UA-47860825-1 Los libros de Dánae: El amargo don de la belleza.- Terenci Moix ranktrackr.net

Translate

viernes, 6 de febrero de 2015

El amargo don de la belleza.- Terenci Moix

Reseña El amargo don de la belleza.- Terenci Moix

Sinopsis:

El amargo don de la belleza es la historia de una experiencia espiritual única en el mundo antiguo: el nacimiento y el ocaso de la primera religión monoteísta, promovida por el faraón Akenatón y su reina Nefertiti. El enigma de estos dos personajes se apodera del pintor Keften, cuya obsesión se va haciendo extensible a la capital que la pareja real ha levantado como símbolo de su revuelta religiosa: la Ciudad del Horizonte de Atón, conocida también como la Ciudad del Sol.

El autor:

Terenci Moix, seudónimo de Ramón Moix Meseguer (Barcelona, 5 de enero de 1942 - Barcelona, 2 de abril de 2003), fue un escritor español en lengua castellana y catalana, hermano mayor de la también escritora Ana María Moix (1947-2014). Escritor y cinéfilo, se convirtió en uno de los autores más leídos de la literatura española tras la publicación de No digas que fue un sueño (Premio Planeta 1986), con más de un millón de ejemplares, dándole continuación en El sueño de Alejandría (1988). De formación autodidacta, tras publicar con el seudónimo de Ray Sorel dos novelas policíacas, Besaré tu cadáver (1963) y Han matado a una rubia (1964), se dio a conocer como narrador con la obra La torre de los vicios capitales (1968), que empezó a escribir en inglés durante el periodo que vivió en Londres en 1964. En su obra aparecen elementos autobiográficos (la cultura catalana en la que se educó y crió, la homosexualidad, la crítica a los valores de la época franquista y a la educación religiosa) y una gran devoción a la historia de Egipto. Esto explica que sus novelas más célebres se basan en amores y desamores durante el imperio faraónico. En 1992 publicó El sexe dels àngels, libro que originó una gran polémica en muchos sectores catalanes por su sátira a la cultura catalana. Pese a todo, al año siguiente esta obra recibió el premio Lletra d'Or. Terenci Moix fue un gay declarado, que participó en numerosos debates televisivos sobre la sexualidad. Combatió abiertamente las manifestaciones que él consideraba homófobas y lanzó duras críticas en este sentido a Camilo José Cela, ganador del Premio Nobel de Literatura 1989. Plasmó su biografía en una trilogía denominada Memorias del peso de la paja. En 2005 se otorgaron por primera vez los Premios Internacionales Terenci Moix, instituidos en su honor, por su importancia en la visibilidad de la literatura gay en España. El mismo año se entregó también por primera vez otro galardón que lleva el nombre del autor: el Premio Terenci Moix de Narrativa Gay y Lésbica, que entrega la Fundación Arena. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

Hoy viernes os traigo al blog la reseña de otra obra dedicada a Egipto creada por uno de los escritores que, para mí, mejor ha escrito sobre la época antigua de este país, Terenci Moix. Hoy os traigo mis impresiones sobre "El amargo don de la belleza"


Tebas (Egipto)
"El amargo don de la belleza" nos adentra en la nueva ciudad levantada por el emperador Akenatón y su esposa Nefertiti, la Ciudad del Horizonte de Atón, erigida en honor de este nuevo dios, centro de la nueva religión monoteísta implantada en Egipto por el nuevo monarca. El pintor cretense Keftén llegará a la nueva ciudad desde Tebas, donde ha pasado casi toda su vida, y allí caerá subyugado ante la nueva fuerza espiritual del lugar y ante la belleza de la reina Nefertiti, de la que se enamorará perdidamente. Sin embargo, la nueva religión no será del agrado de todos, y desde las propias entrañas de la Ciudad levantada como símbolo de la revuelta religiosa se gestarán intrigas y traiciones cuyo objetivo será acabar con la nueva era que Akenatón intenta poner en marcha en Egipto. 


Ruinas de Amarna (Egipto)

Encuadrada en un período histórico casi coetáneo con el que encontramos en "Sinuhé El Egipcio" (cuya reseña podéis leer aquí), en esta obra, sin embargo, Terenci Moix nos sumerge dentro de la corte del faraón, dentro de los entresijos de la nueva ciudad levantada como símbolo de la revuelta religiosa que Akenatón llevó a cabo, pasando de la religión politeísta que había imperado en Egipto durante milenios hasta la subida al poder de este faraón, que implantó de repente el culto a un sólo dios, Atón, destruyendo todo lo que tenía que ver con el anterior culto. Sin embargo, las revueltas no tardaron en llegar, pues el clero y los intermediarios no estaban dispuestos a lo que ellos creían subyacían como verdaderos motivos en este cambio de culto, que era la intención del faraón de posicionarse entre el dios y el adorador sin intermediarios, dejando al clero de lado, y por ende, reforzando también su posición política.


Representación del culto a Atón
Escrita con ese estilo que caracteriza a las obras que versan sobre Egipto de Terenci Moix, "El amargo don de la belleza" rebosa hermosura en cada una de sus páginas; una obra donde el autor utiliza una prosa bella y excelentemente cuidada, con unas descripciones que transportan al lector a ese Egipto mágico. Se trata de una novela donde vamos a encontrar un ritmo cadencioso, en ocasiones insinuante, pero no lento. Se trata de un libro escrito bajo la figura de un narrador protagonista , pues Keftén nos irá contando su vida en la nueva corte del faraón Akenatón pero también a través de él conoceremos los avatares en la vida de la familia imperial y de todos aquellos que componen la corte, así como de los conocidos de Keftén (con importantes reflexiones interiores del protagonista). La historia de "El amargo don de la belleza" comienza In extrema res, es decir, comienza por el final de la historia, y Keftén irá desgranando la trama a modo de recuerdos, desde su vuelta a Tebas debido a la confluencia de dos hechos que marcarán su destino. A partir de aquí, la novela se desarrolla en un hilo temporal lineal, (aunque se intercalan recuerdos de la infancia del protagonista), para volver al punto de partida, al comienzo. En esta obra, Terenci Moix nos sumerge en una preciosa historia que entremezcla en su trama amor, traiciones, drama... La grandeza del Antiguo Egipto, donde todo se vivía intensamente, donde no había término medio, metida en una novela con el toque inigualable de su autor. 


Representación de la familia real de Akenatón


Nefertiti
En cuanto a los personajes, al igual que en la historia, son construídos por Terenci Moix con verdadero mimo, máxime cuando introduce en la novela personajes históricos reales de los que no ha llegado demasiada información hasta nuestros días con personajes ficticios, consiguiendo que la mimetización entre ellos sea magistral. El retrato que consigue el autor de "El amargo don de la belleza" de, por ejemplo, Nefertiti, haciéndola evolucionar hasta convertirse en un personaje más obsesionado con el monoteísmo que el propio faraón, perdiendo en ese camino gran parte de la fuerza que la caracteriza al principio de la obra es realmente bueno; también es bueno el perfil trazado de personajes como Tutankamón o Tii, llegándonos a parecer que existieron tal y como el autor nos los describe en la obra. En general se puede decir que todos los personajes se encuentran perfectamente perfilados dentro de esta novela donde la fuerza de estos se mezcla con ese halo poético que Terenci Moix también les da. Son, todos ellos personajes que van a evolucionar a lo largo de la lectura, pero al mismo ritmo que avanza la historia, pausado, van girando poco a poco, pero sin detenerse. Un ejemplo es el del propio Keftén, además de Nefertiti, que también se verá atrapado y subyugado por el torbellino de emociones que la nueva religión lleva a todos los seguidores de esta. 


Akenatón
"El amargo don de la belleza" es una de esas novelas que a los que somos amantes de Egipto y de su etapa antigua nos atrapa desde las primeras páginas, pues nos permite casi tocar con los dedos las arenas de sus desiertos y las aguas del Nilo. Pero si no eres un enamorado de Egipto, también te llenarán sus descripciones y sus evocadoras historias. De nuevo, allá donde estés, gracias Terenci por permitirnos viajar. 



2 comentarios:

  1. Me gustó muchísimo!! De hecho estoy deseando buscar un hueco para volver a Terenci! Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encanta Terenci cuando escribía sobre Egipto.
      Besos!!

      Eliminar