UA-47860825-1 Los libros de Dánae: El rumor de la caracola (Trilogía del fuego 2).- Sarah Lark ranktrackr.net

Translate

domingo, 8 de mayo de 2016

El rumor de la caracola (Trilogía del fuego 2).- Sarah Lark

Reseña El rumor de la caracola (Trilogía del fuego 2).- Sarah Lark

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5852-2
Formato: Papel

Sinopsis:

La aclamada autora de En el país de la nube blanca vuelve con el segundo volumen de su mejor saga familiar ambientada en Nueva Zelanda, la Trilogía del Fuego. Una epopeya literaria tan emotiva como fascinante, por la escritora que ya ha seducido a más de ocho millones de lectores en todo el mundo.

Llanuras de Canterbury, 1853. Rat Station ha visto crecer a una nueva generación: Cat e Ida están orgullosos de sus maravillosas hijas, Carol y Linda. Pero los vecinos no pueden evitar sentir envidia ante una familia tan bien avenida. De repente, como si fuera un terrible golpe del destino, la granja corre peligro y pone en riesgo el futuro de sus moradores.


Desde la plaza del poblado llegan gritos y el sonido de una caracola. Es una señal de ataque… Esta vez la belleza de Nueva Zelanda deberá lidiar con un capítulo dramático en la historia de los maoríes. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La autora:

Sarah Lark trabajó durante muchos años como guía turística. Pronto descubrió su fascinación por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos han ejercido desde siempre una atracción casi mágica sobre ella. Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que en la actualidad vive en España. Con "En el país de la nube blanca", considerado el debut más exitoso de los últimos años en Alemania, sorprendió a crítica y lectores. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La reseña de esta semana está dedicada a El rumor de la caracola de Sarah Lark; se trata de la segunda novela que compone la Trilogía del fuego y ya os puedo adelantar que si disfruté con la lectura de La estación de las flores en llamas (cuya reseña podéis leer aquí) con esta novela he logrado disfrutar todavía más, llegando a hacérseme cortas las más de ochocientas páginas que la componen. En El rumor de la caracola, aunque Sarah Lark mantiene el estilo al que nos tiene acostumbrados a sus lectores, nos ofrece una historia más compleja, en la que ahonda más en los pasajes históricos del país. Mi recomendación es que se lean los libros por orden, ya que las historias se continúan, aunque medien algunos años entre ellas y en este caso recaiga un mayor protagonismo en la segunda generación, muchas situaciones derivan de la primera novela.

Llanuras de Canterbury
El rumor de la caracola retoma la historia varios años después del final de La estación de las flores en llamas. Rata Station se ha convertido en una próspera granja de ovejas y allí viven felices Cat e Ida, que han visto crecer a sus hijas, Carol y Linda, unas bellas jóvenes de dieciocho años, disfrutando también de las locuras de la adolescente hija de Ida, Mara. Sin embargo, la tranquila existencia de los moradores de Rata Station se verá alterada por el sonido de la caracola, un grito de guerra que comienza a sonar en ambas islas; muchos maoríes se están uniendo al movimiento revolucionario de los hau hau, que persiguen expulsar a los pakeha de Nueva Zelanda. Con esta amenaza cada vez más cerca y la supervivencia de Rata Station en peligro, los protagonistas deberán hacer frente a todo tipo de situaciones adversas e intentar mantenerse a salvo.



Esta segunda novela de la Trilogía del fuego ha conseguido mantenerme enganchada desde el principio hasta el final, algo complicado en un libro tan extenso, pues lo habitual en estos casos es que en algún momento se entre en algún bache o el ritmo decaiga porque la autora (o el autor) haya pretendido alargar la trama de forma innecesaria. Además, en esta novela Sarah Lark ha sabido encontrar el equilibrio en cuanto al peso protagónico de cada uno de los personajes femeninos que protagonizan El rumor de la caracola; en anteriores reseñas que he realizado de obras de la autora (que podéis encontrar aquí) sí he comentado que, en ocasiones había encontrado que daba mucho protagonismo a uno de los personajes en detrimento de otro, por ejemplo, en El país de la nube blanca el personaje de Helen iba perdiendo protagonismo hasta casi caer en el olvido copando casi todas las páginas el personaje de Gwyneira. También este título nos permite conocer más sobre Nueva Zelanda, un país fascinante pero en líneas generales bastante desconocido para el gran público, pues entra más en su historia; en este caso Sarah Lark nos habla de la revolución maorí que derivó del movimiento religioso Pai Mãrire liderado por Te Ua Haumene, una religión que, en principio unía cristianismo y elementos espirituales maoríes pero que terminó convirtiéndose en un movimiento extremista contra los colonos europeos.

Te Ua Haumene
Escrita bajo un estilo directo unido a un prosa cuidada, El rumor de la caracola mantiene el estilo que todos los que hemos leído anteriormente a Sarah Lark ya reconocemos fácilmente. Utilizando la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que es conocedor de todo lo que ocurre en la vida de los personajes, así como de lo que piensan, será a través de este narrador como los lectores iremos conociendo todo lo que ocurre a lo largo de las páginas de la novela. Con unas bonitas descripciones que en ningún momento ralentizan la lectura acompañadas de unos diálogos que la autora resuelve de forma correcta se crean unas escenas que hacen que el lector disfrute de una lectura que te transporta hasta las llanuras de Canterbury y que mantiene vivo el interés. La novela se encuentra dividida en nueve partes, que vienen definidas por el margen de tiempo en el que se desarrollan, ya que el hilo temporal en el que está escrito es lineal por lo que, al igual que en La estación de las flores en llamas, no vamos a encontrar saltos temporales o flashbacks.

Árbol Kaurí


Ceremonia del moko
En lo que respecta a los personajes, en El rumor de la caracola seguimos teniendo muy presentes a Cat e Ida, protagonistas de la primera novela, pero estas pasan a estar en un segundo plano, ya que el papel protagonista de esta segunda entrega recae en sus hijas, Carol y Linda, que ya conocimos siendo bebés y ahora se han convertido en dos bellas jóvenes de dieciocho años, y Mara, la hija pequeña de Ida. Aunque estas tres muchachas son completamente diferentes entre sí, el destino les tiene deparadas situaciones que les harán tener que enfrentarse consigo mismas. A lo largo de la novela veremos cómo las tres hermanas irán madurando, pues al comienzo tienen las preocupaciones propias de su edad, donde los problemas del corazón son los más acuciantes; sin embargo, conforme avancemos en las páginas, los lectores asistiremos a la evolución de Carol, Linda y Mara, que empezarán a mostrar personalidades más complejas, demostrarán que son capaces de enfrentarse a situaciones muy duras y salir adelante. También hay que recalcar la importancia que, en esta trilogía (por lo menos en estas dos novelas publicadas), ha adquirido el pueblo maorí, cuya presencia deja de ser casi testimonial para tener un peso importante dentro de la historia. Como siempre, los personajes masculinos, aunque no sean protagonistas, tienen gran importancia en las tramas que se van abriendo a lo largo de la novela.




Ya solo me queda deciros que, si sois lectores asiduos de Sarah Lark, El rumor de la caracola no os decepcionará en absoluto, pues yo devoré las más de ochocientas páginas de la novela y, si hubiera tenido unas cuantas más, no me hubiera importado. Y si todavía no os habéis estrenado con la autora, os recomiendo que os apuntéis este título, pero mejor comenzad por La estación de las flores en llamas, no os arrepentiréis. 


6 comentarios:

  1. No me llevo nada bien con Sarah Lark. No consigo congeniar con sus libros.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces a buscar otras lecturas ;), a ver si la próxima semana coincidimos
      Un beso!!

      Eliminar
  2. En estos momentos no me apetece aunque no descarto volver a reencontrarme con la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hacía tiempo que no leía nada de Sarah Lark, y la verdad es que he disfrutado mucho los dos títulos de esta nueva trilogía. Aunque lo cierto es que no me da tiempo a leer al mismo ritmo que esta mujer escribe
      Besos!

      Eliminar
  3. Pues yo no he leído nada de esta autora, el volumen de sus novelas me hacen pensármelo mucho aunque supongo que algún día le daré una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la verdad es que son libros de un volumen considerable, a mí se me hacen incluso cortas porque disfruto mucho con sus historias. Si algún día te animas, a ver si coincidimos en nuestras impresiones.
      Un saludo!

      Eliminar