UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Eva Luna.- Isabel Allende ranktrackr.net

Translate

domingo, 19 de octubre de 2014

Eva Luna.- Isabel Allende

Reseña Eva Luna.- Isabel Allende

Sinopsis:

En Eva Luna, su tercera novela, Isabel Allende recupera su país a través de la memoria y de la imaginación. La cautivadora protagonista de este libro es un nostálgico alter ego de la autora, que se llama a sí misma "ladrona de historias", precisamente porque en las historias radica el secreto de la vida y del mundo. Como una moderna Scherezade, Eva Luna convierte su vida en una tragicomedia por la que desfila una sorprendente galería de personajes: un embalsamador de cadáveres, una madrina que sobrevive a una decapitación, una mujer con cuerpo de hombre, un fotógrafo austríaco atormentado por los recuerdos del nazismo... Con ternura e impecable factura literaria, Isabel Allende perfila el destino de sus personajes como parte indisoluble del destino colectivo de un continente marcado por el mestizaje, las injusticias sociales y la búsqueda de la propia identidad. Este logrado universo narrativo es el resultado de una lúcida conciencia histórica y social, así como de una propuesta estética que constituye una singular expresión del realismo mágico.

La autora:

Isabel Allende Llona nació en Lima, Perú,  el 2 de agosto de 1942. Es una escritora chilena, miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras desde 2004. Ganadora del Premio Nacional de Literatura de Chile en 2010, entre otros. Autora de numerosas novelas consideradas como superventas ,la tirada total de sus libros alcanza e incluso supera los 57 millones de ejemplares y sus obras han sido traducidas a más de 35 idiomas. Es considerada la escritora viva de lengua española más leída del mundo. Entre 1953 y 1958, su familia residió en Bolivia y en Líbano. En 1959 retornó a Chile, país donde vivió hasta 1973 pero siendo hija de un primo- hermano de Salvador Allende, presidente de Chile contra quien Pinochet orquestó el golpe de estado que daría lugar a la dictadura, tuvo que vivir en el exilio en Venezuela hasta 1988. En la actualidad reside en Estados Unidos. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org). 

Mi reseña:

Para terminar la semana, os traigo al blog la que para mi representa el mayor exponente del realismo mágico de Isabel Allende, Eva Luna, una novela en la que los personajes y la historia que nos cuenta nos transporta, como si de una fábula se tratase, a la realidad de un país. 


"La Lectora" (Jean Jacques Henner)
Eva Luna nos cuenta su propia historia, desde el momento de su nacimiento, fruto de la relación de su madre Consuelo con un indio que trabaja de jardinero en la casa donde Consuelo trabaja a su vez de sirvienta de un extravagante embalsamador. Poco a poco nos irá desgranado su vida, así como la de los que serán también personajes fundamentales de la novela. Por circunstancias de la vida, Eva tendrá que ponerse a servir en una casa a la temprana edad de siete años; sin embargo, para una persona inquieta como ella, la situación no será definitiva. Sirviendo en varias casas, y rodeada de personajes completamente peculiares, será cuando al quedarse sin trabajo, harta de humillaciones, recurra a su amigo Huberto Naranjo, quien le llevará a conseguir su mejor trabajo y donde conocerá a una de las personas más importantes de su vida, Melecio "un hombre nacido en un cuerpo equivocado". A partir de aquí, comenzará una etapa convulsa en la vida de Eva, quien cuando piense estar a punto de alcanzar la estabilidad, volverá a sufrir un nuevo vuelco en su vida. Y será en esta etapa cuando se crucen en su camino los hombres que marcarán de una u otra forma, su vida, como Riad Halabí o Rolf Carlé, a quién habremos conocido también desde niño. 


Leer Eva Luna es adentrarse, en mi opinión, en el mayor exponente del realismo mágico de Isabel Allende, por encima incluso de "La casa de los espíritus" (cuya reseña podéis leer aquí), puesto que los personajes que nos vamos a encontrar en Eva Luna, pese a no tener ese halo de ser tan "etéreos" como algunos de los que encontramos en la primera (aunque seguimos encontrando muy presente el mundo de la espiritualidad, por ejemplo), tienen características que los hacen más dignos de formar parte de los cuentos; más sacados de una imaginación efervescente como de la que hacía gala Isabel Allende en esta época donde sus novelas, escritas bajo la pátina de la fábula e incluso de la irrealidad en algunos momentos, soslayaban la realidad de ese Chile subyugado bajo una dictadura de la que ella había tenido que huir siendo niña junto a todo lo que ella echaba de menos, unido a toda la belleza que, parece una incongruencia, ese exilio le había permitido conocer. En Eva Luna podemos percibir como una especie de "alter-ego" de la propia autora, y quizá por eso es esta una de las obras donde el realismo mágico se hace más presente, donde Isabel Allende se rodea de más elementos de esta corriente. Pero también, bajo toda esta pátina de realismo mágico, Isabel Allende habla, sin tapujos de temas como la guerra, las guerrillas en los países latinoamericanos y los motivos por los cuales muchas personas se unían a ellas, y también sobre el despertar sexual de la mujer, la prostitución o la transexualidad. Temas tocados de forma mágica pero al tiempo directamente, con dureza. 





Represión militar durante la dictadura de Chile en 1973
Escrita con el estilo cadente y casi poético en ocasiones que caracteriza a las obras más emblemáticas del realismo mágico de Isabel Allende, la autora te va llevando como arrastrado por una brisa por las páginas de la novela. Recurriendo en ocasiones incluso a la alegoría, el texto es bello; cuando nos adentramos en la historia de Eva Luna nos vamos a encontrar con Isabel Allende en estado puro. Utilizando una prosa suave, que invita a la lectura de la novela, se trata de un libro con una historia bien construida desde los cimientos, y que se va desarrollando de forma cadenciosa, como un atardecer caribeño, sin prisa pero sin pausa, una lectura que quieres saborear porque sabes que irremediablemente llegará su final. Narrada en primera persona, Isabel Allende recurre en Eva Luna a la figura del narrador- protagonista, siendo la propia Eva quien nos cuenta su vida, en forma de memorias, narrándonos todos los acontecimientos que han sucedido a lo largo de su existencia, e incluso antes de que su nacimiento tuviera lugar, aunque, hay una cosa a resaltar en esta novela y es que, cuando se nos cuenta la historia de Rolf Carlé antes de que se produzca su encuentro con Eva, es Eva quien nos habla, es Eva quien se posiciona como narradora omnisciente en este punto de la obra, pues pasa a utilizar la tercera persona, ya que ella no ha estado presente en estos acontecimientos. Podríamos decir que Eva realiza el rol de Isabel Allende en estas partes de la novela, y por lo tanto va a ser Eva quien nos narre la novela en su totalidad.


Cuento de "Las Mil y Una Noches"
En cuanto a los personajes, todos tienen un punto de fascinación que hacen que el lector se sumerja en el libro. Eva Luna es, desde niña una personalidad soñadora pero al mismo tiempo, adelantada a la época que le ha tocado vivir, y se cuestiona muchas de las situaciones que ve a su alrededor. Huberto Naranjo es un personaje que aparecerá varias veces a lo largo de la vida de Eva, y siempre será de ayuda para ella, independientemente de las circunstancias que él tenga en la suya propia. Rolf Carlé arrastra también desde niño una vida difícil que le costará superar, y en la realidad será como la otra cara de la moneda de Eva. Pero, aunque todos los personajes tienen ese punto de ternura, para mí hay uno que hay que destacar, y es Melecio, un hombre que refleja una historia durísima pero que demuestra el espíritu de superación, y el humor y la alegría. Otro personaje destacable por representar, para mí, el espíritu de sacrificio y por reflejar como juzga la sociedad a los demás por el simple hecho de ser diferentes en apariencia es el de Riad Halabí. De todas maneras, en general, Isabel Allende consigue dotar de tanta magia a todos los personajes que van apareciendo en las páginas de esta novela que no se puede decir que ninguno sea prescindible. 




Por supuesto, recomiendo leer Eva Luna sin ningún tipo de duda, porque es un libro que hace disfrutar si te quedas en su superficie, pero que te hará disfrutar muchísimo más si escarbas en su fondo, en la historia que hay debajo de esta fábula escrita por Isabel Allende, y que esconde una gran denuncia social, que habla de temas que a día de hoy siguen escociendo (menos mal que cada vez menos) a la sociedad, y demuestra que, en ocasiones, se dice más dando a entender. 







10 comentarios:

  1. Ay. Yo tengo un problemilla con Isabel Allende. Tuve que leer, casi por obligación, "Paula". Me costó horrores, sufrí muchísimo y para rematar, tuve que ir al fondo y sacar un trabajo decente de aquello. Juré y perjuré que nunca volvería a leer a esta autora. Ahora que ya han pasado unos cuantos años, entiendo que la obra de Allende da para mucho más que "Paula", pero nunca me he sentido capaz de sentarme con ella otra vez. El día que lo haga, será con "La casa de los espíritus", uno de mis eternos pendientes. Este título no lo conocía, y me llama la atención la idea de imaginarme a la Allende metida en este berenjenal sexual y social. Quién sabe si algún día supero lo de Paula y me pongo con ella en serio.
    Fantástica reseña,
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta la Isabel Allende de esta época, la que mantiene este realismo mágico. Yo también leí Paula, y la verdad es que me gustó, pero es un libro muy duro y hacer un análisis en profundidad puede resultar difícil y hacerte aborrecer al autor (eso me paso a mi con Cela ;) ).
      Besos!!

      Eliminar
  2. Tengo pendiente leer algo de esa autora, a ver si lo hago.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues si empiezas por alguna de las novelas de esta época, seguro que te gustará ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Lo leí de la biblio hace muchos años unos 15 y me encantó por eso me compré hace un par de años la edición que muestras, han sacado unas ediciones de sus libros muy bonitas en tapa dura. Otro que me encantó fue Hija de la fortuna. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantan todos los libros de Isabel Allende de esta época, Hija de la fortuna es precioso y Retrato en sepia también.
      Besos!!

      Eliminar
  5. Este libro llevo tiempo queriendo leerlo, en general algo de Allende, así que espero hacerlo pronto.
    Gracias por la reseña.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si lees allguno de esta época de Allende te encantará. Ya me contarás!!.
      Besotes!!!

      Eliminar
  6. Lo leí hace mucho así que lo tengo muy olvidado por eso me ha gustado recordarlo con tu reseña. Isabel Allende es una de mis escritoras favoritas, pero no la de ahora, sino la de sus primeras novelas en las que podemos encontrar a la autora, como bien comentas, en estado puro. Y como también comentas, para disfrutrala de verdad no hay que quedarse en la superficie, sino ir al fondo de sus novelas.
    Felicidades por la reseña. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la reseña!, a mi también me encanta la Isabel Allende de esta época, la que te hace soñar y te maravilla con solo leer un párrafo, ahora, me gusta cuando saca novelas como Inés del alma mía o La orilla bajo el mar; cuando cambia de estilo ayyy miedo me da... jejejejeje
      Besos!!!

      Eliminar