UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Bailar al borde del abismo.- Grégoire Delacourt ranktrackr.net

Translate

domingo, 8 de julio de 2018

Bailar al borde del abismo.- Grégoire Delacourt

Reseña Bailar al borde del abismo.- Grégoire Delacourt

Editorial: Maeva 
Año de edición: 2018
ISBN: 978-84-17108-36-6
Formato: Papel

Sinopsis:

¿Qué arriesgamos cuando lo arriesgamos todo? A veces hay que perder y perderse para encontrarse a uno mismo.

Esta es la historia de Emma, una mujer de cuarenta años, casada y con tres hijos, que un día se cruza con la mirada de un desconocido. Su vida da un giro de 360 grados cuando se deja llevar por el deseo. Vive con su marido, Olivier, en una ciudad cerca de Lille, donde trabaja en una tienda de ropa infantil. Sus tres hijos son Manon, que ya casi es una joven mujer; Louis, en plena adolescencia, y Léa, a punto de empezarla. La protagonista lleva una vida normal hasta que conoce a Alexandre. Es entonces cuando se da cuenta de que nunca ha vivido  realmente. Así pues, Emma decide fugarse al norte con su amante a pesar de los consejos de su madre y de su amiga Sophie. Grégoire Delacourt nos sorprende una vez más y escribe un giro inesperado que cambiará los planes de la protagonista. Emma se  enfrentará a todos los retos que le plantea la vida, y descubrirá que a veces hay que perder, y perderse, para encontrarse a uno mismo. (Sinopsis extraída de: Ediciones Maeva).

El autor:

Grégoire Delacourt (Valenciennes, 1966) cosechó un inmenso éxito gracias a La lista de mis deseos, con más de un millón de ejemplares vendidos, publicada en veintisiete países y con una adaptación teatral y cinematográfica. 


En nuestro país, se ha publicado también Las cuatro estaciones del amor. (Biografía extraída de: Ediciones Maeva). 

Mi reseña:


Hoy os hablo en el blog de la primera novela que he leído de Grégoire Delacourt, Bailar al borde del abismo, gracias a la cortesía de Ediciones Maeva que me envío un ejemplar para su lectura y reseña, y que me ha parecido realmente deliciosa. La forma en la que Delacourt nos narra una historia triste y cruda nos permite disfrutarla, no sentirla como un drama en el que es imposible adentrarse sin sufrir irremediablemente. Tal y como el título de la obra indica, a lo largo de toda la lectura sentimos que estamos al borde de un abismo, que estamos a punto de caer por él junto a Emma, la protagonista de esta historia que llega a tocar nuestro lado más profundo.

Bailar al borde del abismo nos presenta a Emma, una mujer de cuarenta años que aparentemente lo tiene todo, pues es feliz en su matrimonio y como madre de tres hijos. Sin embargo, el día que su mirada se cruza con la de un desconocido, toda su vida saltará por los aires, pues la pasión que desde hace mucho tiempo no siente vuelve a su vida. Sin poder evitarlo, Emma decidirá dejarlo todo atrás para asomarse a un abismo desconocido que le brinda la oportunidad de revivir emociones que pensaba que jamás volvería a sentir. Pero todos los actos tienen consecuencias y para Emma, asomarse a ese abismo conllevará el riesgo de caer sin posibilidad de retornar.


He de reconocer que al principio pensé que ni iba a conectar con esta lectura, que no conseguiría simpatizar con Emma ni con su forma de actuar, y además la forma de narrar de Grégoire Delacourt me resultó algo extraña, incluso algo ampulosa, y no suele ser un estilo con el que yo termine de encajar demasiado bien. Sin embargo, conforme iba avanzando la novela me iba dando cuenta de que leerla iba ser como deslizarme a través de sus páginas, de que a pesar de estar contándonos una historia tremenda, el autor es capaz de transmitirla al lector con delicadeza y que este la sienta como una caricia cuando en realidad lo que está transmitiendo son puñaladas. Al principio sientes que no vas a ser capaz de entender a Emma, pues los prejuicios son imposibles de apartar, no puedes evitar juzgarla como a una mujer frívola capaz de pasar por encima de todo y de todos con tal de ser feliz a toda costa, pero si lo pensamos fríamente, ¿hasta qué punto es justo que alguien renuncie a ser feliz aunque haya formado una familia?, puede que no sea políticamente correcto lo que Grégoire Delacourt nos plantea en esta novela (y que ya otros autores nos hicieron plantearnos en otras novelas siglos atrás, como Flaubert o Tolstói) pero lo cierto es que te hace pensar las cosas desde otros puntos de vista.

Escrita bajo un estilo directo, en Bailar al borde del abismo Grégoire Delacourt elige la figura de un narrador interno protagonista que se expresa en primera persona a través de la voz de Emma, proporcionándonos una visión mucho más subjetiva de todo lo que acontece a lo largo de la novela; todo lo vemos a través de los ojos de Emma, somos capaces de sentir lo que ella siente y también nos condicionan esos mismos sentimientos, ya que los demás personajes también nos llegan a través de ella. Las escenas van ganando visibilidad a lo largo de la novela, ya que al principio Emma se centra en hablarnos más de sus sentimientos, del huracán que siente al conocer a Alexandre, un hombre que trastoca su vida tranquila y hace que no dude en dejarlo todo atrás para vivir de nuevo sensaciones que creía olvidadas; sin embargo, conforme la novela avanza, aunque los sentimientos no desaparecen lo cierto es que las descripciones comienzan a tener un mayor peso, a mostrar más para que así el lector sea capaz de visualizar los escenarios en los que van transcurriendo los hechos, acompañándose de unos diálogos donde Emma y el resto de personajes van mostrando cómo se sienten, cómo la nueva situación de Emma no solo la afecta a ella y a su círculo más inmediato. La novela comienza in media res, con Emma recordando el momento en el que conoce a Alexandre, alternándolo con recuerdos de su vida pasada; Grégoire Delacourt sigue más o menos un hilo temporal lineal en la base de la historia,  aunque Bailar al borde del abismo está plagada de analepsis a través de las cuales la protagonista nos va dando datos de su vida.

Château Berne

Château Saint Martin
En cuanto a los personajes, Emma es la protagonista y al mismo tiempo narradora de la novela, por lo que será ella quien nos permita conocer al resto de personajes, pero siempre bajo la influencia de sus propios sentimientos. Cuando conocemos a Emma, es imposible no juzgarla, no pensar que estamos ante una mujer irresponsable que teniéndolo todo, no duda en arruinar la vida de su marido y sus tres hijos por una pasión irrefrenable pero probablemente pasajera con un desconocido. Sin embargo, dentro de la propia novela Delacourt incluye extractos de un cuento de Daudet “La cabra del señor Seguin” que, conforme se va avanzando en la lectura, se va comprendiendo la relación entre la fábula infantil y la propia trama que Emma protagoniza. Personalmente me ha parecido fascinante el personaje de Mimí, una mujer que aparece por casualidad en la vida de Emma y se convierte en un verdadero pilar para ella, una mujer que a pesar de tener motivos de sobra para sentirse desgraciada mira a la vida de frente y con optimismo. También me ha gustado la forma en la que Grégoire Delacourt aborda el personaje de Olivier, el marido de Emma, no llevándolo a ningún extremo que lo haga poco creíble.


La lectura de Bailar al borde del abismo me ha sorprendido gratamente; es la historia de una mujer dispuesta a asomarse al borde de un precipicio desconocido si con ello consigue recuperarse a sí misma.

La noche transfigurada






1 comentario:

  1. ¡Hola carinyet!

    Vamos a ver: al principio el título y la portada me han hecho ponerme en alerta porque me olía a romántica ñoña y pastelito, pero luego iba leyendo y me iba gustando más, al principio, un poco más adelante he cambiado de opinión, creo que no es lo que pensaba ¡ayyyyy, que lío llevo! jajajaaj, mira, me lo pienso, ahora no se muy bien qué haría.

    Besitos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...