UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Primavera cruel.- Luis Roso ranktrackr.net

Translate

domingo, 1 de julio de 2018

Primavera cruel.- Luis Roso

Reseña Primavera cruel (Inspector Trevejo 2).- Luis Roso

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2018
ISBN: 9788466662697  
Formato: Papel

Sinopsis:

Madrid, años cincuenta. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de enfrentarse a un caso muy difícil: un hombre armado ha aparecido muerto en El Pardo, muy cerca del palacio donde reside Franco.

¿Se trata de un terrorista? ¿Un loco? ¿Puede ser una amenaza real?


Una trama policíaca impecable que es, al mismo tiempo, un retrato fiel y alejado de los tópicos de la sociedad de la época. De la mano de un protagonista a la altura de los grandes del género, Luis Roso mantiene al lector literalmente pegado a las páginas de esta novela. (Sinopsis extraída de: Megustaleer).

El autor:

Luis Roso (Moraleja, Cáceres, 1988) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona y posee un máster de Literatura Española e Hispanoamericana. Apasionado de la literatura, la historia, el cine y el deporte, actualmente trabaja como profesor de secundaria en la Comunidad de Madrid. Admira a Delibes, Cela, Ferlosio, Sender, Azorín, De la Serna, Aldecoa, Barea y Martín Santos. es su primera novela. (Biografía extraída de: Megustaleer).

Mi reseña:


Esta semana vuelvo al blog con la reseña de una novela que he disfrutado muchísimo, de un autor que ya conocía y que ya me hizo volverme una incondicional de su obra con su primer libro. Hoy os cuento mis impresiones sobre Primavera cruel de Luis Roso, una novela donde nos reencontramos con el inspector Trevejo, a quien conocimos en Aguacero, cuya reseña podéis leer aquí y que, en esta ocasión, debe enfrentarse a lo que parece el intento de asesinato de Franco tras la aparición de un hombre muerto muy cerca del Palacio del Pardo, lo que le llevará a investigar los bajos fondos donde se mueven los miembros de la oposición clandestina al régimen. Quiero agradecer a Ediciones B el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.

El Pardo
Primavera cruel nos traslada a Madrid durante la década de los cincuenta. El inspector Trevejo recibe el encargo de investigar la aparición del cadáver de un hombre armado en las inmediaciones del Pardo, muy próximo a la residencia de Franco, ya que todo parece apuntar a que se trata de un atentado fallido contra la persona del Generalísimo. Para ello, Trevejo deberá investigar los bajos fondos de la ciudad, donde se mueven en la clandestinidad los miembros de la oposición al Régimen. Sin embargo, lo que parece un crimen político pondrá al inspector cara a cara con el asesino más despiadado que jamás haya conocido.



Cuando leí Aguacero terminé convencida de que me había cruzado con un autor que tenía mucho que decir, pues ese primer libro de Luis Roso me pareció realmente bueno; pero a veces tener un gran debut en el mundo de la novela puede ser un arma de doble filo, pues las expectativas que creas alrededor de la segunda son enormes, y por lo tanto, se corre un gran riesgo. Sin embargo, Primavera cruel ha cumplido con creces esas expectativas, nos ha regalado una trama compleja que comienza con un aparente intento de magnicidio para después ir destapando algo más complejo pero al mismo tiempo más intrínseco al ser humano, más relacionado con nuestro yo más íntimo y con lo que estamos dispuestos a hacer para defender lo nuestro. Luis Roso nos va mostrando hasta qué punto las personas somos capaces de manipular y pasar por encima de otro con tal de mantener nuestro propio bienestar, cómo algunos creen estar por encima del bien y del mal interpretando que el mundo ha de girar según sus propios deseos, sin importar las consecuencias de sus actos, aunque las víctimas sean personas inocentes. En mi opinión, Primavera cruel se va desvelando, poco a poco, como una historia plagada de secretos que se mantienen ocultos durante años y cuyos conocedores son capaces de todo con tal de evitar que salgan a la luz.

Barcelona (Foto: Francesc Català- Roca)
Escrita bajo un estilo directo, en Primavera cruel Luis Roso elige la figura de un narrador interno protagonista que se expresa en primera persona a través de la voz de Trevejo para ir narrando todo lo que acontece a lo largo de la historia, y es por eso que toda la información que nos llega a los lectores es más subjetiva, pues siempre la recibimos a través de los ojos del inspector, lo que hace que sus filias y sus fobias se conviertan, casi de forma irremediable, en las nuestras. Algo que ya me pareció magnífico en Aguacero y que me lo ha vuelto a parecer en Primavera cruel son las descripciones, pues Luis Roso es capaz de crear una ambientación tan real que es capaz de trasladar al lector a cada uno de los escenarios que describe; recrea a la perfección esa España que no terminaba de salir del gris, que pese a sol no terminaba de brillar pues le resultaba imposible sacudirse de encima la losa que la aplastaba y que le impedía salir adelante. Es por eso que todas las escenas que encontramos en Primavera cruel tienen un regusto de ceniza, se quedan agarradas a la garganta, porque además se acompañan de unos diálogos bien trabajados, en los que los personajes nos demuestran que no viven un existencia agradable, la existencia no es fácil en un país que todavía no ha salido de la posguerra, donde aún viven en clandestinidad miles de personas por pensar diferente.



En cuanto a los personajes, Trevejo me ha vuelto a conquistar, de nuevo se nos muestra como un inspector sin pelos en la lengua, sin necesidad de quedar bien con nadie para hacer bien su trabajo aunque sabe que hay personas a las que es mejor no molestar. Es independiente pero sabe en qué momento vive. En Primavera cruel, Trevejo se cruza con dos personajes femeninos que serán importantes dentro de la investigación, María y Gloria, y ambas, cada una a su manera, demostrarán que las mujeres, en un momento en el que en España se consideraba que las mujeres debían mantenerse siempre en segundo plano y sumisas, no todas estaban dispuestas a aceptar las normas impuestas por la sociedad. En líneas generales, todos los personajes que vamos encontrando en la novela están perfectamente dibujados, y poco a poco van mostrando las diferentes caras que los componen, demostrando que nadie se compone de una sola capa, de una sola cara y que, a veces, la maldad se esconde tras una apariencia totalmente inofensiva.


Primavera cruel ha sido una de esas novelas que no podía soltar pero que, por otra parte, me daba pena terminar, pues me estaba dando tan buenos momentos de lectura que no me apetecía que acabaran. Luis Roso ya se había convertido en un autor seguro de mi biblioteca, y tras leer su segunda novela, pasa a ocupar un lugar de privilegio. 




6 comentarios:

  1. Aguacero me gustó mucho y este espero leerlo en vacaciones.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo disfrutarás, es tan bueno como el primero. Besos!😘

      Eliminar
  2. Trevejo for ever!! 😋 Buen libro, no esperaba menos y no me decepcionó.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya tengo a Luis Roso entre mis valores seguros. Besotes!😘

      Eliminar
  3. Le había echado el ojo a este libro en su día y sigue apeteciéndome leerlo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te decepcionará en absoluto. Me gusta mucho este autos. Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...