawford para obtener pistas sobre la personalidad y el paradero de Buffalo Bill será entrevistarse con el doctor Hannibal Lecter, un psiquiatra eminente y capaz de realizar los más certeros diagnósticos; pero el doctor Lecter es especial, pues se encuentra recluido en el módulo de alta seguridad del Manicomio de Baltimore, acusado de canibalismo. El doctor Lecter es psiquiatra, y de los mejores, pero también es un psicópata despiadado. Tras este primer encuentro, empezarán a sucederse otros que comenzarán a tener consecuencias sobre Clarice; y tras el secuestro de otra víctima de Buffalo Bill, hija de una persona influyente de la política, los acontecimientos se precipitarán, pues Clarice tendrá que acelerar su caza sobre el asesino que anda suelto y su única salida será confiar en el asesino que está encerrado, aceptando sus condiciones, arriesgándose a pagar un alto precio por ello. 




El silencio de los corderos es una novela intensa, de las que cuando comienzas su lectura, ya no hay vuelta atrás, ya no podrás salir hasta que veas el punto y final de la trama. Da igual si has visto o no la película, aunque sepas lo que viene, lo que va a suceder, no puedes evitar estremecerte, pasar malos ratos e incluso miedo. Hay escenas que son realmente de las que ponen los pelos de punta, de las que te sorprendes incluso conteniendo la respiración. Thomas Harris nos ofrece una novela en la que no sólo asistimos a la persecución de un asesino principal, sino que veremos casi con asombro como hay un segundo psicópata como es Hannibal que ocupa una posición ambigua, que casi llega a lograr una especie de "empatía" con Clarice y que le muestra, de formas no demasiado claras, el camino a seguir en la investigación principal, aunque teniendo siempre en realidad sus propios fines. Una novela donde lo criminal y el juego psicológico tienen el mismo peso y pueden llegar a inquietar a partes iguales




Escrita con un estilo fluido y directo, sin adornos; la prosa utilizada en El silencio de los corderos por Thomas Harris es ágil pero al mismo tiempo descriptiva sin caer en banalidades; utiliza un lenguaje que describe las situaciones en su justa medida, para proporcionar al lector la información necesaria para seguir de forma cómoda la lectura, haciendo que nos adentremos de lleno en la búsqueda de Buffalo Bill. Alternando narración con diálogo, los que mantienen sobre todo Clarice con Hannibal son dignos de mención, pues la tensión psicológica que se establece entre ambos personajes resulta absolutamente palpable a través de la lectura de estas conversaciones. Escrita bajo la figura del narrador omnisciente, en tercera persona, Thomas Harris nos proporciona una visión privilegiada en todos los ángulos posibles desde los cuales se desarrolla la historia, para así poder ser testigos de todos y cada uno de los acontecimientos que se van sucediendo a lo largo de las páginas de la novela, que no son pocos. Con una trama que resulta totalmente absorvente, el autor ofrece al lector una novela que en realidad contiene dos historias dentro de una, unidas entre sí pero que en algunos momentos se distancian pues sus protagonistas se aislan del resto de personajes para convertirlas en historias más íntimas, que sólo ellos vivirán y atestiguarán. 


En cuanto a los personajes, si la historia de la novela es buena, lo que realmente hace que este libro sea lo que es son los personajes que lo protagonizan. Tanto los protagonistas como los secundarios son dibujados y perfilados hasta el límite, sobre todo desde el punto de vista psicológico, lo que hace que el lector se pueda meter hasta la trastienda mental de cada personaje, y esto, en algunos casos, llega a crear verdadera angustia. Los personajes principales como son el de Clarice y el de Hannibal son complejos, y están tremendamente desarrollados. Pero si esta novela tiene un claro vencedor a nivel protagónico, aunque ocupe menos páginas, ese es Hannibal Lecter, una personalidad tan atrayente como repelente, una mente privilegiada con una inteligencia inconmensurable que sólo utiliza para el mal, pero que como él mismo reconoce no es porque nada le pasara, sólo pasó "él". Resulta fascinante ver como alguien que es incapaz de desarrollar ningún tipo de empatía con otro ser humano conozca tan a fondo la mente humana. También la figura de Buffalo Bill y como va degenerando a lo largo del libro, y cual es el proceso por el que pasa para convertirse en lo que es resulta fascinante cuando se lee.




Mi recomendación sobre El silencio de los corderos es absoluta. Una novela inquietante, que en ocasiones roza el auténtico miedo, en la que Thomas Harris nos demuestra que la locura adopta infinitas caras, y que tras la mente más brillante se puede esconder el asesino más despiadado o que los hechos del pasado pueden marcar las vidas en el futuro; que tras el silencio de los inocentes se haya la balanza donde reposa el bien y el mal a cada lado. 



A continuación os dejo el trailer y el enlace al mismo en YouTube de la adaptación cinematográfica de la novela, protagonizada por Jodie Foster y Anthony Hopkins en 1991: El silencio de los corderos trailer en castellano





15 comentarios:

  1. Ya solo la sinopsis me da miedo jajajajaja creo que este lo voy a dejar apartado, pero tu reseña es buenísima! Nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Inés!!!. Espero que algún día te animes, que no es para tanto ;). Nos leemos!!!

      Eliminar
  2. Si leo un libro luego no me apetece ver la peli, pero también viceversa. En este caso he visto la película, si bien es verdad que ya la tengo algo olvidada y la novela parece realmente buena.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima!!
      Yo vi primero la peli, pero la verdad es que en el libro descubres muchas cosas que la película se salta (como casi siempre) y profundiza mucho en los personajes. Es una gran novela.
      Besos!!!

      Eliminar
  3. ¡Ay qué susto! Yo vi las películas como aterrada, pero bueno... Vamos a ver si algún día me animo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la película me encanta!!!! y la novela la leí tremendamente enganchada ;)

      Eliminar
  4. Es una novela de las que considero imprescindibles. Después vi la peli y me gustó también: un gran papel el de Antony Hopkins. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, y Anthony Hopkins está brutal (aunque es raro que este hombre no lo esté en una película, es un actorazo :) ).
      Besos!!

      Eliminar
  5. Una de mis novelas, y de mis películas, favoritas de todos los tiempos. En mi caso, primero vi la película y años después leí el libro, y es una de ésas raras ocasiones en que ninguna de las dos versiones desmerece a la otra.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!!!. A mí también me encantan las dos!.
      Besos!!

      Eliminar
  6. Me encanta la película. Pero hasta hoy que he visitado por primera vez tu blog, no sabía que había un libro... ¡Qué ignorante soy! Ahora me muero de ganas de cogerlo, lastima que tengo un par de libros delante que no puedo y/o quiero aplazar. :D

    Me gusta mucho tu blog, me das algunas ideas para mejorar el mío, tranquila no te copiaré :D , y ya te tengo fichada, a partir de ahora, cuando actualices, tendrás un nuevo lector.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!, no te creas pero a mi también me pasa muchas veces, veo una película y después me entero que está basada en un libro ;). Me alegra tenerte por aquí!
      Saludos!!

      Eliminar
  7. Es una de mis novelas favoritas, la leí hace mucho. La verdad es que miedo no me llegó a dar, sí que hay mucha tensión.

    ResponderEliminar
  8. Hola Dánae me podrías ayudar, que tópicos literarios hay tanto en el libro como en la película? por favor ayúdame

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...