UA-47860825-1 Los libros de Dánae: La niña alemana.- Armando Lucas Correa ranktrackr.net

Translate

domingo, 20 de noviembre de 2016

La niña alemana.- Armando Lucas Correa

Reseña La niña alemana.- Armando Lucas Correa

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN:  978-84-666-6004-4
Formato: Papel

Sinopsis:

Inspirada en un hecho poco conocido: la negativa de Cuba y otros países a recibir a los judíos que huían de la Alemania nazi a bordo del transatlántico St. Louis. Finalmente, solo a unos pocos se les permitió desembarcar.

Antes de que todo cambiara, la vida de Hannah Rosenthal era de ensueño. Pero ahora, en 1939, las calles de Berlín están embanderadas de estandartes nazis, su familia ha sido desposeída de sus bienes y los judíos ya no son bienvenidos en los lugares que antaño frecuentaban. Hannah y Leo Martin, su mejor amigo, sellan un pacto: pase lo que pase, ambos compartirán un mismo futuro.

La próxima partida del transatlántico St. Louis con rumbo a Cuba les proporcionará una chispa de esperanza. Tras una ardua gestión para obtener visados, los Rosenthal y los Martin se embarcan en la lujosa nave con destino a La Habana. La vida a bordo del St. Louis se asemeja a unas vacaciones surrealistas para esos refugiados, pero los rumores inquietantes desde Cuba no tardan en ensombrecer el ambiente festivo, y la nave que prometía ser su salvación parece a punto de convertirse en su sentencia de muerte. Hannah y Leo se ven enfrentados a una decisión desgarradora...

Siete décadas después, en la ciudad de Nueva York, el día que cumple doce años, Anna Rosen recibe un paquete de Hannah, una tía abuela a la que nunca conoció pero que crio a su difunto padre. En un intento de reconstruir el misterioso pasado de su padre, Anna y su madre viajan a La Habana para reunirse con la anciana. Hannah les relatará el viaje en el St. Louis, les hablará de sus años en la isla y revelará, por primera vez, el modo en el que ella y Leo cumplieron con el solemne pacto que sellaron. (Sinopsis extraída de: Ediciones B). 

El autor:

Armando Lucas Correa nació en Cuba. Escritor y periodista, actualmente es el jefe de redacción y principal portavoz de People en Español, la revista hispana de mayor venta en Estados Unidos, con siete millones de lectores mensuales.

También aparece con frecuencia en los programas de televisión en lengua española. Ha recibido numerosos premios periodísticos, entre ellos el de la National Association of Hispanic Publications y el de la Society of Professional Journalism.

La niña alemana es su primera novela y se publica de forma simultánea en inglés y castellano. Vive en Nueva York. (Biografía extraída de: Ediciones B). 

Mi reseña:

La reseña que os traigo hoy al blog es para una novela que supe que tenía que leer en cuanto la vi en el catálogo de novedades de Ediciones B: La niña alemana de Armando Lucas Correa. Tuve la enorme suerte de que la editorial me ofreciera un ejemplar para su lectura y reseña, pudiendo así disfrutar de la lectura de una novela que nos muestra un episodio casi desconocido que tuvo lugar en 1939, poco tiempo antes de que estallara la II Guerra Mundial y que a día de hoy sigue despertando la vergüenza de los países que se negaron a acoger a los más de novecientos pasajeros que viajaban en el St. Louis.


La niña alemana nos cuenta la historia de Hannah Rosenthal, una niña judía que vive en Berlín, en el seno de una familia acomodada y cuya realidad salta por los aires cuando el ascenso de los nazis al poder es ya imparable. La única vía de escape que encontrará Hannah junto a su familia será embarcar en el St. Louis, un transatlántico cuyo destino es La Habana. Sin embargo, lo que parece su salvación pronto se tornará en una trampa para ella y casi un millar de refugiados que han depositado en ese barco todas sus esperanzas. Siete décadas después. Anna Rosen vive en Nueva York y el día que cumple doce años recibe un paquete desde Cuba, enviado por una tía abuela que no conoce pero que parece la única capaz de hacer que conozca a su difunto padre. Anna viajará a La Habana junto a su madre y allí Hannah, esa tía abuela desconocida, le abrirá la puerta a un pasado que de alguna manera también le han hecho ser a ella quien es. 




En La niña alemana Armando Lucas Correa nos traslada a 1939, a una época sobre la que se han escrito multitud de novelas, pero él nos cuenta un episodio prácticamente desconocido, por lo menos yo no tenía ningún conocimiento sobre este dramático suceso que a día de hoy sigue sin constar en los libros de historia de Cuba, tal y como nos aclara en las últimas páginas de la novela el propio autor, y por el cual algunos países que también negaron el asilo a las más de novecientas personas que viajaban a bordo de un transatlántico que partió de Hamburgo cargado de esperanza para convertirse después en una trampa, se siguen avergonzando. Un verdadero periplo a través de un océano, una lucha intestina por salvar la vida e intentar no volver a un destino donde la muerte es el final seguro. En esta novela también somos testigos del encuentro de dos generaciones que, pese a la gran diferencia de años, resultan fundamentales la una para la otra; tanto Anna como Hannah se ayudan mutuamente a encontrar el camino que un día perdieron y que no pueden encontrar solas


St. Louis
Escrita bajo un estilo directo que Armando Lucas Correa acompaña de una prosa adecuada y cuidada, en La niña alemana encontramos la figura de un narrador protagonista que se expresa a través de dos voces diferentes, la de Hannah y la de Anna, pues cada una será la protagonista de diferentes capítulos e irá mostrando la historia de la novela desde su propia perspectiva, y haciendo que los lectores conozcamos al resto de personajes también desde su propia visión. El libro se encuentra dividido en cuatro partes, estando la segunda protagonizada íntegramente por Hannah, mientras que las otras tres se alternan entre ambas protagonistas, y aunque ambas tramas, que se entrecruzan a lo largo de la historia, siguen un hilo temporal lineal, lo cierto es que los saltos temporales a través de las analepsis o flashbacks son frecuentes en el libro. Con unas muy buenas descripciones que se acompañan de unos diálogos muy bien resueltos, Armando Lucas Correa consigue recrear unas grandes escenas donde la visibilidad permite que el lector se traslade al escenario donde la trama está teniendo lugar. La niña alemana no cae en el dramatismo fácil, de hecho, en algunas ocasiones puede dar la sensación de que algunas cosas que para un adulto son terriblemente dramáticas, en la novela se cuentan casi de forma natural, pero lo que los lectores nunca debemos olvidar es que casi todo se nos está contando desde la perspectiva de dos niñas, y cuando uno es niño vive las cosas de otra forma, le da a todo una lógica diferente a la que le damos los adultos. 


Cuba

En lo que respecta a los personajes, Armando Lucas Correa nos brinda en La niña alemana una serie de personajes perfectamente dibujados en cada una de sus páginas, siendo capaces los lectores de imaginarnos, no sólo a las dos protagonistas Hannah y Anna, la primera tanto de niña como de mujer, sino que también pasan ante nuestros ojos Alma Rosenthal, una mujer que no es capaz de renunciar a su clase, etérea pero al mismo tiempo férrea en sus opiniones; Max Rosenthal y su amor por la música y por su hija. El inolvidable Leo, el mejor amigo de Hannah, que se embarcará con ella en el St. Louis y que se convertirá en su mejor apoyo durante la dura travesía. También nos conquistará el personaje de Catalina, una cubana llena de carácter. En líneas generales, cada uno de los personajes que encontramos en esta novela llegan al lector, le conquistan de alguna manera, porque son personajes vivos, tangibles, llenos de sensibilidad y de verdad, de esa verdad que solo son capaces de contar los niños, tanto para bien como para mal. Y es por eso que en algunas ocasiones podremos no entender a Hannah, sobre todo al principio de la novela, cuando nos cuente sus pensamientos más íntimos. 




La niña alemana es una de esas novelas que te descubren pasajes de la historia que, inexplicablemente, han caído en el olvido para el gran público. Armando Lucas Correa nos da la oportunidad de que los lectores subamos al St. Louis como un pasajero más y devuelve a las más de novecientas personas que depositaron todo su futuro en ese transatlántico el lugar que, por alguna razón, se les negó en la Historia






6 comentarios:

  1. La tengo esperando. De momento voy a bajar las expectativas porque parece que le falta algo de emoción.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en la reseña, está escrita desde la visión de dos niñas, y pese a que es diferente a lo que solemos encontrar sobre este tema, a mí sí que me ha gustado mucho, sobre todo porque hay detalles muy sutiles donde se esconden muchas cosas.
      A ver si coincidimos ;)
      Un beso!!.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ok!, pasaré a leer tu reseña a ver si coincidimos en opinión ;)
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me gusta la sinopsis y la encuentro atractiva, sobre todo porque cuenta hechos que ayudan a comprender mucho mejor la historia. Tengo la duda de alguna reseña que he leído por ahí donde indica que a los personajes les podía haber sacado más juego pero creo que al final la balanza cae del lado de quereer leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he disfrutado mucho, también porque esta época me encanta y las novelas que se ambientan en ella me suelen enganchar mucho. Espero que tú también la disfrutes ;)
      Un beso!.

      Eliminar