UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Coburn.- Pablo García Naranjo ranktrackr.net

Translate

sábado, 14 de noviembre de 2015

Coburn.- Pablo García Naranjo

Reseña Coburn.- Pablo García Naranjo

Editorial: Tyrannosaurus Books
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-944254-3-1    
Formato: Rústica sin solapas

Sinopsis:

Coburn es un asesino a sueldo. Un nombre en una agenda, una pistola con un precio en un mundo donde nadie hace preguntas. No tiene más amo que el dinero y un código que le ha permitido llegar a los cincuenta vivo. Traicionado por un jefe del hampa neoyorkino, debe huir con quince mil dólares, una promesa y la foto de una chica desaparecida en el bolsillo. Dennis Buchinski es un policía corrupto de Los Ángeles sumergido en el negocio de las snuff movies. Cuenta el dinero manchado en sangre y semen con la esperanza de salir de la ciudad y olvidar sus pecados. (Sinopsis extraída de: Tyrannosaurus Books).

El autor:

Pablo García Naranjo (Sabadell, 1979) ha publicado relatos en diversas antologías con las editoriales Tyrannosaurus Books, Kelonia y La Pastilla Roja ediciones. Laguna Negra fue su primera novela y desde entonces ha seguido publicando, entre sus textos más recientes destaca la novela de ciencia ficción distópica El hombre spam que escribió bajo el psudónimo de Talbot Torrance. (Biografía extraída de: Tyrannosaurus Books).

Mi reseña:


La tercera reseña que os traigo del Premio Guillermo de Baskerville 2015 organizado, como ya sabéis, por la web literaria Libros Prohibidos, está dedicada a una novela negra que me ha sorprendido muy gratamente, Coburn de Pablo García Naranjo. Una obra que se empapa y nos traslada a las películas de acción (con personajes atormentados como protagonistas) americanas de los setenta.

Coburn es un asesino a sueldo que, ya entrado en la cincuentena, está cansado de su modo de vida; ansía terminar el último trabajo que le han encargado y retirarse. Sin embargo, pese a que él siempre cumple con su palabra, trabajar de forma limpia y rápida, esta vez el encargo no terminará como Coburn espera. En medio de su huída, se cruzará una mujer que le pedirá un favor: que encuentre a su hija desaparecida en Los Ángeles. Y con la foto de la joven, quince mil dólares en el bolsillo y su cabeza en peligro, Coburn se adentrará en un sórdido mundo donde pornografía, policías corruptos y drogas están peligrosamente unidos, y donde tendrá que elegir entre una huída hacia delante o poner su vida en peligro por cumplir una promesa a una mujer desesperada.



Los que sois asiduos a leer reseñas en mi blog sabéis que soy muy aficionada a la novela negra (y a los que os pasáis por primera vez, pues ya os habéis enterado) así que cuando vi que entraba a concurso una obra que pertenecía al género, me alegré; y os puedo decir que no me ha decepcionado en absoluto, sino todo lo contrario, me ha parecido una novela realmente buena, que consigue engancharte desde la primera página y mantiene el interés hasta el final. Planteada de una forma muy “cinematográfica”, Coburn nos adentra en un universo realmente crudo, donde se van a entremezclar las “snuff- movies” con la corrupción policial, las drogas… Pablo García Naranjo plantea en su obra un cambio de roles, pues aquí los policías, que son los que deben velar por la seguridad, han cruzado la línea por dinero, sin importarles las vidas que se destrozan. Y enfrente encontramos a un asesino a sueldo que demostrará tener conciencia y no dudará en poner su propia piel en peligro con tal de cumplir una promesa (aunque haya recibido dinero a cambio).

Coburn es una novela escrita con un estilo directo, en la que Pablo García Naranjo utiliza una prosa clara, cruda y sin medias tintas, dotando a toda la obra de mayor dureza. A todo esto se une una ambientación, como he dicho antes, muy “cinematográfica”, pues durante toda la novela el lector tiene la sensación de estar sumergido en una película americana de los setenta (esos largometrajes protagonizados por Clint Eastwood o Charles Bronson cuyos personajes bordeaban el margen de la ley), con ritmo rápido que en ocasiones se vuelve frenético, y hay que decir que esa ambientación está muy bien conseguida, tanto por las descripciones que son concisas y ayudan a entrar de lleno en la novela, como por las escenas recreadas a través de unos diálogos que en la mayoría de las ocasiones parecen traducidos del inglés, pues Pablo García Naranjo ha intentado utilizar unas expresiones más “americanas” para lograr un mayor efecto en la novela. El narrador utilizado en Coburn es el omnisciente, que se expresa en tercera persona y que es conocedor de todo aquello que acontece en la novela, sabe toda la información tanto objetiva como subjetiva que afecta a los personajes del libro, y es a través de él como la conocemos. La trama principal de Coburn, que constituye también su historia, pues en este libro no vamos a encontrar subtramas que se desarrollen de formen paralela, se desarrolla en un hilo temporal lineal, sin saltos temporales hacia el futuro o hacia el pasado. Lo único que he echado en falta en Coburn ha sido un poco más de desarrollo en la parte central de la novela, en mi opinión la investigación que el protagonista lleva a cabo cuando llega a Los Ángeles se queda demasiado corta, todo se resuelve de forma muy simple y creo que ahí Pablo García Naranjo podría haber sacado mucho más partido a la novela.



En cuanto a los personajes, Pablo García Naranjo nos ofrece en esta novela un verdadero abanico de tipos duros que se manejan en los bajos fondos casi sin inmutarse, acostumbrados a rodearse de lo peor de la sociedad y cuya única motivación es el dinero. Sin embargo, en medio de toda esa podredumbre moral encontramos a Coburn, un asesino profesional cansado de la vida que lleva, que sigue trabajando con una metodología fría pero que quiere retirarse del negocio, y que pese a todos los años que lleva deshaciéndose de los que molestan a otros, sigue teniendo conciencia; Coburn no puede mirar hacia otro lado cuando tiene delante a una madre desesperada ante la llamada de auxilio de su hija en medio de la noche. Sin embargo, la otra cara de la moneda son los policías corruptos que se llenan los bolsillos con el sufrimiento de jóvenes que llegaron a la gran ciudad persiguiendo un sueño; policías que vuelven a sus casas y abrazan a sus esposas y arropan a sus hijos como si sus manos no estuvieran manchadas de sangre inocente. En Coburn, los personajes vienen llenos de matices, aunque estos a veces sean sutiles; todos han tenido ocasión de elegir, si están en un lado u otro es por decisión propia, no por azar. Pablo García Naranjo nos da a conocer a un protagonista atípico, con el que el lector sabe que no debería simpatizar, pues colecciona muertos a su espalda, pero que irremediablemente consigue empatizar con él.



¿Recomiendo la lectura de Coburn?, mi respuesta es sí, porque proporciona unos muy buenos ratos de lectura y nos acerca de nuevo a esos antihéroes del cine y la literatura que, con métodos poco ortodoxos y  sí muy discutibles se convierten casi en la única esperanza de un género humano que se conduce sin rumbo hacia no sabemos muy bien donde.






6 comentarios:

  1. Me gustan este tipo de novelas y gracias a esta reseña, me la apunto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro!, la verdad es que me ha parecido una buena novela con la que he disfrutado.
      Un saludo!.

      Eliminar
  2. Esta vez a mi no termina de convencerme la historia. La dejo pasar a ver si me despejo un poco la lista de pendientes.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mí también me pareció una novela muy cinematográfica. Tiene una ambientación excelente y a pesar de que al contrario que tú no sou muy aficionada al género, disfruté mucho su lectura.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que, como siempre, vamos muy a la par ;)
      Besos!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...