UA-47860825-1 Los libros de Dánae: La novela de Rebeca.- Mikel Alvira ranktrackr.net

Translate

jueves, 2 de julio de 2015

La novela de Rebeca.- Mikel Alvira

Reseña La novela de Rebeca.- Mikel Alvira

Editorial: Ediciones B, S. A. 
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-666-5716-7
Formato: Papel

Sinopsis:

Solo un escritor tramposo puede escribir la novela perfecta. Simón Lugar es un autor de éxito que, encerrado en su apartamento de la costa vasca, lucha por dar forma a su primera novela negra. Melancólico y misántropo, se siente presionado por su agente literaria y sus cientos de miles de lectores. Buscando la inspiración en un largo paseo por la playa, conoce a M., una joven enigmática que influirá en él de un modo inesperado al tiempo que una serie de sangrientos asesinatos van conformando la trama del libro dentro de su cabeza. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

El autor:

Mikel Alvira (Pamplona, 1969), inquieto creador multidisciplinar, alterna la producción literaria con las manifestaciones plásticas y la redacción de guiones. Ha publicado varios ensayos, poemarios y novelas, entre estas últimas el best seller El silencio de las hayas. "Soy escritor y todo cuanto hago tiene que ver con lo que escribo. Si tuviera que resumir mi perfil, diría que no sé no escribir.” (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:

La entrada que os traigo hoy es para una novela que está recién salida al mercado, pues ayer, 1 de julio, se pusieron a la venta los ejemplares de La novela de Rebeca de Mikel Alvira, una obra diferente, arriesgada y adictiva que tuve la oportunidad de leer casi por sorpresa, y ¡bendita sorpresa! gracias a Ediciones B.


Buenos Aires (Argentina)
La novela de Rebeca nos presenta a Simón Lugar, un afamado escritor de best- sellers, con obras reconocidas internacionalmente, que sin embargo está pasando por un periodo de falta de inspiración mientras intenta crear la que se va a convertir en su primera novela negra. Sin embargo, todo cambia cuando Simón se cruza una mañana en la playa con una joven desconocida, que desde ese momento comienza a obsesionarle, pero también comienza a servirle para que el don de la escritura vuelva a despertar en él. Pronto estos encuentros esporádicos se convertirán en habituales y nacerá una amistad entre Simón y la joven Eme, quien se convertirá en la lectora beta de su obra, La novela de Rebeca, donde los crímenes se sucederán sin que la policía pueda ser capaz de atrapar a un asesino despiadado y cruel. 



Leer La novela de Rebeca es enfrentarte a una lectura absolutamente original y novedosa, una apuesta arriesgada por parte de Mikel Alvira que se la juega con el planteamiento casi malabarista que realiza en este libro, y del que no solo sale airoso, sino que lo hace de forma triunfal, pues ha escrito una novela que se va convirtiendo en un laberinto en el que el lector, cual Teseo, tendrá que ir desentrañando no una, si no dos historias ya que La novela de Rebeca nos cuenta la trama de Simón Lugar, el escritor, pero también nos cuenta la propia novela a la que este está dando forma y que se convierte en una trama tan potente e importante del libro como la primera, llegando un momento en el que no se entienden la una sin la otra. Además, Mikel Alvira no escribe solo una novela negra sin más, hay un trasfondo social importante en ella: acoso escolar, discriminación social, prejuicios entre clases sociales, la soledad auto impuesta y elegida frente al miedo al daño que los demás nos puedan causar...


Escrita con un estilo ágil y fuerte, Mikel Alvira realiza cambios en el ritmo de la novela según nos enfrentamos a las partes protagonizadas por Simón Lugar, un poco más pausadas, frente al ritmo más rápido que la novela adquiere cuando leemos la parte correspondiente a La novela de Rebeca, haciendo que de esta forma el lector pueda ser testigo de la diferencia entre "la vida real" del protagonista y de su obra. También se ayuda del cambio de prosa, que siempre es contundente, para hacer notar estas diferencias al lector, que aunque sutiles, encontramos entre ambas partes de la novela. Aunque en ambas tramas nos vamos a encontrar con un narrador omnisciente que utiliza la tercera persona, hay que tener en cuenta que Mikel Alvira se convierte en Simón Lugar para narrar La novela de Rebeca, ya que no debemos olvidar que en este libro encontramos una novela dentro de otra, pero que llega a tener tanto peso dentro de la trama que todo el conjunto del libro se convierte en un enorme entramado literario que el lector tendrá que ir desmadejando poco a poco, pues las sorpresas y los hechos inesperados se irán sucediendo poco a poco, levantando capa a capa secretos que el lector no imaginaba encontrar ahí, para que cuando piense que ya tiene atrapada la clave, otra pieza hará aparición en escena y así la hipótesis creada tenga que ser replanteada de nuevo, y con ello, el interés del lector se eleve de nuevo hasta límites insospechados. La novela de Rebeca es un libro en el que los saltos temporales son constantes, y aunque Mikel Alvira se ha encargado de dejar bien marcado al principio de cada capítulo en qué momento de la narración nos encontramos, sí recomiendo estar muy pendientes del momento de la historia en el que estamos, pues esto es fundamental para seguir de forma correcta el hilo de la trama, sobre todo en la parte protagonizada por Simón Lugar, pues La novela de Rebeca se va desarrollando de forma lineal. Y toda esta trama, como he dicho antes, construida sabiamente como un laberinto del que el lector irá conociendo poco a poco el camino de salida nos conduce a un final inesperado y brillante que sirve como colofón a una de las novelas más originales que he leído en los últimos años. 





Y si la trama se va desarrollando rodeada de un halo de misterio, no lo hacen menos sus personajes; todos ellos bien dibujados dentro de la novela, también se irán descubriendo poco a poco ante el lector. Empezamos sabiendo que Simón Lugar es un hombre introvertido y solitario, que intenta mantener el contacto justo con el resto del mundo, sin embargo a lo largo de la novela el lector irá averiguando que su parte afectuosa sale en contadas ocasiones, pero está ahí, aunque solo la muestra con aquellas personas que son capaces de ganarse su confianza. Algo que me ha parecido un recurso muy bueno a la par que muy complicado es como Mikel Alvira consigue crear una gran complicidad entre el personaje de Eme y el lector siendo este un personaje que, aunque bien perfilado, el autor lo deja "entre la niebla", rodeado de un halo de misterio, pues consigue que el mismo efecto atrayente que ejerce sobre Simón sin conocer casi ningún aspecto de su vida lo consiga también sobre aquellos que nos encontramos al otro lado de la página. Y entrando ya de lleno en La novela de Rebeca, también aquí vamos a encontrar personajes "creados" a su vez por el personaje de Simón que consiguen la complicidad del lector, aunque en algunas ocasiones, al principio ni te planteas esta complicidad, ni siquiera una posible compresión. 




La novela de Rebeca va a dar mucho que hablar, por su originalidad y calidad, por sus grandes escenas creadas con diálogos brillantes y por sus descripciones que recrean los escenarios a la perfección sin abusar; y Mikel Alvira demuestra que llega para quedarse, que Rebeca no estará sola.



4 comentarios:

  1. Me atrae mucho esta novela y después de leer tu reseña, me la apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi ha sido uno de los grandes descubrimientos de este año, me ha encantado tanto por la trama como por la forma que Mikel Alvira nos presenta la novela, un gran acierto. A ver si coincidimos ;).
      Besos!!

      Eliminar
  2. Es una novela que va a dar mucho que hablar. La tengo más que apuntada y me apetece ponerme con ella pronto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que no te arrepentirás, es original y sorprendente ;)
      Besos!!

      Eliminar