UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Cicatrices de charol.- Berta Pichel ranktrackr.net

Translate

domingo, 5 de agosto de 2018

Cicatrices de charol.- Berta Pichel

Reseña Cicatrices de charol.- Berta Pichel

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2018
ISBN: 9788466662659 
Formato: Papel

Sinopsis:

Nía es una joven de dieciocho años que sueña con ser actriz mientras su vida transcurre en la comarca del Bierzo bajo la sombra protectora de su madre, una mujer muy conservadora.

Cuando la protagonista conoce a Valeriano, un activista de la UGT, se lanza a un romance lleno de pasión que la obligará a hacer frente a los prejuicios de una sociedad convulsa y abocada a la guerra.


Una historia de crecimiento, de superación, de ideales y amores de juventud, en la que Nía tendrá que vencer un obstáculo tras otro hasta lograr convertirse en la mujer que desea ser. (Sinopsis extraída de: Megustaleer).

La autora:

"Me nacieron –como decía Clarín–, en verano del año 1951 en La Portela, pequeño pueblo berciano ubicado a las orillas del río Valcarce y en pleno Camino de Santiago. Aunque mis padres residían en Madrid, deseaban que viniese al mundo en la cuna de nuestros ancestros.

Del núcleo familiar heredé la morriña por El Bierzo y, cuando puedo, siempre vuelvo a visitarlo. Es un placer caminar por los alrededores de mi pueblo, acotado por verdes montañas de nogales, robles y castaños centenarios. Os aseguro que aún perviven en mi memoria el aullido de los lobos, la brama de los ciervos, el movimiento sigiloso de los zorros o el desplazamiento armonioso de las truchas en las aguas cristalinas. Todas esas ráfagas conforman los recuerdos impagables de mi infancia.

A los ocho años, mi familia fijó su residencia en la capital de El Bierzo. “En Ponferrada –nos aseguraban mis padres a mi hermana y a mí–, podréis estudiar”. Ese era el objetivo, casi la obsesión, sobre todo de mi madre. Estaba convencida de que el estudio nos haría más independientes, tal vez más libres.
En esta ciudad, se inició el periplo de mis estudios que, por diferentes razones, transcurrirían por diversos espacios geográficos –Sant Cugat del Vallés, Oviedo y, finalmente, Barcelona–, lugar donde obtuve la licenciatura de Filosofía y Letras en la especialidad de Historia Moderna y Contemporánea. En L’Hospitalet de Llobregat ejercí la docencia durante más de cuarenta años.
Desde muy pequeña adquirí el hábito de la lectura: me entusiasmaban los cómics de Ibáñez o de Escobar; los cuentos tradicionales y los de hadas; los libros de aventuras, sobre todo “Los cinco” de Enid Blyton. En la adolescencia y primera juventud escribía poemas, de corte machadiano y pequeños relatos. Sin embargo, las ocupaciones profesionales, la maternidad o las adversidades de diferente índole interrumpieron mi afición.


A partir de mi jubilación parcial me matriculé en la Escola d’escriptura de l’Ateneu barcelonès. Allá encontré maestros y compañeros con los que reflexionar sobre las técnicas de escritura y su práctica. Con ellos crecí y a todos les debo, en parte, la recuperación del placer de la escritura." (Biografía extraída de: https://bertapichel.com/).

Mi reseña:


Hoy os hablo en el blog de una novela que me ha parecido preciosa, que he disfrutado muchísimo y que me ha emocionado. Hoy os traigo al blog mis impresiones sobre Cicatrices de charol de Berta Pichel, una historia que nos traslada a Ponferrada a principios de la década de los años treinta para conocer a Nía, una joven de dieciocho años llena de vitalidad cuya vida está a punto de cambiar para siempre; una historia de amor, traición y superación de las que suelo disfrutar en cuanto me sumerjo en ellas, y esta vez no ha sido diferente. Agradezco a Ediciones B el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.

Ponferrada
Cicatrices de charol nos traslada a Ponferrada en 1933. Allí, Nía acaba de cumplir dieciocho años y desea cambiar su vida, tras dos años de duelo por la muerte de su padre. Sueña con ser actriz aunque la mentalidad conservadora de su madre no se lo pone nada fácil. Sin embargo, todo cambia cuando conoce a Valeriano, un activista de la UGT del que se enamora locamente y que hace que deba enfrentarse a los prejuicios de la sociedad de la época, convulsa y que parece abocada a una guerra civil.

El Bierzo
En cuanto tuve delante la sinopsis de esta novela de Berta Pichel supe que iba a gustarme, y no me equivoqué. Me encantan las novelas ambientadas en la época de la Guerra Civil o anteriores, y por eso, no pude resistirme a esta historia cuando me la ofrecieron, aunque he de deciros que en este caso, la Guerra Civil aparece a partir de la segunda mitad del libro más o menos y solo sirve como marco, no estamos ante una novela “de guerra”. Cuando empezamos con esta lectura, conocemos a Nía, una joven que acaba de cumplir los dieciocho y que sueña con ser actriz, pero a la que el control férreo de una madre religiosa y conservadora asfixia sin remedio. Cuando Nía conoce a Valeriano, un joven militante de la UGT, su vida cambiará por completo y entonces los lectores la acompañaremos a través de una historia repleta de traiciones, de riesgo por empezar a pensar diferente a la corriente imperante en el país, de desamor y nuevas ilusiones. Nía tendrá que hacer frente a las consecuencias de sus actos, a los cambios que sufrirá su vida y que la llevarán por un camino insospechado y en ocasiones peligroso. Cicatrices de charol nos enseña cómo era esa España que condenaba a las mujeres a sufrir los prejuicios y las condenas sociales de los actos que también los hombres cometían y se iban de rositas; nos muestra cómo el precio a pagar que se nos exige es muchísimo mayor a nosotras que a ellos, por el simple hecho de haber nacido mujer.

Escrita bajo un estilo directo, en Cicatrices de charol Berta Pichel utiliza la figura de un narrador externo omnisciente que, expresándose en tercera persona, es el encargado de trasladar a los lectores toda la información, tanto objetiva como subjetiva que afecta a los personajes de la novela, proporcionando así una visión mucho más global y objetiva de todo aquello que acontece. La novela mantiene un hilo temporal lineal y con pocos flashbacks, los necesarios para hablarnos de hechos puntuales de la vida pasada de Nía que pueden influir en su presente, pero lo cierto es que son los hechos que ocurren desde el momento en el que comienza la novela los que van a marcar su futuro. Divida en tres partes diferenciadas, estas a su vez se dividen en capítulos más cortos que nos van narrando cómo va cambiando la vida de Nía, a través de unas descripciones certeras que nos permiten situarnos en cada uno de los escenarios que van apareciendo en la novela, paseando por los pueblos de El Bierzo, castigado por el maltrato sufrido por los trabajadores de la cuenca minera y sublevados para conseguir mejoras, o asistiendo a reuniones clandestinas que suponen el germen de esa sublevación; y unos diálogos que la autora maneja con soltura, creando unas escenas con una buena visibilidad.



En cuanto a los personajes, he de decir que Nía me ha gustado mucho, pues a pesar de su juventud, y de que comete errores, es capaz de asumirlos y de enfrentarse a ellos con coraje. Al fin y al cabo, no es una súper heroína, es una mujer que se enamora y que vive ese primer amor intensamente, se rebela contra las imposiciones de una madre conservadora y religiosa, y decide luchar por aquello que ama. En la vida de Nía se cruzan dos hombres importantes, Valeriano y Miguel, completamente antagonistas en principio por posición social pero que comparten ideales aunque su forma de defenderlos sea diferente; he de reconocer que el personaje de Valeriano me ha sacado de mis casillas en más de una ocasión mientras que el de Miguel me ha encantado desde que aparece en la novela, ya que mientras que el primero sacrifica todo por la defensa de sus ideales aunque en realidad muestra una gran cobardía para enfrentarse a los problemas de la vida, el segundo es un hombre de los pies a la cabeza, que defiende aquello en lo que cree pero también aquello a lo que ama, sin importar la sociedad o los prejuicios.



Cicatrices de charol es una de esas lecturas que nos emociona al ponernos delante una de esas protagonistas que consigue conquistarnos poco a poco, mezcla de inocencia y fortaleza.

Teatro Infanta Isabel


4 comentarios:

  1. Hola cielo! pues lo tengo apuntado, sí, apuntado en esa lista que cada día va creciendo más y bajar no baja nunca, pero ahí está 😁

    Besukis 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, a mí me pasa igual, mi lista no para de crecer y es imposible hacerla más pequeña. Seguro que lo disfrutas.
      Besos!:)

      Eliminar
  2. No me importaría dejarme seducir opr este libro. Le eché el ojo hace tiempo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy muy bonito, yo lo he disfrutado muchísimo. Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...