UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Solo para mujeres.- Marilyn French ranktrackr.net

Translate

miércoles, 15 de octubre de 2014

Solo para mujeres.- Marilyn French

Reseña Solo para mujeres.- Marilyn French

Sinopsis:

Mira siempre pensó que su vida sería distinta pero lo cierto es que, en 1955, vive con un marido poco comprensivo con sus aspiraciones profesionales y ya tiene dos hijos. Recluida en el ámbito doméstico pronto entablará amistad con varias de sus vecinas. Encontramos, por ejemplo, a Adele, una mujer de profundas creencias católicas que con 29 años tiene ya cinco hijos y acaba de quedarse embarazada del sexto. Su marido, Paul, es conocido por mantener affairs con muchas de las mujeres del barrio. Mira luego conoce a Natalie, casada con Hamp, un hombre que trabaja en la empresa de su adinerado suegro. También están Bliss, una chica sureña casada con un piloto, la bellísima Lily, que termina desterrada en un psiquiátrico y Martha, la más lanzada y la más crítica con las actitudes machistas de sus maridos. Todas y cada una de las amigas de Mira ejemplifican el papel dominante de los hombres con respecto de las mujeres. Ellos tienen el poder, la capacidad de decisión, y ellas sobreviven a costa de renunciar a sus proyectos. Desde fuera, estos matrimonios se esfuerzan por parecer felices, pero, como Mira confiesa, ella se siente una criada sin sueldo.

La autora:

Marilyn French (21 de noviembre de 1929 – 2 de mayo de 2009) fue una escritora estadounidense. Nació en Brooklyn, de E. Charles Edwards, ingeniero, e Isabel Hazz Edwards, que trabajó como dependienta en unos grandes almacenes. Obtuvo el graduado en la Universidad de Hofstra en 1951, en Long Island, y estudió filosofía y literatura inglesa. También recibió una maestría en inglés en 1964 en Hofstra. Contrajo matrimonio con Robert M. French Jr. en 1950; la pareja se divorció en 1967. Más tarde asistió a la Universidad de Harvard, donde obtuvo el doctorado en 1972. Fue profesora universitaria de inglés en Hofstra de 1964 a 1968 y ayudante de cátedra en el College of the Holy Cross en Worcester (Massachusetts) de 1972 a 1976. En su obra, French afirma que la opresión a las mujeres es una parte intrínseca de la cultura mundial dominada por los hombres. Por ejemplo, uno de sus primeros trabajos de no ficción, Beyond Power: On Women, Men and Morals (1985), es un examen histórico de los efectos del patriarcado en el mundo. En su novela de 1977, Solo para mujeres (The Women's Room), sigue las vidas de Mira y sus amigas en la Norteamérica de las décadas de 1950 y 1960, incluyendo a Val, una militante feminista radical. La novela retrata los detalles de las vidas de las mujeres de esta época así como del movimiento feminista de los Estados Unidos. En un momento dado el personaje de Val dice que "todos los varones son violadores". Esta cita ha sido a menudo atribuida, de forma incorrecta, a Marilyn French. Su primer libro fue una tesis sobre James Joyce. French fue diagnosticada con cáncer de esófago en 1992. Esta experiencia sirvió de base para su libro A Season in Hell: A Memoir (1998). Sobrevivió al cáncer y murió de paro cardíaco a los 79 años, el 2 de mayo de 2009 en Manhattan, Nueva York. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org). 

Mi reseña:

La entrada de hoy es para una novela que fue reeditada hace unos años, aunque su publicación original fue en 1977 y estuvo fuera del mercado español durante un tiempo. Una novela narrada, en ocasiones desde la perspectiva del feminismo más radical, pero que no sólo debe ser leída por mujeres. Hoy os traigo Sólo para mujeres, de Marilyn French

Solo para mujeres nos cuenta la historia de Mira, que en 1955 siendo todavía una mujer joven y que siente que no puede renunciar a sus sueños e inquietudes, se ve casada con un hombre que no la entiende y madre de dos hijos. Atrapada en un matrimonio que para ella no es más que una reclusión, ve como sus amigas y vecinas están abocadas a un futuro igual o peor que el de ella; a través de Mira conocemos a otras mujeres que conforman su universo, y en el que cada una de ellas enfocará su vida como menor sepa o pueda; en el caso de Adele, una católica convencida, no cuestiona que ella debe estar sometida a su marido y ser una esposa y madre perfecta, disculpando cualquier licencia de su esposo; o Lilly, una hermosa mujer, envidiada y criticada por todas, pero cuya realidad no sería envidiada por nadie si alguien se molestara en conocerla realmente. Sin embargo, cuando Mira se para y observa lo que la rodea, se planteará si de verdad quiere continuar viviendo su vida de ese modo. Y cuando sea consciente de que ella merece vivir su vida a su manera, no dudará en lanzarse al vacío y vivir para conseguir sus sueños, lo que la llevará a conocer a otras mujeres, también luchadoras y fascinantes, pero también algunas con ideas demasiados radicales en cuanto al sexo masculino. 

Solo para mujeres es una novela que ya merece la pena leer aunque sea desde un punto de vista sociológico. Escrita desde un punto de vista quizá algo duro, es verdad, se trata de la sociedad tal y como la vivieron nuestras madres y abuelas, pero también resulta difícil pedirle a una persona que logre una perspectiva completamente distanciada de una situación que ha vivido desde dentro y que probablemente, también habrá sufrido. En esta novela, Marilyn French nos cuenta la situación de las mujeres dentro de la sociedad americana (y eso que, respecto a la española, las mujeres ya estaban a años luz en cuanto a libertades y derechos), abarcando desde la década de los 50 hasta la década de los 70. Cuando comenzamos la lectura observamos como la mujer ya está inmersa en el mundo laboral, pero no lo puede compaginar con la familia, todavía no está bien visto que una mujer trabaje y sea madre de familia al mismo tiempo; una vez se casa, ya está supeditada al marido aunque esto no quiere decir que en todos los casos nos encontremos con que enfrente hay un hombre malvado, simplemente hay un hombre educado dentro de una sociedad que le ha ensañado que eso es lo correcto, y como su situación es de superioridad y confort, lógicamente no se cuestiona que eso no sea lo correcto. Pero por otra parte, nos encontramos con el hecho de que entre las mujeres comienza a surgir un sentimiento de inconformismo, de aspirar a algo más... Y es ahí donde se produce el desencuentro: la comodidad y el inmovilismo masculino por una parte (apoyado por un gran número de mujeres) frente a la necesidad de cambio y de avance de las nuevas generaciones femeninas. Y este desencuentro termina siendo un auténtico choque de trenes. 

Universidad de Harvard
Biblioteca de Harvard
Cuando te enfrentas a la lectura de esta novela, lo primero que se tiene que hacer es contextualizarla en el tiempo en el que está escrita. No se trata de un ataque frontal contra los hombres en general, sino más bien, si hay un ataque, es contra una generación concreta que intentó frenar el avance y coartar las libertades de las mujeres. Muchos lectores sacan la conclusión de que esta novela hace alarde del feminismo más acérrimo, y aunque si bien es cierto que hay un personaje que defiende un feminismo bastante radical y lo hace a ultranza, no se puede decir que todo el libro en general es ultra feminista y que lo único que hace es tachar a los hombres de machistas redomados. Por eso me reitero en lo de contextualizar la lectura, hay que entender que de la lucha de aquellas mujeres se consiguieron muchas de las libertades que hoy podemos disfrutar, y que si ellas no se hubieran decidido a salir de las cocinas y quitarse los delantales para coger las riendas de su vida, a día de hoy poco o nada habríamos avanzado. Escrito con un ritmo pausado, puede que a veces nos resulte irregular, unas veces acelera para otras echar el freno, pero también es cierto que así es la vida, unas veces va demasiado deprisa y otras da la sensación que las manecillas del reloj no avanzan; esto puede hacer que el disfrute de la lectura pueda ser algo irregular, pero sin embargo, siempre interesante. La prosa utilizada por la autora es sencilla, correcta y eso facilita la lectura y la aligera, contrarrestando esos cambios de ritmo de vamos encontrando a lo largo del libro. Escrita de forma curiosa, cambiando, en ocasiones, de la primera a la tercera persona; utilizando la figura del narrador omnisciente, Marilyn French nos sitúa como testigos en todas y cada de las situaciones que van aconteciendo en la novela, pero también hay momentos en los que a través de un narrador testigo, nos habla de lo que acontece a su alrededor así como en la vida de Mira. 

En cuanto a los personajes, aunque todo gira alrededor del personaje de Mira Ward, en realidad se trata de una novela coral, en la que las mujeres son protagonistas pero que en realidad no se entiende sin el contrapunto masculino. Pero no todos los personajes masculinos son negativos, ni todos los personajes femeninos son positivos, pues algunos de los primeros reman a favor de obra de la causa de las mujeres mientras que algunos de los segundos son las peores enemigas de las propias mujeres. El propio personaje de Mira está lleno de contradicciones, pues demuestra la valentía suficiente para cambiar su vida, pero por otra parte, en muchas ocasiones demuestra que le falta madurez y picardía para enfrentarse a un mundo que en realidad no está todavía preparado para la independencia femenina. El personaje de Val también merece mención aparte, ya que es por este personaje por el que más críticas ha recibido Solo para mujeres y la propia Marilyn French, puesto que en muchas ocasiones se le acusó de tener los mismos pensamientos que se expresaban a través de este personaje (algo que por otra parte, de ser cierto, hubiera sido completamente lícito, pues cada uno es libre de pensar lo que le dé la gana). Unos personajes llenos de matices, recovecos y bien estructurados dentro de un aparente caos familiar e incluso social que nos los convierten en cercanos, unos más amables, otros más odiosos, pero todos encajados para formar una estructura perfecta. En mi opinión, esta es una novela más de personajes que de trama, todo lo que ocurre lo hace a través de los protagonistas y de los secundarios que los acompañan, y quizá por eso, el ritmo de lectura es más irregular, porque la historia depende de los personajes, no los personajes de la historia (lo que suele hacer que las lecturas sean más ágiles, pero también en muchas ocasiones menos introspectivas).



Yo recomiendo la lectura de Solo para mujeres, pero tomándola con calma. Esta novela de Marilyn French no hay que cogerla pensando que nos vamos a sumergir en un libro trepidante porque entonces lo más probable es que nos resulte tedioso e incluso aburrido. Es un libro para degustar y para reflexionar. Con él, nos adentramos en esa revolución de libertad, pero también nos adentramos en los movimientos pacifistas de los campus universitarios, la revolución sexual o los debates políticos. Una lectura muy interesante que en realidad, no entiende de sexos. 


10 comentarios:

  1. Me gustaría mucho leer este libro, y si lo hago seguiré tu recomendación: me lo tomaré con calma para disfrutarlo bien. Gracias por tu reseña y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo lees, a ver si coincidimos en las opiniones ;) . Yo lo leí por recomendación de una chica que trabaja en una librería a la que voy bastante y me dijo que me gustaría como estaba abordado el tema y la verdad es que es interesante.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Me acercaré entonces a este libro con ese punto de vista sociológico, un poco reflexivo, porque lo del feminismo radical me hace un poco temblar, la verdad. Pero curiosidad me has despertado un rato, eso sí ;)

    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber picado tu curiosidad!!;). Espero tus opiniones
      Besos!!

      Eliminar
  3. Me interesa el contexto sociológico del libro. Me tira un poco para atrás lo que comentas de que es un poco irregular, pero con lo que dices de que es un libro más de personajes que de trama, me acabas de convencer. Así que gracias una vez más por descubrirme lecturas nuevas.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esta novela a tí seguro que te gusta ;) .
      Besos!!!

      Eliminar
  4. Primero decirte que me ha encantado tu reseña, perfecta!
    Pues la verdad que no lo conocía, pero me ha resultado muy interesante, quizá no me convence el hecho que te cambia de primera persona a tercera, pero como bien dices habrá que cogerlo con ganas y con calma para entender y apreciar lo que quiere transmitir el libro.
    Gracias por la reseña, me lo apunto :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!, me alegra que te haya gustado mi reseña ;) . Los cambios de primera y tercera persona no son lo suficientemente bruscos como para que te afecten mucho en la lectura, y puede resultar un libro muy interesante.
      Besotes!!!

      Eliminar
  5. Hace muchos años que lo leí y alguna es lo he vuelto a hacer, es un libro maravilloso, donde se refleja realmente la vida de las mujeres de antes y de ahora. Pero también tiene ortos libros, por ejemplo La Hija, que merece la pena leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me lo apunto porque no lo conocía.
      Un saludo!

      Eliminar