UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Frankenstein o el moderno Prometeo.- Mary Shelley ranktrackr.net

Translate

lunes, 2 de febrero de 2015

Frankenstein o el moderno Prometeo.- Mary Shelley

Reseña Frankenstein o el moderno Prometeo.- Mary Shelley

Sinopsis:

La presente edición se completa con un documentado estudio preliminar sobre Mary Shelley y la gestación de «Frankenstein» a cargo de Antonio José Navarro. Mary Shelley (1797-1851) fue hija del pensador radical William Godwin –célebre autor del revolucionario ensayo titulado «Political Justice» y de novelas de tradición gótica como «St Leon» y «Caleb Williams»– y de Mary Wollstonecraft, autora de la más ardiente defensa sobre la educación y derechos de la mujer que se hubiera hecho hasta entonces, expresada en su obra «Vindication of the Rights of Woman». En 1814 conoció al poeta Percy Bysshe Shelley, que sería el amor de su vida, y con quien huyó al Continente en 1814. En la noche del 17 de junio de 1816, después de una velada en compañía de Lord Byron, Percy B. Shelley,  John W. Polidori, Matthew G. Lewis, entre otros, en la que se discutió sobre el galvanismo, los experimentos del doctor Erasmus Darwin y la posibilidad de descubrir el principio vital y conferirlo a la materia inerte, Mary tuvo una pesadilla en la cual un estudiante obsesionado con la creación de vida artificial despierta y contempla horrorizado a su espantoso engendro. Este sueño fue el primer atisbo de una Criatura que se ha elevado por sí misma al pedestal de los mitos básicos del terror. A partir de esta visión de pesadilla, Mary Shelley construyó «Frankenstein, o el moderno Prometeo», una historia que ha estremecido a generaciones de lectores y cuya actualidad permanente han garantizado las numerosas adaptaciones al cine. Una historia destinada no sólo a despertar el horror, sino a proponer una reflexión moral sobre la naturaleza humana y la génesis del Mal.

La autora:


Mary Wollstonecraft Godwin, conocida como Mary Shelley (Londres, 30 de agosto de 1797 - 1 de febrero de 1851), fue una narradora, dramaturga, ensayista, filósofa y biógrafa británica, reconocida sobre todo por ser la autora de la novela gótica Frankenstein o el Moderno Prometeo (1818). También editó y promocionó las obras de su esposo, el poeta romántico y filósofo Percy Bysshe Shelley. Su padre fue el filósofo político William Godwin y su madre la filósofa feminista Mary Wollstonecraft. La madre de Mary falleció tras darla a luz, por lo que ella y su hermana mayor, Fanny Imlay, serían criadas por su padre. Cuando Mary tenía tres años, Godwin contrajo matrimonio con su vecina, Mary Jane Clairmont. Godwin dio a su hija una educación que la alentó a adherirse a las teorías políticas liberales. En 1814, Mary Godwin inició una relación sentimental con uno de los seguidores políticos de su padre, Percy Bysshe Shelley, quien ya estaba casado. Los dos, junto con la hermanastra de Mary, Claire Clairmont, vivieron en Francia y viajaron por Europa; a su regreso a Inglaterra, Mary estaba embarazada. Durante los dos años siguientes, ella y Percy se enfrentaron al ostracismo social, a las deudas constantes y a la desgracia del fallecimiento de su hija, nacida prematuramente. Se casaron a finales de 1816, luego del suicidio de la primera esposa de Percy Shelley, Harriet. En 1816, la pareja pasó un verano con George Gordon Byron, John William Polidori y Claire Clairmont cerca de Ginebra, Suiza, en donde Mary concibió la idea para su novela Frankenstein. Los Shelley abandonaron Gran Bretaña en 1818 y se mudaron a Italia, en donde su segundo y su tercer hijo murieron antes de que Shelley diese a luz a su último hijo, el único que sobrevivió, Percy Florence. En 1822, su esposo se ahogó al hundirse su velero, durante una tormenta en la Bahía de La Spezia. Un año después, Mary Shelley regresó a Inglaterra y desde entonces en adelante se dedicó a la educación de su hijo y a su carrera como escritora profesional. La última década de su vida estuvo plagada de enfermedades, probablemente vinculadas al tumor cerebral que acabaría con ella a los 53 años. Hasta la década de 1970, Mary Shelley fue principalmente reconocida por sus esfuerzos para publicar las obras de Percy Shelley y por su novela Frankenstein, la cual sigue siendo ampliamente leída y ha inspirado varias adaptaciones en cine y teatro. Recientemente, los historiadores han comenzado a estudiar más detalladamente los logros de Mary Shelley. Los eruditos han mostrado un interés creciente en su producción literaria, particularmente en sus novelas, como las novelas históricas Valperga (1823) y Perkin Warbeck (1830), la novela apocalíptica El último hombre (1826) y sus dos últimas novelas, Lodore (1835) y Falkner (1837). Los estudios de sus trabajos menos conocidos, como el libro de viajes Caminatas en Alemania e Italia (1844) y sus artículos biográficos incluido en la obra de Dionysius Lardner Cabinet Cyclopaedia (1829–46) apoyan el punto de vista de que Mary Shelley continuó siendo una política radical a lo largo de su vida. Las obras de Mary Shelley a menudo argumentan que la cooperación y la compasión, particularmente las practicadas por las mujeres en sus familias, son las formas de reformar a la sociedad civil. Esta visión constituyó un desafío directo al romanticismo individual promovido por Percy Shelley y a las teorías políticas educativas articuladas por su padre, William Godwin. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

Para empezar la semana, os traigo la reseña de todo un clásico de la literatura gótica, y que también es considerado por muchos expertos como el primer título de la ciencia- ficción. Espero que hoy disfrutéis la reseña de "Frankenstein o el moderno Prometeo" de Mary Shelley.

En "Frankenstein o el moderno Prometeo" conocemos la historia del Doctor Víctor Frankenstein a través de sus confesiones, en pleno Ártico, a Robert Walton. Desde su infancia, dentro de una de las familias más distinguidas de Ginebra, Víctor se convierte en un auténtico seguidor de las ciencias; acompañado en sus correrías infantiles por sus inseparables amigos Henry Clerval y Elizabeth Lavenza (quién también es su prima), comienza a realizar sus primeros experimentos; terminados sus estudios primarios en colegios de Ginebra, se traslada a la Universidad de Ingolstadt, en Baviera, y será a partir de este momento cuando la verdadera obsesión de Víctor, latente desde que era un niño, verá la luz: se obsesionará con devolver la vida a un cuerpo que ya ha sido abandonado por esta. Los primeros experimentos serán con pequeños seres, pero cuando, contra todo pronóstico, Víctor tenga éxito, su ambición no tendrá límites, queriendo devolver la vida a un ser humano, queriendo jugar a ser Dios; un juego peligroso en el que su criatura podrá convertirse en su mayor enemigo.



Es indiscutible que esta novela es una obra maestra del género gótico, así como también una de las que revolucionó la literatura de terror gótico del S. XIX, ya no sólo por su historia, sino por el contenido de denuncia social contra el desarrollo industrial que se estaba dando en la época en la que fue publicada, donde comenzaba a ser más importante la productividad que la dignidad humana, así como la búsqueda cada vez mayor por parte del hombre del poder divino, lo que se refleja en el momento en el que Víctor Frankenstein dota de vida a su "criatura". Pero también Shelley intentaba advertir de los peligros que esta conducta del ser humano podía acarrear para su propia especie, pues jugar con lo que en aquellos momentos parecían límites infranqueables podía volverse en cualquier momento en su contra y destruirle. "Frankenstein o el moderno Prometeo" es una novela que sumerge al lector en una historia cargada de oscuridad, de un terror diferente, más psicológico que "visual", pero que lo arrastra hacia una lectura inmersa en una atmósfera cargada de grandes horrores.

Escrita con un estilo pulcro, y al mismo tiempo oscuro, Mary Shelley utiliza una prosa sumamente cuidada, consiguiendo un conjunto que logra transportar por completo al lector a cada uno de los escenarios en los que se desarrolla la acción, algo que se ve reforzado por las magníficas descripciones que la autora realiza de cada uno de los escenarios en los que tienen lugar los acontecimientos, Escrita bajo una figura narrativa que oscila entre el narrador testigo y el protagonista, al primero lo encontramos en el personaje de Robert Walton, que mediante una sucesión de cartas (no se puede hablar de que nos encontremos ante una novela epistolar, pero la correspondencia está muy presente en esta obra) escritas a su hermana, narra al lector su encuentro con Víctor Frankenstein, mientras que la historia de este será contada por él mismo en primera persona, como narrador protagonista; aunque será también a través de las cartas como otros personajes de la novela harán oír su propia voz en la historia. Pero hay un tercer narrador protagonista en esta obra: la propia criatura, que cuenta sus propias vivencias desde el momento de su creación. En "Frankenstein o el moderno Prometeo" la historia comienza in extremis, es decir, prácticamente por el final, conociendo el lector toda la trama a través del testimonio que Víctor Frankenstein y su criatura nos van desgranando poco a poco; sin embargo el relato del personaje sí que mantiene un hilo temporal lineal, comenzando Víctor en su infancia o la criatura en el momento que ve la luz, para desembocar en el momento en el que se encuentran al principio de la narración. Hay que resaltar el gran equilibrio que se percibe en la obra de Mary Shelley entre la intervención del narrador y la voz de los protagonistas a través de los diálogos, pues cuando leemos estos, el narrador prácticamente se vuelve invisible.



En cuanto a los personajes, que decir de todos los que conforman esta novela imprescindible. En "Frankenstein o el moderno Prometeo" todos y cada uno de los personajes que nos vamos a encontrar son realmente magníficos, pues trascienden el mero rol de personaje, van más allá, para colocarse como figuras casi alegóricas de valores, obsesiones y sentimientos encontrados que al toparse se convierten en una auténtica explosión. Personajes oscuros, obsesionados en algunos casos hasta límites insospechados por lograr el control sobre la vida y la muerte, como en el caso de Víctor Frankenstein quien crea una criatura monstruosa, pero dotada de gran inteligencia, cuyo libre albedrío escapará a su control, en busca de una venganza cuyo origen se encuentra en un gran sentimiento de soledad y búsqueda de un lugar en el mundo que, al no darse, vira hacia el odio. El desarrollo que Mary Shelley consigue en esta novela de cada uno de sus personajes es magistral, sobre todo, dentro del marco de un libro con una narración compleja, pues las voces que hablan en esta obra son muchas, la autora ha pasado a un segundo plano para dejar que sean los propio personajes los que se expresen, lo que conlleva tener que desarrollar personalidades muy definidas y con muchos matices para que resulten personajes redondos y puedan llenar por ellos mismos la historia. 



"Frankenstein o el moderno Prometeo" es una de las novelas que están dentro del selecto grupo de los clásicos del terror gótico. Mary Shelley logró plasmar en poco más de 300 páginas una historia que, a parte de satisfacer a los amantes del género, trasciende lo puramente terrorífico para llegar a ahondar en una serie de temas que en la época estaban de rabiosa actualidad y que a día de hoy, se podrían extrapolar, pues muchas veces, la línea que separa a víctima y verdugo es demasiado fina. 



10 comentarios:

  1. :) Pero que buena eres!!!! Muacksssss

    ResponderEliminar
  2. No soy yo muy de este tipo de libros...¡Me quedo por aquí!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de tenerte por aquí!!!. A mí me encanta el terror, jejejeje, pero lo cierto es que te tiene que gustar el género para poder disfrutarlos.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Ya el año pasado leí algunas reseñas de este clásico que me picaron la curiosidad y después de tu estupenda reseña como para no querer leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me apasionó!!. Es un libro de terror diferente, pero genial. Me alegra que te haya gustado la reseña ;)
      Un besote!.

      Eliminar
  4. ¡Quél reseña más genial! Este libro lo lei hace un montón, casi ni me acuerdo, y eso que gracias a él aprobé un examen final jeje
    Me lo anoto como relectura para este año :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!. Seguro que la relectura te merece la pena, porque es un libro realmente magnífico.
      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Detalladísima reseña. Sin duda es una obra excepcional que nos ha deparado momentos inolvidables. Gracias por elegirla y darnos la oportunidad de leer tan interesante reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Txaro!!. Si es que uno de los imprescindibles.
      Un beso!

      Eliminar