UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Leña.- José Pedro García Parejo ranktrackr.net

Translate

domingo, 27 de noviembre de 2016

Leña.- José Pedro García Parejo

Reseña Leña.- José Pedro García Parejo

Editorial: Maclein y Parker
Año de edición: 2015
ISBN:  978-84-942567-3-8
Formato: Papel

Sinopsis:

La vida sucede al otro lado de una persiana en los primeros minutos del amanecer o nos golpea con la fuerza de una locomotora, pero nunca nos deja indiferentes ante el dolor, el amor o la sorpresa. La colección de relatos que compone Leña refleja con precisión cartesiana los giros inesperados de pequeñas historias personales, sus ruletas rusas emocionales y la belleza de sus rutinas. El autor consigue que lo anecdótico merezca un lugar destacado en el cuadro de honor de la literatura y nos pone frente al espejo de nuestras propias realidades comunes.

La descripción de Álex Prada en su prólogo no puede ser más certera: «En las historias de José Pedro hay Palahniuk y hay Quiñones, hay Carver, hay mierdasdebarrio y hay fuck. Y hay ritmo. Uno va cayendo por el tobogán del relato —un relato sin tobogán no funciona—, ve venir a Ariel Macciola, El Conejo, en Leña, con el balón controlado y quiere saltarse las palabras para saber si al final hay gol o enfermería. Esa ansia es un ingrediente básico y el autor la esparce con mimo en sus tramas». En ellas conviven el detalle y la exactitud con la vitalidad y la delicadeza, en un equilibrio perfecto, al igual que confluyen en el autor varias tradiciones literarias, aparentemente opuestas. (Sinopsis extraída de: Maclein y Parker). 

El autor:

José Pedro García Parejo (Sevilla, 1981). Es profesor de Geografía e Historia. Ganador, entre otros premios, del XI Certamen Nacional Fernando Quiñones de Relatos y del XII Certamen Ciudad de Palos. Su obra forma parte de las selecciones Anónimos 2.1 (El Dispensario, 2013), Relatos para María (ExLibric, 2014) y Telegráfica 2 (Maclein y Parker, 2015). Colabora en el blog www.macleinyparker.com.
Puestos a elegir, en su próxima vida quisiera ser Curzio Malaparte, Murakami o Kapuscinski. Viajaría al pasado para tomarse una copa con Carver y Bukowski. No le importaría pagar las consumiciones. No le gusta la caza; sin embargo, se aficionaría con Delibes de maestro.

Leña es su primera obra en solitario. (Biografía extraída de: Maclein y Parker).

Mi reseña:

Hoy os traigo al blog la primera de las reseñas que voy a publicar en el blog correspondientes a las obras que entran este año a concurso en la que es la Tercera Edición de los Premios Guillermo de Baskerville, que organiza la web literaria Libros Prohibidos y en el que tengo el enorme honor de ser jurado por tercera vez. En esta ocasión, formo parte del jurado de la categoría de relato, y para esta primera reseña os traigo Leña de José Pedro García Pareja, un conjunto de relatos cotidianos que, en ocasiones, llevan al lector a emocionarse por reconocerse en sus páginas o por tener que enfrentarse al horror de frente.

En Leña, el lector se enfrasca en la lectura de veinte relatos sobre la vida cotidiana desde una perspectiva que de cotidiana tiene poco. En algunos de los cuentos veremos que la vida se vive con intensidad mientras que en otros seremos testigos de que la vida se observa, se ve pasar a través de una ventana o se observa con nostalgia y se recuerda el pasado cuando se mira la pista de un circo. Una colección de pequeñas situaciones que se hacen grandes cuando nos paramos a observarlas.




José Pedro García Parejo nos lleva a vivir en Leña, junto a sus personajes, situaciones que, a priori, cada uno de nosotros podemos reconocer con facilidad y que en nuestro día a día nos pueden pasar casi inadvertidas, pero que, al tenerlas delante y verlas desde fuera nos damos cuenta de cuánto de excepcionales pueden contener a veces. En Clase de matemáticas, si os pasa como a mí me paso cuando comencé a leer el relato, juzgaréis el comportamiento de la protagonista según los prejuicios que la propia sociedad nos ha ido metiendo casi a fuego en la mente, no podréis evitar llegar al final con una idea preconcebida que el autor se encargará de desmontar como un castillo de naipes con un cambio inesperado y que os desmontará por completo. En Gran Circo Ruso asistimos a lo diferente que se ven las cosas desde la niñez y la vejez, a lo poco importante que son algunas cosas cuando uno es niño y lo terrible que es darse cuenta de ello cuando ya no hay vuelta atrás. El amable apilador nos cuenta, con una visión aséptica y neutral, uno de los más terribles episodios de la Historia.


Alternando el estilo directo con el indirecto en los diferentes relatos que encontramos en Leña pero utilizando en todos una prosa cuidada y adecuada a la situación que se desarrolla, Pedro García Parejo también cambia la voz narrativa pues encontramos tanto al narrador protagonista como al omnisciente, e incluso al narrador testigo en alguno de los cuentos. Cada una de las narraciones que nos brinda el autor están llenas de visibilidad, permiten a los lectores meternos de lleno en cada uno de ellas. Con unas buenas descripciones que se acompañan de unos diálogos bien resueltos, vamos a encontrar unas escenas vívidas que permiten que quienes nos entramos al otro lado de la página miremos a través de indiscretas ventanas para imaginar vidas ajenas como los protagonistas, veamos con nostalgia el pasado cuando asistimos a una función de circo  o tengamos sentimientos encontrados frente a un joven amable que participa de una de las peores pesadillas por las que ha pasado la humanidad. Leña emociona en su conjunto, aunque ha habido relatos que me han llegado más que otros.


Monumento a la masacre en Babi Yar (detalle)

En cuanto a los personajes, al igual que me ha ocurrido con los relatos, unos personajes me ha llegado más que otros. Por ejemplo, me han resultado muy entrañables los personajes de El almuerzo y Gran Circo Ruso, ambos relatos protagonizados por ancianos y niños, y que nos muestran la gran relación que se establece entre abuelos y nietos. La niña que protagoniza Clase de matemáticas me despertó sentimientos encontrados, pues al principio no conseguía entender sus intenciones, el porqué de su comportamiento, hasta llegar al final del relato, donde Pedro García Parejo nos muestra cual es la realidad de esa niña fuera de las aulas, una realidad descarnada de la que querría huir pero no sabe cómo hacerlo. Resulta imposible para los lectores no emocionarse cuando al llegar al final de Vagón de cola se comprende todo el contenido de ese diálogo que mantienen dos amigos de toda la vida, que han compartido sus mejores y peores momentos y que ahora, en la vejez, ven pasar los trenes por delante de ellos, todavía juntos para olvidar que en su presente cada vez gana más terreno el olvido.




Con la lectura de Leña, Pedro García Parejo nos traslada a un mundo en el que lo cotidiano se hace grande, en el que las pequeñas cosas son las que importan, pues son esas cosas las que componen nuestras vidas, las que después se recuerdan con cariño o con tristeza; la rutina de una existencia que, en su conjunto no lo parece, pero que está llena de pequeños momentos excepcionales.





2 comentarios:

  1. Yo este año me he decantado por la novela otra vez en estos premios pero este libro no tiene mala pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tenía preferencias porque me gusta leer novela y relatos. Este libro me ha gustado mucho, tiene algunos relatos que son muy buenos.

      Eliminar