UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Lo que no bailamos.- Maivo Suárez ranktrackr.net

Translate

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Lo que no bailamos.- Maivo Suárez

Reseña Lo que no bailamos.- Maivo Suárez

Editorial: Autopublicado
Año de edición: 2016
ASIN: B01MZ226EQ
Formato: Ebook

Sinopsis:

Colección de diez relatos que nos presentan con gran originalidad diversas facetas de la sociedad chilena, protagonizados todos ellos por personajes inseguros, llenos de dudas, arrepentimientos, decepciones o nostalgia. Individuos que quisieron bailar y no pudieron, o no les dejaron. Trabajadores sociales frustrados, adolescentes embarazadas, parejas con problemas de dinero, amantes asediados por sentimientos de culpa son algunos de los protagonistas de estas historias. (Sinopsis extraída de: Amazon).

La autora:

Maivo Suárez (Talcahuano, 1964). Pasó su niñez y juventud en Argentina, donde estudió Trabajo Social en la Universidad de Buenos Aires. Regresó a Chile en 1988.  Paralelo a su desempeño profesional participó en los talleres literarios de los escritores Carolina Rivas, Pía Barros y Pablo Azócar, entre otros. En 2013 realizó el Diplomado en Edición y Publicaciones, de la Universidad Católica.

Algunos de sus cuentos han recibido diversas distinciones: Ariel, primer lugar Concurso de cuentos policiales organizado por la PDI (2013), Las pintoras de flores, primer lugar Concurso de cuentos Municipalidad de La Pintana (2014), Mi primer viaje con Lady Di, primer lugar Concurso Cuento Km (2015), organizado por Espacio Creamundos. También ha sido finalista en Santiago en 100 Palabras. 

En el año 2016 obtiene la beca de creación del Consejo del Libro en el género novela. Vive en Santiago.

Lo que no bailamos, es su primer libro de cuentos. (Biografía extraída de: Letras de Chile).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la tercera reseña de las cinco que forman la categoría de relato del Concurso Guillermo de Baskerville de la web literaria Libros Prohibidos, y corresponde al libro con el que hace su debut literario Maivo Suárez, una autora chilena a la que pretendo no perderle la pista. Hoy os traigo mis impresiones sobre los cuentos que componen Lo que no bailamos, una antología de diez cuentos que, transcurriendo dentro de lo cotidiano, golpean al lector con su dureza y su realidad.

Cabañas en Vilcún
Lo que no bailamos no traslada al lector a ningún mundo que no conozca, pues el Chile en el que transcurren sus cuentos es en realidad cualquier país del mundo; cualquier realidad de cualquier hogar en el que un matrimonio intenta navegar y no naufragar; la de cualquier trabajador que intenta mantener sus ideales frente a un sistema que cosifica a las personas y que convierte a aquellos que conforman su engranaje en máquinas que firman solicitudes sin preguntarse qué historias hay detrás de esos montones de papeles; la realidad de una adolescente que siente que jamás llega a cumplir las expectativas de aquellos que la rodean. Diez cuentos que consiguen que los lectores nos identifiquemos con los personajes, que veamos que nuestra propia vida no difiere tanto de la de aquellos que nos rodean o de la de aquellos que están a un océano de distancia.



Leer Lo que no bailamos es ir descubriendo en cada uno de los relatos un pedacito de la vida, aunque no sea de la propia porque Maivo Suárez nos hable de situaciones por las que nosotros mismos no hayamos pasado; seguro que, de alguna forma, son situaciones que nos resultan familiares, pues conocemos a alguien que sí las ha vivido, que nos ha contado ciertas cosas que le estaban sucediendo en su vida. Con cada uno de los relatos he sentido algo diferente, aunque no siempre el protagonista es quien ha llegado a gustarme, pues en alguna ocasión este no es quien consigue empatizar con el lector, por ejemplo y sin desvelar más allá de lo que creo que puedo desvelar, en VDM, la protagonista no llegó a caerme del todo bien, y no porque sea una mala persona, nada más lejos de la realidad, sino más bien por su falta de decisión, por su inactividad a la hora de tomar decisiones y cuyas consecuencias llegan más lejos de lo que ella misma puede imaginar. También en La Gorda nos vamos a encontrar con un protagonista que va a despertar la antipatía del lector, un relato muy duro sobre un tema como la violencia machista que cada vez sacude con más dureza a toda la sociedad. Si algo me ha gustado en Lo que no bailamos es la naturalidad con la que Maivo Suárez trata todos los temas que se tocan en cada uno de los relatos, en algunos de ellos temas realmente duros, y en los que los lectores observamos que la autora no se empeña en adornarlos ni en añadir golpes de efecto, simplemente nos los muestra.

Combinando en los distintos cuentos los estilos directo e indirecto y utilizando en todos ellos una prosa cuidada pero directa, Maivo Suárez utiliza en Lo que no bailamos diversas figuras narrativas, ya que encontramos desde el narrador en segunda persona pero que esconde a un narrador protagonista que está presente en Manual para señoritas, y que se expresa en segunda persona; a un narrador protagonista que se expresa en primera persona en Operación Alum o Lo que no bailamos o un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona en Un pedazo de cerro y una punta de sol. Estos cambios de narrador también condicionan la forma en la que la información nos va a llegar a los lectores, pues cuando el narrador es protagonista, quienes estamos al otro lado de la página solo recibimos su visión de la historia, conocemos al resto de personajes a través de sus ojos, mientras que cuando el narrador es omnisciente, este posee toda la información, tanto subjetiva como objetiva y es quien la transmite al lector. Con unas descripciones sutiles pero certeras y efectivas, que nos muestran los escenarios y nos permiten meternos de lleno en cada uno de los relatos, Maivo Suárez es capaz de crear escenas llenas de fuerza en sus relatos, ya que nos va guiando con hilos invisibles dentro de sus cuentos, hasta el final de unas historias que es imposible que te dejen impasible, que no te remuevan por dentro, que no reconozcas y en las que te reconozcas, de una u otra forma. Creo que en el caso de Lo que no bailamos no puedo deciros que me quedo con un relato por encima de otro, ya que con todos he disfrutado y de todos me he quedado algo.



En cuanto a los personajes, Maivo Suárez también nos ofrece a los lectores de Lo que no bailamos un verdadero crisol de personalidades diferentes que representan lo que nos vamos encontrando en la vida misma. Personas con las que nos vamos a sentir identificadas o que nos van a recordar a alguien que conocemos. Personajes llenos de matices que no podemos catalogar como buenos o malos, pues en la vida real, en la mayoría de las ocasiones, todos somos buenos y malos dependiendo de quién nos esté juzgando, de cómo haya sido nuestro comportamiento con quién tenemos enfrente. Personalmente, creo que no puedo dudar cuando digo que es el protagonista de La Gorda quien se encuentra más alejado de mí, quién más ha despertado mi rechazo, pero también he comentado antes que la protagonista de VDM tampoco ha logrado empatizar conmigo, aunque por motivos muy diferentes. Sin embargo, me ha dado la sensación de que Maivo Suárez no busca empatizar con el lector cuando crea a sus personajes; lo que busca es despertar sensaciones en aquel que está leyendo sus cuentos, pero no le preocupa que vayan a caer bien o mal. Mi sensación es que busca humanizar a sus protagonistas y que de esta forma puedan remover a los lectores, para así enfrentarlos a su propia realidad.




Por todo esto, Lo que no bailamos ha supuesto un verdadero descubrimiento para mí, y Maivo Suárez una autora a la quiero seguir la pista de cerca y tener noticias sobre sus siguientes obras. Por cosas como esta es por lo que me encanta ser jurado de los Premios Guillermo de Baskerville, por la oportunidad que me brindan de descubrir estos grandes talentos que hay que sacar a la luz.


2 comentarios: