UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Tienes hasta las diez.- Francisco Castro ranktrackr.net

Translate

miércoles, 12 de octubre de 2016

Tienes hasta las diez.- Francisco Castro

Reseña Tienes hasta las diez.- Francisco Castro

Editorial: Suma Editorial
Año de edición: 2016
ISBN: 9788483658963
Formato: Papel

Sinopsis:

Antonio no daba crédito al correo electrónico que acababa de llegarle... Era de su padre, fallecido el día anterior.

Así comienza Tienes hasta las 10, una emocionante historia de intriga y suspense en la que Francisco Castro construye una trama que contiene, a su vez, muchas historias diferentes. A través de correos electrónicos, cartas y otros tipos de pistas misteriosas y sorprendentes, el propio padre del protagonista después de muerto, o alguien que se hace pasar por él, va a forzarlo a investigar un suceso terrible del pasado que aún no ha sido resuelto.

Libros misteriosos, venganza desde el más allá, historias de amor que deben permanecer ocultas, todo un conjunto de tramas en una novela que recorre no solo la historia reciente de España y Galicia, sino también los corazones de los amantes que lo son de verdad. (Sinopsis extraída de: Megustaleer).

El autor:

Francisco Castro (Vigo, 1966) es escritor y editor. Ha publicado relatos eróticos, novelas históricas (como Memorial de infortunio), vivenciales (Generación Perdida)... Posee todos los grandes premios de la literatura gallega, entre otros, el Blanco Amor de Novela por Spam, que ganó en el año 2005, también traducida al italiano. Atesora premios de periodismo y su novela para niños Me llamaba Simbad, además de recibir múltiples reconocimientos en lengua gallega, entró en la Lista de Honor de IBBY 2012. El niño perro, escrita en colaboración con Fina Casalderrey, entró a formar parte, en 2012, de la colección de libros del Centro IBBY de Documentación para Niños con Dificultades Especiales de Oslo. Sus obras han sido traducidas al castellano, catalán, italiano, portugués y euskera. (Biografía extraída de: Megustaleer).

Mi reseña:

Hoy la reseña está dedicada a una novela que terminé hace unos días y que, aunque en líneas generales me ha gustado, me ha faltado algo para llegar a convertirse en una de esas lecturas que de verdad llegan a enganchar. Hoy os voy a contar mis impresiones sobre Tienes hasta las diez de Francisco Castro, cuyo ejemplar recibí para lectura y reseña gracias a la gentileza de Megustaleer, a quienes desde aquí les doy las gracias.

Tienes hasta las diez nos presenta a Antonio, quien está sumido en una profunda tristeza por la pérdida de su padre. Al día siguiente del entierro, Antonio recibe un misterioso correo electrónico firmado por su padre, algo que parece imposible; sin embargo, las palabras y las expresiones utilizadas solo eran conocidas por su progenitor, lo que hace que Antonio no pueda ignorar que lo ha recibido. Siguiendo las instrucciones que el escrito le indica, se introducirá en un laberinto de misteriosos mensajes, correos electrónicos, cartas y otras pistas que le llevarán a descubrir secretos del pasado y un terrible suceso que no debe quedar en el olvido. 



Tienes hasta las diez nos mete en una historia de aventuras y misterio con la que los lectores vamos a disfrutar, eso ya os lo digo; sin embargo, creo que, en mi opinión, Francisco Castro resuelve demasiado rápido los enigmas a los que se enfrenta el protagonista, me ha dado la sensación de que las respuestas estaban esperándole a la vuelta de la esquina, y en ocasiones ni yo misma he llegado a entender del todo bien el razonamiento que ha seguido Antonio para resolver los misterios que recibe de su padre. Entiendo que, por una parte el autor no haya querido caer en alargar las tramas o en complicarlas demasiado, pero en ocasiones, simplificar demasiado tampoco favorece; por otra parte, he disfrutado mucho esa parte en la que se refleja el enorme amor y la enorme admiración que siente Antonio por su padre, por su trabajo y su persona, por cómo defendió sus ideales en una época complicada al frente de un periódico, intentando ayudar a quienes él creía que luchaban por unas causas justas y al  mismo tiempo intentando no ser víctima de una censura que actúa como una guillotina limitando al máximo lo que hoy defendemos como un derecho indiscutible como es la libertad de expresión. Además, hay que destacar también el gran peso que los libros tienen dentro de la novela, pues el padre de Antonio era un enamorado de los libros, y estos van a tener un papel importante en la resolución de los enigmas, así que también hay toques de metaliteratura en Tienes hasta las diez.

Escrita bajo un estilo directo acompañada de una prosa cuidada pero al mismo tiempo sencilla, en Tienes hasta las diez Francisco Castro nos presenta la figura de un narrador protagonista que se expresa en primera persona a través de la voz de Antonio, contando de forma subjetiva todo aquello que acontece en la novela; será a través de él como los lectores conoceremos todo aquello que afecta tanto a él como al resto de los protagonistas del libro, y personalmente creo que elegir este narrador, en este caso, ha sido un acierto, ya que permite que los lectores lleguemos a sentir el amor que siente el hijo por el padre, su total admiración y cariño. Esta novela está escrita en un hilo temporal lineal y contiene pocos saltos temporales, solo algunos flashbacks que llevan a su protagonista a rememorar algún episodio de su pasado o las propias pistas que recibe para resolver los enigmas. Con unas buenas descripciones y unos diálogos correctos, Francisco Castro construye unas escenas que permiten al lector vivirlas junto a sus protagonistas. Quiero destacar que el giro final que el autor nos brinda me sorprendió bastante y para bien



En lo que afecta a los personajes, están bien perfilados dentro de la novela, quedan bien dibujados a través de la voz de Antonio. Creo que el personaje de Antonio padre, pese a no aparecer directamente, llega a resultar una parte fundamental de la novela, pues su hijo nos lo transmite con una fuerza enorme, personalmente es quien más me ha llegado pese a no ser un personaje “físico”. Antonio, el protagonista de la novela, me ha despertado sentimientos más encontrados, ya que por una parte me han gustado los sentimientos que transmite hacia su padre y el enorme compromiso que muestra hacia él decidiendo resolver los enigmas, pero por otra no he comprendido ciertos comportamientos en algunos momentos, me ha parecido que su actuación no era lógica y me ha descolocado bastante. En Tienes hasta las diez encontramos pocos personajes, pero como he dicho antes, todos bien perfilados, Francisco Castro ha sabido colocarlos en el lugar preciso dándoles el papel que les corresponde, por lo que ninguno de ellos da la sensación de estar ahí sin motivo. Antonio va a vivir todos los misterios que parecen en las páginas de la novela acompañado de Celia, su compañera en la editorial de la que él es propietario y a la que le une una estrecha relación. Además, los lectores seremos testigos de la tensa relación que mantiene con su madre, una mujer con unas ideas totalmente contrarias a las suyas. También en lo referente a los personajes nos vamos a encontrar con sorpresas inesperadas que van a proporcionar giros en las tramas. 



En líneas generales, Tienes hasta las diez ha sido una novela cuya lectura me ha entretenido, que leí casi en un suspiro y, en la que además de adentrarme en una serie de misterios y enigmas que resolver junto a su protagonista, Francisco Castro me ha brindado la oportunidad de ser testigo del enorme amor entre un padre y un hijo, que perdura más allá del tiempo. 




12 comentarios:

  1. Pinta bien. Pero ahora mismo tengo mucho pendiente que me apetece más. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo he pasado bien leyéndolo, no lo descartes ;)
      Un beso!

      Eliminar
  2. A mí también me ha gustado mucho! Esperaba otro tipo de novela, pero esta historia de enigmas y amor por los libros me ha conquistado!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hubiera querido que la resolución de los enigmas fuera un poco más costosa, menos sencilla, pero en líneas generales no ha estado mal
      Besos!

      Eliminar
  3. Ya la tenía apuntada. Está bien saber tus objeciones para ir sobre aviso. La verdad es que la sinopsis da muchas ganas de leerla. Gracias por tus aportes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En líneas generales me ha gustado, pero tenía que comentar lo que me ha parecido más flojo :)
      Un beso!

      Eliminar
  4. Hola!! me gustan las historias de intriga y este libro comienza de forma inquietante pero eso que comentas de que se resuelve demasiado pronto los enigmas no me hace mucha gracia. De momento, no creo que lo lea


    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una impresión personal y quizás a otros lectores no les ha pasado lo mismo. Si te apetece darle una oportunidad más adelante, ya me contarás ;)
      Besos!

      Eliminar
  5. Está bien leer una opinión distinta para no llevarse sorpresas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente es lo que he percibido, pero no a todo el mundo tiene que darle la misma impresión. Si lo lees, ya me contarás ;)
      Besos!

      Eliminar
  6. Acabo de terminar el libro, no sin esfuerzo, y reconozco que he perdido mi tiempo y los 17 euros que me gasté. Hasta la página 68 tiene un pase, incluso puede resultar ingenioso, pero se viene abajo como la espuma del champán. Alude el autor a la gran novela de aventuras de Stevenson, LA ISLA DEL TESORO, y demuestra que no la ha leido. A ver, la marca negra aparece dos veces en esa novela, una en los primeros capítulos y otra en los últimos. En la primera, el viejo Pew, un pirata ciego y andrajoso, se la enseña a Billy Bones, el bucanero que tiene en su poder el mapa del tesoro. Al final del libro, la marca negra aparece de nuevo cuando casi derrotados los piratas se la enseñan a su jefe, el pirata con una sola pierna, Long John Silver. En ningún caso aparece el capitán Flint en estos suscesos porque da la santa casualidad de que Flint había muerto años antes, alcoholizado por el ron, en la ciudad de Savannah. Es decir, el título se basa en una falsedad tan grande que desacredita todo el resto. Flint es evocado en la novela de Stevenson como personaje muerto, pero no aparece vivo por ningún sitio, ni recibe marcas negras ni nada parecido. Tienes hasta las diez es el mensaje que Pew le da a Billy Bones y que le ocasiona una muerte por apoplejía y desencadena después todos los demás acontecimientos en la novela de Stevenson. Francisco Castro repite esta falsedad varias veces e incluso llega a decir (pág. 77) "la marca negra que los piratas habían puesto en las manos del pobre capitán Flint...". Stevenson define al difunto Flint como un asesino cruel y sanguinario, un psicópata diríamos ahora o un asesino en serie, como vds prefieran, así que de pobre nada de nada. 17 euros y cuatro horas es el bagaje perdido en una novela escrita sin la más mínima comprobación, sin rigor y sin sentido. No hablaré de la prosa, más o menos correcta, de la relación sexual o amorosa, muy forzada y acaso artificial, o de la serie de enigmas que el difunto padre podría haberse ahorrado diciendo a su hijo la verdad antes de irse al otro barrio. No hablaré tampoco de la ideología sectaria que rezuma en muchos capítulos, ni en la historia imposible de un rico heredero, de un miembro de la selecta burguesía gallega que se pone al lado de los demócratas pero que se dedica a editar libros de viajes. Todo muy poco creible. El reinado de lo imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aporte, interesante además.
      Un saludo.

      Eliminar