UA-47860825-1 Los libros de Dánae: El caso de la mano perdida. Una investigación del sargento Carmelo Domínguez.- Fernando Roye ranktrackr.net

Translate

sábado, 17 de octubre de 2015

El caso de la mano perdida. Una investigación del sargento Carmelo Domínguez.- Fernando Roye

Reseña El caso de la mano perdida. Una investigación del sargento Carmelo Domínguez.- Fernando Roye.

Editorial: Sinerrata    
Año de edición: 2014
ISBN: 9788415521143  
Formato: E-Book

Sinopsis:

Allá por los años cincuenta del siglo pasado en el sur de España, en plena Sierra Morena, una mano seccionada es encontrada por una pareja de la Guardia Civil en el monte, cerca de la pequeña localidad de Santa Honorata. Se hará cargo de la investigación el peculiar jefe de puesto, el sargento Carmelo Domínguez, cuyos singulares métodos y extraordinaria suspicacia despiertan admiración, miedo y rechazo a partes iguales; Carmelo aborrece los problemas, y estos no han hecho más que empezar. Mientras todo el pueblo, incluyendo sus subordinados y los mandatarios locales, está centrado en la próxima visita del caudillo de España a este rincón de Sierra Morena, el sargento hechizado, como es conocido Carmelo en los alrededores, intentará solucionar un caso con raíces más antiguas y oscuras de lo que nadie, excepto quizás él, pudo prever."El caso de la mano perdida" es, entre otras cosas, el retrato de un pequeño pueblo de fines de la posguerra. Asomándonos a esta ventana descubriremos la vida de sus habitantes, los oficios que desempeñaban, sus sueños y también sus pesadillas. Y todo esto contado desde los raros ojos de un sargento de la Guardia Civil y con el telón de fondo de las ambiciones y los rencores de sus agentes, la abnegación de sus mujeres y la disciplina castrense de la casa-cuartel en la que malvivían.

El autor:

Fernando Roye, nacido en Esplugues de Llobregat (Barcelona) en el año 1984. Licenciado en Psicología y Diplomado en Magisterio por la UB. Influenciado por la novela negra y el realismo mágico, ha publicado El caso de la mano perdida (sinerrata editores, 2014), Tres ancianos sin ruta (editorial amarante, 2014) y I love F-150 (e-litterae, 2010). Ha participado en el Congreso de Novela y Cine Negro de Salamanca de 2015 con la ponencia Entorno urbano vs entorno rural. La novela negra de provincias. Asimismo, ha cooperado en el evento mundial Writing Wallpeople de 2015 en Barcelona. Colaboró para el blog de reseñas La Biblioteca Imaginaria, comentando libros de género negro. Escribe y gestiona el blog dedicado a la saga de novelas protagonizadas por el sargento Carmelo Domínguez, La mirada azul y negra. (Biografía extraída de: https://fernandoroye.wordpress.com).

Mi reseña:


Esta semana la reseña está dedicada a la novela que estrena la serie protagonizada por el sargento Carmelo Gómez: El caso de la mano cortada, de Fernando Roye, que me llegó de la mano de la editorial Sinerrata (a la cual agradezco el envío del ejemplar en formato digital). Un libro original, con algunos puntos que me han descolocado un poco, pero que en líneas generales me ha gustado.

Sierra Morena
El caso de la mano perdida nos presenta al sargento de la Guardia Civil Carmelo Domínguez, un padre de familia numerosa que vive en la casa- cuartel que el cuerpo al que pertenece tiene en la localidad de Santa Honorata. Carmelo es un hombre peculiar que llama la atención, sobre todo, por tener un ojo azul y el otro marrón, lo que hace que la gente le conozca como “el hechizado”, pero también por sus peculiares métodos de investigación, que tendrá oportunidad de poner en práctica cuando dos de sus hombres lleguen al cuartel con una mano cortada, guardada en un bolsillo. Carmelo, junto a Benito, uno de los últimos oficiales en incorporarse a Santa Honorata y apasionado de las novelas de detectives, volcará todas sus fuerzas en encontrar el resto del cuerpo que acompañaba a la misteriosa mano, sospechando que se ha cometido un asesinato cuyas raíces van más allá de un simple asalto o pelea de bar; pero también tendrá que preparar la próxima visita de Franco, algo que parece preocupar más a todos los vecinos de la localidad, incluidos sus subordinados y los mandatarios.



Casa- cuartel
El caso de la mano perdida es una novela negra bastante diferente, y no solo por su ambientación, también por los personajes que nos presenta. Fernando Roye nos mete de lleno en un ambiente rural, será en medio de una localidad ficticia de la Sierra Morena donde se desarrollarán los acontecimientos; esto al principio puede desconcertar un poco, pero conforme se avanza en la lectura, el desconcierto va desapareciendo. Normalmente, cuando pensamos en novela negra, irremediablemente imaginamos un argumento de ritmo rápido, en ocasiones frenético, pero El caso de la mano perdida fluye poco a poco, al igual que el ritmo de vida en esa España de posguerra en la que se desarrolla. El autor nos hace viajar a través de un túnel del tiempo para “plantarnos” en medio de un pueblo, que puede ser cualquiera de la geografía española de la época, que anda revolucionado por la próxima visita de Franco, y en el que se comete un “inoportuno” crimen que cabe resolver u ocultar.

Fernando Roye nos ofrece una obra escrita bajo un estilo directo que acompaña de una prosa muy cuidada. El caso de la mano perdida contiene un fino sentido del humor, aderezado con toques de ironía que esconden afiladas críticas a través de las cuales el autor va plasmando, entre otras cosas, la falta de libertad para expresar las ideas políticas que había en la época, el sometimiento de las mujeres ante los hombres o la doble moral de la sociedad. Escrita bajo la figura de un narrador omnisciente conocedor de todo lo que acontece y ha acontecido en la vida de los protagonistas, será a través de este narrador que se expresa en tercera persona como los lectores conocemos todo lo que sucede en Santa Honorata. La ambientación de esta novela está muy conseguida, Fernando Roye consigue que los lectores nos sumerjamos en ese pueblo durante la década de los cincuenta, que podamos ver esa casa- cuartel, con sus desconchones y sus pequeñas dependencias donde conviven los guardias civiles, sobreviviendo con sus sueldos precarios. También las escenas están muy bien recreadas gracias a diálogos muy bien construidos, que no resultan forzados. Solo hay una cosa que en algunos momentos me ha desconcertado un poco más de la cuenta, y es el modo en el que Carmelo iba resolviendo algunos de los misterios que le ayudan a resolver el caso, me explico: cuando Carmelo resuelve alguna pesquisa, explica a posteriori como ha llegado hasta ahí, no habiendo antes ninguna pista en la novela (o por lo menos a mí se me han escapado) que explique ese hallazgo, y esto hacía que yo tardase un poco en entender como había conseguido desentrañar el misterio.


(Fotografia de The Guardian)
En lo referente a los personajes, el sargento Carmelo Domínguez, el protagonista de El caso de la mano cortada es un verdadero descubrimiento: un hombre peculiar, tranquilo y con un carisma especial, que parece no perder la paciencia ante nada pero cabezota como el que más, no parará hasta resolver el misterio de la mano que ha aparecido en el monte, aunque ese empeño pueda costarle el puesto. También conocemos a Benito, el joven oficial recién casado y también recién llegado a la casa- cuartel, un apasionado de las novelas de detectives, que se convertirá casi en el único apoyo de Carmelo durante la investigación del caso, ya que el resto de oficiales se preocupará más por la próxima visita de “El Caudillo” al pueblo. Acompañando a este peculiar dúo encontramos a una serie de personajes que irán desfilando por las páginas de la novela, y que nos irán desentrañando poco a poco todo el misterio que envuelve a la mano aparecida en medio del monte, pero también nos permitirán irán conociendo secretos ocultos de los vecinos de Santa Honorata; secretos por los que algunos de ellos estarán dispuestos a llegar hasta donde sea necesario con tal de que estos nunca salgan a la luz.




En líneas generales, El caso de la mano cortada es una novela negra original, muy entretenida y con buenos momentos de humor e ironía. Yo, desde este momento, quedo a la espera de los próximos casos del sargento Carmelo Domínguez, volveré a viajar a Santa Honorata, ¿os apuntáis?.


2 comentarios:

  1. Pues parece una historia de lo más interesante y si además está aderezada con toques de humor e ironía, mejor que mejor.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha sorprendido, es muy entretenido y los toques de humor e ironía le dan un aire muy original.
      Besos!!.

      Eliminar