UA-47860825-1 Los libros de Dánae: octubre 2014 ranktrackr.net

Translate

miércoles, 29 de octubre de 2014

Los pilares de la Tierra.- Ken Follett

Reseña Los pilares de la Tierra.- Ken Follett

Sinopsis:

El gran maestro de la narrativa de acción y suspense nos transporta a la Edad Media, a un fascinante mundo de reyes, damas, caballeros, pugnas feudales, castillos y ciudades amuralladas. El amor y la muerte se entrecruzan vibrantemente en este magistal tapiz cuyo centro es la construcción de una catedral gótica. La historia se inicia con el ahorcamiento público de un inocente y finaliza con la humillación de un rey. Los pilares de la Tierra es la obra maestra de Ken Follett y constituye una excepcional evocación de una época de violentas pasiones.

El autor:

Ken Follett, nacido en Cardiff (Gales), el 05 de junio de 1949, es el mayor de tres hermanos criados en el seno de una familia sumamente religiosa. Esta gran creencia en la fe católica, que llevó a los padres del autor a ser sumamente autoritarios, no permitiendo a sus hijos ver la televisión o escuchar la radio, llevó al joven Ken a refugiarse en la lectura, que se convirtió en su gran pasión. A la edad de 10 años, se mudó a Londres con su familia, donde completó sus estudios, llegando a graduarse en Filosofía en la University College. Un curso de postrado en Periodismo le llevó a sus comienzos en el mundo de las letras. Es el año 1978 cuando se consagra como escritor al publicar "La isla de las tormentas", libro con el que ganó el Premio Edgar. Autor de numerosos best-sellers, su obra más icónica hasta la fecha es "Los Pilares de la Tierra", de la cual se han vendido más de dieciocho millones de libros en todo el mundo. "La Caída de los Gigantes" es la primera entrega de la trilogía "Centuria", que tiene su continuación en "El invierno del mundo", ya publicada, y cuya última entrega, "El umbral de la Eternidad" se ha publicado en septiembre de 2014. (Datos extraídos de la web oficial del autor: http://ken-follett.com/es/).

Mi reseña:

La entrada de hoy en el blog es para una de las novelas más vendidas de los últimos veinticinco años, Los pilares de la Tierra de Ken Follett; un libro que ya se ha convertido casi en un imprescindible en las bibliotecas de los lectores, con legiones de admiradores en todo el mundo, pero que también cuenta, como todo aquello que despierta grandes pasiones, con un gran número de detractores. Yo tengo que confesar que es una novela que me encantó y que es la que me convirtió en una gran aficionada a la escritura de Ken Follett. 


Los pilares de la Tierra, nos presenta a Tom Builder, un albañil de la Inglaterra medieval que acaba de perder su trabajo. Por esto decide abandonar su ciudad, donde escasean las obras, y buscar nuevos lugares donde haya más trabajo para él; pero su periplo se complica, y pierde mucho más de lo que pensaba en el camino. Tras perder a su familia, conocerá a Ellen, madre de Jack, un niño pelirrojo y tímido que Tom adoptará como propio. Después de varias paradas, recalarán en Kingsbridge, donde Tom consigue trabajo gracias a la nueva catedral que se está levantando. Pero la construcción de una nueva catedral no es sólo el levantamiento de un nuevo edificio consagrado a la fe, conlleva muchas más cosas, y pronto las intrigas y las traiciones aflorarán, haciendo que los habitantes de Kingsbridge se vean inmiscuidos en medio de guerras y luchas de poder que no se detendrán ante nada ni ante nadie. 




Los pilares de la Tierra nos lleva, a través de la construcción de una catedral, por la historia de la Inglaterra del S. XII. Abarca un amplio periodo de tiempo, encuadrando la obra en la llamada "Anarquía Inglesa" que tuvo lugar durante el reinado de Esteban de Blois, quien se disputaba el trono con su prima la emperatriz Matilde, lo que conllevó un periodo de continuas guerras civiles y una falta efectiva de gobernabilidad; y somos testigos, a través de su lectura, de cómo se produce el cambio de estilo arquitectónico, pasando del románico al gótico, partiendo del primero y desarrollando el segundo; pero también las intrigas están muy presentes a lo largo de toda la novela, tanto políticas como religiosas, pues ambas están muy intrincadas entre sí. Se trata de un momento histórico en el que la política no se entiende sin religión pero también a la inversa, los gobernantes estaban profundamente influidos por los hombres de la iglesia, que al mismo tiempo eran los grandes conspiradores en la sombra y los que realmente movían los hilos de la política. Ken Follett se sumergió en su obra más ambiciosa; un libro complicado pero en cuyo estilo ha demostrado el autor que le ha sido cómodo moverse, pues sus obras posteriores, y que también han resultado ser más emblemáticas han ido en una linea histórica, dejando de lado el thriller. 





Se trata de una novela escrita con un estilo fluido al tiempo que cuidado, donde Ken Follett utiliza una prosa adecuada a la época en la que se ambienta la novela pero sin que ésta se vea recargada en exceso para no hacer pesada la lectura de una obra que es extensa en cuanto al número de páginas, por lo que el autor ha de agilizar y propiciar una lectura agradable y que haga que el lector necesite saber que va a pasar en las páginas siguientes casi de forma constante. En Los pilares de la Tierra, Ken Follett utiliza la figura del narrador omnisciente en tercera persona, facilitando al lector ponerse ante una perspectiva objetiva frente a toda la trama de la novela así como ante todos los personajes que van pasando por ella. Se trata de una obra en la que el autor es capaz de plasmar de forma magistral las sensaciones de los personajes, tanto en la parte narrativa de la novela como en los diálogos, abundantes pero perfectamente encajados e hilados. En esta novela nos vamos a encontrar con una trama compleja, en la que el eje central de la arquitectura sirve como tronco del que van saliendo numerosas historias en las que las traiciones, las intrigas, las historias de amor o los odios se irán entremezclando. Vamos a encontrar numerosas descripciones, que en algunos momentos de la lectura pueden resultar un poco excesivas y largas, aunque muchas también resultan interesantes. 





En cuanto a los personajes, el mayor peso protagonista de la novela va a recaer en el personaje de Jack, que comienza el libro siendo un niño y termina siendo un adulto y gran maestro constructor, y como personaje femenino, el peso protagonista recae en el personaje de Aliena. Pero Los pilares de la Tierra es una novela donde hay bastantes personajes principales (aunque no protagonistas) y también un número considerable de secundarios. En cuanto a los personajes de Jack y Aliena, es irremediable que sientas una simpatía inmediata por ambos; en este sentido Ken Follett es muy inteligente y sabe que construir dos personajes protagonistas que obtengan rápidamente las simpatías del lector es apostar a caballo ganador; en cuanto al resto de personajes, bien perfilados y dibujados dentro de la novela, los roles que cada uno cumple dentro de la historia están muy bien definidos, pues encontramos claramente diferenciados el bando de los buenos y el bando de los malos, aunque algo con lo que también juega bien el autor es el no construir el típico personaje "bueno-tonto" al que se las dan todas en el mismo lado, aunque eso sí, desgracias las podemos esperar todas y también que el malo no pague hasta el final (por eso de mantener la intriga hasta las últimas páginas, lo que hace que en esto sí que le podamos poner la etiqueta de tópico). 




Como conclusión a todo lo dicho en esta reseña, mi recomendación sobre Los pilares de la Tierra es total y absoluta. Aún recuerdo que, cuando la leí, me enganché tanto a sus páginas que, una tarde comencé a leer (iba más o menos por la mitad) a las tres de la tarde, después de comer, y cuando me di cuenta, eran casi las nueve de la noche. Decididamente, si no has leído esta novela, no tardes en hacerlo, pues conseguirá afianzar los pilares de TU LECTURA. 



domingo, 26 de octubre de 2014

El niño 44.- Tom Rob Smith

Reseña El niño 44.- Tom Rob Smith

Sinopsis:

Leo Stepanovich Demidov, un prometedor agente del MGB, el servicio secreto ruso, y su mujer son acusados de un delito de traición que no han cometido. La pareja se refugia en las colinas y descubre que varios niños han sido brutalmente asesinados, un terrible episodio del que el Partido Comunista se desentiende. Leo decide emprender una investigación por su cuenta para esclarecer esas muertes, a sabiendas de que arriesga su vida y la de su mujer.

El autor:


Tom Rob Smith (1979), hijo de madre sueca y padre inglés. nació y se crió en Londres. Se licenció en Literatura Inglesa en el St. John´s College de la Universidad de Cambridge, y gracias a una beca Harper, marchó a Pavía (Italia), para estudiar Escritura Creativa. A su vuelta, comenzó a trabajar como guionista de series para televisión. El niño 44 es su primera novela y fue considerado el autor revelación del año 2008. Fue galardonado con el Ian Fleming Steel Dagger a la mejor Novela de suspense del año por la Crime Writers' Association. Los derechos para llevarla al cine han sido adquiridos por Ridley Scott. Después ha publicado El discurso secreto (The secret speech, 2009) y Agent 6 (2011). (Biografía extraída de: http://www.compartelibros.com).

Mi reseña:

Hoy os traigo al blog la primera novela publicada por Tom Rob Smith, El niño 44 y que supuso un verdadero boom editorial. Se trata de una novela que, aunque dura en ocasiones, es verdaderamente adictiva y cada vez que la tienes que cerrar es irremediable que tengas ganas de volverla a abrir. 

Ciudad de Moscú
En El niño 44, el autor nos presenta a Leo Stepanovich Demidov, un agente del MGB con un futuro prometedor dentro del organismo, que no es otra cosa que el servicio secreto ruso. Dentro de este organismo, las misiones más importantes son aquellas que persiguen a los supuestos enemigos de la patria, aunque Leo se interesará por el asesinato de un niño, cuyo cadáver aparece junto a las vías del tren, y que resulta ser hijo de un compañero del MGB, subordinado de Leo. Pero cuando la versión oficial dé el caso por cerrado, Leo desviará su atención hacia otras misiones. Sin embargo, la esposa de Leo será acusada de espionaje y ambos huirán a las colinas, y será allí donde descubrirán más casos de niños asesinados, en circunstancias demasiado similares al primer niño del que Leo tuvo constancia. Pero, comenzar a investigar estas misteriosas muertes tendrá consecuencias, que pondrán en peligro la vida de Leo y la de su esposa. 

Montes Urales
Tom Rob Smith se basa, para desarrollar la historia de El niño 44, en un caso real ocurrido en la que aún era la Unión Soviética, protagonizado por Andréi Chikatilo y que, a día de hoy todavía está considerado como el peor asesino en serie de Rusia. Chikatilo asesinó al menos a 52 personas, la mayoría de ellas niños. Durante doce años mantuvo en jaque a la policía rusa, hasta su detención en 1990. Smith toma como base estos hechos para, trasladándolos a la Rusia de los años 50, y ficcionando así escenarios y personajes, conseguir una escenografía todavía más escalofriante, pues a estos horribles sucesos se añade el miedo y la represión de los últimos años del stalinismo; una época en la que la población del país vivía en constante tensión, con la espada de Damocles perpetuamente encima ya que nunca sabían desde donde podía proceder una denuncia, si una mirada o una forma de caminar podía parecerle a alguien que estaba cometiendo un acto sospechoso, o simplemente las rencillas personales, podían hacer que dieran con sus huesos en prisión o terminaran condenados a trabajos forzados en un gulag


Escrito con un estilo rápido, llegando a ser en algunos momentos frenético, casi no da un minuto de respiro al lector, la novela va dando giros inesperados, pero que Tom Rob Smith ha conseguido hilar de forma correcta, algo complicado cuando se realiza este peligroso juego de malabares argumental que si no se encaja bien, puede dar al traste con el libro; sin embargo en este caso, El niño 44 sale más que airoso y consigue ser una novela llena de sorpresas bien argumentadas, que dejan al lector pegado a las páginas de un libro que por otra parte, no deja de tener momentos crudos, y no solo en una  investigación criminal bien desarrollada, sino también en la parte que atañe a la parte social que incluye la novela, que la hay. Tom Rob Smith no duda en trasladar la acción a la década de los 50 para poder introducir esa parte de denuncia sobre la represión que el pueblo ruso siguió viviendo durante décadas por parte de su gobierno; un gobierno que por otra parte, daba prioridad absoluta a la investigación de sus ciudadanos por conductas aparentemente sospechosas, pero que tal y como se muestra en la novela, no daba ninguna importancia al asesinato de unos niños inocentes. Utilizando una prosa rápida, ligera y donde las descripciones ayudan a crear esa atmósfera de gelidez que rodea la lectura de la novela, Tom Rob Smith utiliza la figura del narrador omnisciente en tercera persona. Una novela con una trama bien construida que lleva al lector hasta un final sorprendente e inesperado pero bien traído con el resto de la historia.

En cuanto a los personajes, se puede decir que todos se hayan muy bien perfilados dentro de la novela, pues no solo nos encontramos con los personajes de un thriller que después vamos a ver desarrollados también a nivel personal para que el lector se pueda sentir identificado con ellos. En El niño 44, también encontramos personajes, como el de Leo, que se debaten a nivel moral, pues la época en la que viven, se encuentran entre la obligación a la obediencia ciega, el respeto y la fidelidad a un gobierno que no admite fidelidades a medias, y el sentimiento moral de investigar unos sucesos a los que nadie parece querer prestar atención y cuyo mayor interés parece ser el de darles carpetazo a la mayor brevedad posible. Otro personaje que depara sorpresas a lo largo de la lectura es el de Raisa, la esposa de Leo, cuya presencia al principio de la lectura es más secundaria, pero que va cobrando protagonismo a lo largo del libro. Personajes atormentados, traicionados y que traicionan, taimados, acuciados por una situación de desesperación, donde el hambre, los pisos minúsculos en fincas que más parecen prisiones, que tienen que ser compartidos en muchas ocasiones, desembocan en convertir a la propia población en espías de a pie. 

Ciudad de Rostov del Don

En mi opinión, la lectura de El niño 44 es altamente recomendable, tanto como thriller donde encontramos asesinatos, espionaje e intriga, como por el transfondo socio- político que esconde y que resulta bastante esclarecedor, pues Tom Rob Smith no se posiciona en ningún momento, se limita a exponer los hechos sufridos por una sociedad que estaba gobernada por unos líderes que tenían entre una de sus máximas "es mejor que sufran diez inocentes a que escape un solo espía". 


sábado, 25 de octubre de 2014

Aquí vive el horror.- Jay Anson

Reseña Aquí vive el horror.- Jay Anson 

Sinopsis:

El matrimonio Lutz y sus tres hijos se trasladan a vivir al 112 de Ocean Avenue en Amityville, sin importarle lo más mínimo que en aquella casa se produjera, hace tan sólo un año, un brutal asesinato: una noche, y sin motivo alguno, Ronald DeFeo disparó a la espalda de cada uno de los miembros de su familia con su rifle, mientras dormían en sus camas. Durante veintiocho días, Los Lutz experimentarán una serie de extraños sucesos tanto en la casa (frío glacial, viscosidades en las paredes, ventanas arrancadas del quicio, puertas que se abren y se cierran, dinero que desaparece...) como en ellos mismos (presencias invisibles que los tocan, levitaciones, cambios de carácter...), presumiblemente de naturaleza demoníaca, que irán haciendo insoportable su permanencia en la casa. De igual modo, el padre Mancuso, que bendijo el nuevo hogar de los Lutz cuando comenzaron a vivir en allí, padecerá en sus propias carnes la diabólica influencia de algo sobrenatural e inexplicable.

El autor:


Jay Anson (Nueva York, 4 de noviembre de 1921-Palo Alto, 12 de marzo de 1980) fue un escritor estadounidense, cuya primera (y más famosa) obra fue "Horror en Amityville". Tras del gran éxito de esta novela, escribió 666, que también trata de una casa embrujada. Murió en 1980. Su obra, Horror en Amityville, se vendió como una "historia verdadera", y se basa en las experiencias de George y Kathleen Lutz en 112 Ocean Avenue, en diciembre de 1975. Los Lutz vendieron los derechos del libro a Anson. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

La entrada de hoy sábado es para una novela, aunque más que novela yo diría que se trata del relato de unos hechos que , supuestamente tuvieron lugar en una casa en Amityville (Nueva York), y que Jay Anson plasmó en su obra Aquí vive el horror; un libro, que como buena aficionada que sabéis soy al género de terror, no podía faltar en mi biblioteca, aunque las expectativas finales se hayan quedado por debajo de lo que me esperaba

En Aquí vive el horror, conocemos a la familia Lutz, un matrimonio integrado por George y Kathy, junto a los tres hijos que ella aporta de una relación anterior: Chis, Danny y Missy; que consiguen adquirir la casa de sus sueños en Amityville por un precio muy inferior al que se supone que tendría cualquier casa de esas características; pero esto viene motivado por algo: un tiempo atrás el joven Ronald DeFeo asesinó a toda su familia mientras todos ellos dormían en sus camas. Este luctuoso hecho parece no amedrentar a los Lutz, que siguen adelante con la compra y se mudan rápidamente a su nuevo hogar. Sin embargo, la ilusión de emprender una nueva vida, pronto comienza a desvanecerse. El primero en dar muestras de no encontrarse cómodo en la propiedad será el perro de la familia, pero pronto, esa sensación se extenderá a todos los miembros de la misma; ante esta intranquilidad recurrirán al padre Mancuso, quién tras bendecir la casa, también comenzará a sufrir en sus propias carnes el acoso de algo inexplicable. Cambios repentinos de humor, plagas de insectos, presencias que dejan estelas de un olor característico, sustancias que aparecen de repente en las paredes, levitaciones, pesadillas o frío helador en las estancias serán algunos de los fenómenos inexplicables a los que se enfrentarán los Lutz durante los veintiocho días que permanezcan en una casa que parece albergar habitantes invisibles y que no están dispuestos a que nadie ose traspasar el umbral de su hogar sin pagar las consecuencias

Hijos de la Familia DeFeo (incluido Ronald DeFeo)

Aquí vive el horror es un libro que se publicó en 1977, pocos años después de que, supuestamente tuvieran lugar los hechos que en él se recogen. Es un libro que siempre se ha visto envuelto por la polémica, pues se le ha acusado de fraude en varias ocasiones; incluso se llegó a decir que el propio Jay Anson, junto al matrimonio Lutz estaban de acuerdo con el abogado defensor de Ronald DeFeo para montar todo esta serie de "acontecimientos" para después, que el joven DeFeo pudiera alegar en una de sus múltiples apelaciones que actúo movido por fuerzas sobrenaturales y que obedecía a las voces que habitaban la casa y que le ordenaban todo lo que tenía que hacer. Esta teoría se avala en que después la casa ha tenido varios dueños y que ninguno ha dado señales de haber sufrido ninguna experiencia "polstergeist". Además, no ayuda demasiado el hecho de que, aunque en un principio los Lutz se mantuvieron apartados de los medios de comunicación, posteriormente sí que sacaron un beneficio económico de todo lo acontecido en el 112 de Ocean Avenue. De hecho, a día de hoy, la casa todavía sigue siendo un lugar de culto y peregrinación para todos aquellos que son aficionados a este tipo de sucesos (bien por los paranormales o bien por el asesinato múltiple de los DeFeo). 



Escrito con un estilo rápido y que busca causar impresión y los golpes de efecto en el lector, utiliza un prosa sencilla, llena de frases cortas, donde los diálogos no son muy numerosos. Jay Anson es en todo momento el narrador de la obra, actuando como un narrador omnisciente trasladando al lector todas y cada una de las situaciones que van ocurriendo, tanto a los Lutz como al padre Mancuso. Sin embargo, personalmente me ha faltado algo para tener la sensación de que estaba leyendo un libro de terror que me diera miedo de verdad, y ahí es donde me pregunto: ¿estoy ya curada de espanto en cuanto a literatura de terror se refiere? (cosa que espero no sea así), ¿ o es que esta novela es en realidad algo descafeinada?; pues bien, me inclino hacia la segunda posibilidad. Me explico, aunque tiene todos los ingredientes para haber resultado una novela de terror realmente buena (creo que este material se lo das a Stephen King y me paso una semana durmiendo con la luz encendida), en este caso, creo que la historia le ha venido grande al autor; y o bien se trata de un escritor que no tenía la destreza suficiente para moverse en el género del terror, o bien ni él mismo se creía demasiado la historia sobre la que estaba escribiendo, porque, además no me ha parecido que se trate de un libro, para mi gusto, muy bien escrito puesto que me he encontrado con una trama construida de forma demasiado lineal para después pegar un acelerón en las últimas páginas, con algunos de los sucesos ocurridos en la casa que más que dar miedo parecía que pasaban por allí por no tener una introducción correcta dentro del hilo conductor de la trama. 

Sala de juegos de la casa de Amityville


George y Kathy Lutz
En cuanto a los personajes, pues más de lo mismo, el autor aporta muy poca información sobre los Lutz, cosa que se supone debe dar al principio de la novela para que empieces a empatizar con ellos, y más considerando que se trata de unas personas que las van a pasar "canutas" en cuanto entren a vivir en la casa. Pero sin embargo, Jay Anson proporciona datos sueltos sobre George o Kathy en medio de la novela, casi sin venir a cuento, lo que no ayuda a que te despierten ningún sentimiento especial puesto que en realidad te da la sensación de estar leyendo sobre dos desconocidos en casi todo momento. Además, si se ha leído un poco sobre la historia de este caso, los niños se supone que juegan un papel bastante fundamental en todo lo que acontece, y sin embargo en la novela, prácticamente todo gira en torno a George, Kathy o el padre Mancuso, mientras que los niños pues están ahí, y quitando de Missy, que alguna vez aparece, los otros dos casi no aparecen. No creo que el autor haya conseguido dibujar bien los personajes sobre los que habla en la novela, y más tratándose de personas reales, con las que se supone mantuvo conversaciones y entrevistas, algo que debería haberle facilitado esa labor, pues en este caso, no tenía que echar demasiada mano de imaginación para plasmar los personajes, en todo caso se podría haber permitido alguna licencia sobre la realidad en caso de que algún dato no fuese demasiado literario. 

Embarcadero del 112 de Ocean Avenue

En definitiva. no puedo decir que no recomiende la lectura de Aquí vive el horror, creo que es una novela que para alguien que se esté acercando ahora al género del terror puede ser perfecta, pues mantiene bien la tensión pero sin llegar a provocar esos sustos que tanto nos gustan a los que estamos enganchados de verdad al género. Y para los que pertenecemos a este último grupo, aunque nos ayudará a pasar un buen rato de lectura, no esperéis saltos en el sofá o vellos de punta, por lo menos yo la he leído de noche, luz apagada y tan tranquila, en cuanto me entraba el sueño, a dormir y ni una pesadilla. Y eso, en una novela de terror, no dice mucho a su favor. 

Vista aérea de la casa de Amityville

miércoles, 22 de octubre de 2014

Misión Olvido.- María Dueñas

Reseña Misión Olvido.- María Dueñas

Sinopsis:

Incapaz de recomponer sus propios pedazos, la profesora Blanca Perea acepta a la desesperada lo que anticipa como un tedioso proyecto académico. Su estabilidad personal acaba de desplomarse, su matrimonio ha saltado por los aires. Confusa y devastada, la huida a la insignificante universidad californiana de Santa Cecilia es su única opción. El campus que la acoge resulta, sin embargo, mucho más seductor de lo previsto, agitado en esos días por un movimiento cívico contrario a la destrucción de un paraje legendario a fin de construir en él un enorme centro comercial. Y la labor que la absorbe —la catalogación del legado de su viejo compatriota Andrés Fontana, fallecido décadas atrás— dista enormemente de ser tan insustancial como prometía. A medida que se afana en vertebrar la memoria de aquel hispanista olvidado, junto a ella va ganando cercanía Daniel Carter, un colega americano veterano y atractivo que no ocupa el sitio que debería ocupar. Entre ambos hombres, uno a través de sus testimonios póstumos y otro con su complicidad creciente, Blanca se verá arrastrada hacia un entramado de sentimientos encontrados, intrigas soterradas y puertas sin cerrar.¿Por qué nadie se preocupó nunca de rescatar lo que Andrés Fontana dejó a su muerte? ¿Por qué, después de treinta años, alguien tiene interés en que todo aquello se destape al fin? ¿Qué tiene que ver la labor inconclusa del viejo hispanista con todo lo que está ocurriendo ahora en Santa Cecilia? ¿Qué le movió a desempolvar la historia no contada de las misiones del Camino Real? Antes de encontrar respuestas, Blanca aún tiene mucho que entender. Amores cruzados, certezas a medias e intereses silenciados que acabarán por salir a la luz. Viajes de ida y vuelta entre España y Estados Unidos, entre el presente y el pasado de dos lenguas y dos mundos en permanente reencuentro. Entre el hoy y el ayer de aquellos trasterrados que, saltando fronteras y obstáculos, vivieron a caballo entre ambos empujados por la necesidad, el deber o la pasión.Desde los viejos franciscanos que a lomos de mulas fundaron las míticas misiones californianas a los hispanistas y escritores exiliados que a pesar de la nostalgia nunca lograron regresar. De los militares norteamericanos que llenaron la España agridulce de los años cincuenta de bases, dólares y cigarrillos rubios a un impetuoso estudiante dispuesto a cualquier cosa por una mujer. Con todos ellos entreverados en la propia historia de Blanca, Misión Olvido compone una narración emotiva e intensamente humana. Una novela luminosa, un tributo a las segundas oportunidades, la reconciliación y la reconstrucción.El reencuentro con la autora que nos cautivó entre costuras y nos volverá a seducir con una misión inolvidable.

La autora:

María Dueñas, es una escritora española nacida en Puertollano en 1964. Es profesora de lengua y literatura inglesa en la Universidad de Murcia. Su debut en la literatura se produce en el año 2009 con la novela "El tiempo entre costuras", que pronto se convirtió en un auténtico éxito de ventas. Se ha traducido a más de veinticinco idiomas y se han vendido más de un millón de ejemplares en todo el mundo. En 2011 ganó el Premio de Cultura en la categoría de Literatura. En 2014, Antena 3 ha emitido la adaptación de la novela a una serie de televisión, que también se ha convertido en un auténtico éxito de audiencia, protagonizada por Adriana Ugarte, Peter Vives y Rubén Cortada. En 2012 se publicó su última novela "Misión Olvido". (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

La entrada de hoy está dedicada a la segunda novela publicada por María Dueñas, Misión Olvido, tras el enorme éxito cosechado por su debut en el mundo de la novela con "El tiempo entre costuras" (cuya reseña podéis leer aquí). Una novela en la que puse muchas expectativas y que, sin embargo, no me llegó lo suficiente a lo largo de la lectura. 


En Misión Olvido, nos encontramos con Blanca, cuyo mundo se acaba de venir abajo; con su matrimonio recién acabado y dos hijos ya independientes, siente que su lugar en el mundo se tambalea. Por eso, no duda en aceptar un programa de intercambio con una universidad americana, que aún no siendo de primer nivel, le propone un programa de documentación sobre la figura de un historiador español que llegó a esa universidad tras la Guerra Civil Española. Blanca se traslada a California, y allí ordenando los papeles que componen la obra de Andrés Fontana, este historiador relegado por la historia de forma inexplicable, irá descubriendo la figura de un hombre fascinante, que tuvo que exiliarse de su patria; pero al mismo tiempo se irá acercando a la figura de su compañero Daniel Carter, veterano profesor que no ocupa el lugar que le corresponde en la universidad. También asistirá a los convulsos tiempos que asolan el campus, pues se está defendiendo un paraje legendario relacionado con las misiones franciscanas que llegaron a California, y que los intereses económicos están empeñados en destruir. Todo esto hará que Blanca se replantee su vida, y vuelva a encontrar un sentido a su existencia y un motivo por el que luchar. 


Misiones californianas del Camino Real
Lo primero que hay que hacer cuando se decide leer Misión Olvido es saber que, aunque vayamos a leer un libro de María Dueñas, no tenemos porque esperar una copia o una continuación de "El tiempo entre costuras", pues si partimos de esta premisa, ya empezamos mal; no lo vamos a encontrar, es una novela completamente diferente, tanto en la forma de escritura como en el planteamiento de la historia, así como en la ambientación y en el desarrollo de los personajes. Hasta aquí, mi consejo sobre como abordar la lectura de la novela; otra cosa es la opinión sobre el libro, que nos haya gustado más o menos. En mi caso, no me gustó lo suficiente, y porqué, no por el hecho de que la comparase con su primera obra, pues ya leyendo la sinopsis sabía que no tenía nada que ver, sino porque me dio la impresión de estar escrita en algunos momentos de forma apresurada y muy desigual, queriendo tocar demasiadas cosas sin llegar a rematarlas. 


Escrita con la prosa correcta y hermosa de María Dueñas, en ese sentido no se le puede poner ningún inconveniente, ya que el estilo de la autora sigue siendo de factura impecable, elegante y evocador, que consigue hacer la lectura de la novela agradable. En esta obra vamos a encontrar tres hilos argumentales que se entrelazan entre si, aunque transcurren en tres hilos temporales diferentes, y que estarán protagonizados a su vez por un personaje. La historia de Blanca transcurre a finales de los años 90 y en ella, María Dueñas utiliza la figura del narrador protagonista pues es la propia Blanca la que nos cuenta su historia; en cuanto a las historias de Andrés y Daniel (aunque este último también será protagonista en la historia de Blanca), la autora cambia a la figura del narrador omnisciente en tercera persona para situar al lector más lejos de las sensaciones y emociones de estos protagonistas pero al mismo tiempo, dándole la oportunidad de ser testigo de todo lo que acontece en la historia. Sin embargo, aunque en el estilo no se puede poner un pero a la obra, en mi opinión, se trata de una novela en la que la fuerza de las historias que la componen es muy irregular. Para mi, la trama de Andrés es la que más me llegó y la que más coherencia narrativa tiene; sin embargo, la historia de Blanca, aunque refleja bien el mundo interior caótico por el que el personaje está pasando, en demasiadas ocasiones la autora divaga por situaciones que no tienen un peso específico en la historia y que hacen la lectura pesada. Y en cuanto a la de Daniel, es la que más altibajos contiene. 


Misión de Santa Bárbara

"Réquiem por un campesino
español" (Ramón J. Sender)
En cuanto a los personajes, tengo la misma sensación que con la historia, que son demasiado irregulares. Al igual que con la historia, para mí, el personaje de Andrés es el mejor de la novela. Bien definido, dibujado y perfilado en la trama, protagoniza una historia sólida a la que él acompaña dotándola en algunos momentos de una gran emotividad. Sin embargo, el personaje de Blanca, aunque consigue transmitir de forma correcta sus sensaciones y emociones, en muchas ocasiones se ve eclipsado por la historia en la que se ve envuelto, que se pierde en detalles vacuos que no aportan o no llegan a estar bien rematados; y en mi opinión, que la historia de Blanca no llegue a estar bien rematada tiene mucho que ver con el personaje de Daniel, para mi el menos conseguido de todos, pues en muchas ocasiones no he podido seguir el hilo que llevaba a este personaje por la historia, no era capaz de ubicarlo de forma correcta, no he sentido empatía con él en ningún momento y me ha llegado a dar la sensación que iba dando tumbos dentro de la novela, y que creo lastra en algunas ocasiones la evolución y desarrollo del personaje de Blanca. Sin embargo, dentro de las tres historias que hay en la novela, hay personajes secundarios que están muy bien conseguidos y que protagonizan momentos realmente buenos.  




Por todo esto, tengo que dejar a vuestro libre albedrío la lectura de Misión Olvido, aunque yo sigo confiando que una autora como María Dueñas, que posee una maravillosa prosa y ha demostrado una capacidad extraordinaria para escribir (pues creo que en esta novela ha faltado reposo para una historia, que por otra parte es buena, pero que por precipitación, no se ha desarrollado de forma correcta) seguro nos brindará grandes lecturas en el futuro.  



martes, 21 de octubre de 2014

Los crímenes del abecedario.- Esteban Navarro

Reseña Los crímenes del abecedario.- Esteban Navarro

Sinopsis:

Esteban Navarro se ha posicionado con fuerza en el actual panorama de novela negra gracias a las buenas ventas de La casa de enfrente y La noche de los peones. Policía de profesión, Navarro refleja en sus novelas la realidad de las investigaciones y el funcionamiento una comisaría. La novela aborda un tema interesante, mediático y poco conocido: el uso de las redes sociales por parte de la policía como una importante herramienta de investigación. La novela se enmarca dentro de la actual tendencia del femicrime (novelas negras con protagonistas femeninas) que encabezan autoras como Camilla Läckberg o Dolores Redondo. Una extraña serie de crímenes tiene en jaque a la policía.  El asesino parece inspirarse en la novela Justine,del Marqués de Sade, para acabar con la vida de sus víctimas: siempre parejas de chicas cuyos nombres empiezan por la misma letra. El revuelo mediático es cada vez mayor y la investigación parece haber llegado a un callejón sin salida, al menos hasta que la inspectora Arancha Arenzana y la joven y ambiciosa agente Diana Dávila toman las riendas del caso. Ambas deberán atrapar al culpable antes de que siga matando, aunque para ello tengan que arriesgar sus propias vidas. El novelista y policía Esteban Navarro nos atrapa en esta historia adictiva y llena de giros insospechados que muestra al lector cómo las redes sociales pueden ser una herramienta clave a la hora de atrapar a un criminal. Los crímenes del abecedario supone la definitiva consagración del autor como uno de los grandes nombres de la novela negra actual.

El autor:

Esteban Navarro Soriano (Moratalla, 18 de marzo de 1965) es un escritor español residente en Huesca desde el año 2001. Es profesor en la Escuela Canaria de Creación Literaria, colaborador del Diario del AltoAragón, del diario El País y promotor y organizador de las diferentes ediciones del Concurso literario policía y cultura a nivel nacional (España). Además es miembro de los respectivos jurados en diferentes concursos literarios de la provincia de Huesca. Fue premiado en el Certamen de Novela Saramago La balsa de piedra en el año 2011, en el I Premio de novela corta Katharis 2008 y en el Casting literario de novela fantástica de Online Studio Productions. También ha sido finalista en varios premios de novela y premiado en diversos certámenes de relatos. En enero de 2013 fue uno de los 6 finalistas preseleccionados para optar al Premio Nadal en su 69º Edición con la novela La noche de los peones. En octubre de 2014 se se ha publicado la segunda novela perteneciente a la trilogía protagonizada por la agente Diana Dávila "Los crímenes del abecedario", también con Ediciones B. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org). 

Mi reseña:

Hoy os traigo al blog una novela que está recién salida al mercado, pues se puso a la venta el día 15 de este mes, y tengo que dar las gracias a Ediciones B por haberme facilitado un ejemplar para su lectura. Y encima yo la tengo también recién terminada, ya que ayer por la tarde le puse el punto y final. La entrada de hoy es para Los crímenes del abecedario, de Esteban Navarro, la segunda novela de la serie protagonizada por la policía Diana Dávila, y que yo recomiendo leer por orden, tras la primera entrega "La noche de los peones" (cuya reseña podéis leer aquí), pues aunque las investigaciones son auto-conclusivas, se nos proporcionan datos en la primera que necesitamos para entender bien la segunda. 


Madrid
En Los crímenes del abecedario volvemos a coincidir con Diana Dávila, esta vez destinada en Madrid tras haber terminado su período de prácticas en Huesca. Aunque actualmente se encuentra patrullando las calles, las aspiraciones de Diana van más allá, y ve su oportunidad en las pruebas que se están realizando para entrar a ocupar una plaza en la Brigada de Delitos Informáticos. Diana conseguirá esa plaza, ya que precisamente en esa Brigada se está llevando a cabo la investigación de una serie de crímenes que tienen en jaque a toda la policía, pues un asesino en serie ha matado a varias chicas, siempre de dos en dos, y cuyos nombres siempre empiezan por la misma letra. Los que parecen ser unos crímenes inspirados en el libro Justine del Marqués de Sade, se irán complicando hasta ir implicando a terceras personas, y no quedará más remedio que la propia Diana y su superior, la Inspectora Arancha Arenzana, expongan sus propias vidas para tender una trampa a un criminal que parece adelantarse siempre a los pasos de la policía. 




En esta novela, Esteban Navarro recupera los personajes principales que nos encontramos en "La noche de los peones", pero nos brinda una novela completamente diferente. En este libro salimos de la sala del 091 de una comisaria para entrar de lleno en la investigación de un caso de asesinato. Sin dejar de lado las relaciones entre policías, sobre todo cuando entran en juego los rangos y el poder, aquí también nos vamos a encontrar con un punto novedoso, que es el papel que desempeñan las redes sociales en las investigaciones policiales. Nos vamos a encontrar con Diana y Andrés separados por kilómetros, pero siguen guardando muy buenos recuerdos el uno del otro, y aunque parece que, en un principio no deberían tener ninguna relación entre ellos en esta novela, acontecimientos inesperados volverán a unir sus caminos, aunque sea indirectamente. 


Barcelona
En Los crímenes del abecedario, Esteban Navarro sigue utilizando un estilo ágil y rápido que favorece la lectura, haciendo uso de una prosa sencilla donde vamos a encontrar una gran profusión de diálogos. Utilizando la figura del narrador omnisciente en tercera persona, el lector se sitúa en todos los escenarios que se van sucediendo a lo largo de la lectura. Como ya comenté en la reseña de "La noche de los peones", hay algo en el estilo del autor que no me termina de convencer, y es la repetición de información a lo largo de la novela; en el caso de este libro, esta repetición de información se da mucho menos que en el caso de la primera novela de la serie, pero aún así, sigue adoleciendo de ese defecto que en mi opinión, ralentiza un poco la lectura, de una novela que por otra parte resulta bastante adictiva y que conduce a un final bastante sorprendente y bien resuelto; en una novela donde la trama está bien construída. Por otra parte, el uso de algunas expresiones "malsonantes" dentro de un contexto correcto no chirría en la lectura, pero esas mismas expresiones, cuando se repiten demasiado, pueden resultar molestas en la lectura por innecesarias. Como he comentado anteriormente, aunque recomiendo leer las novelas por orden, se pueden leer también por separado, pues Esteban Navarro nos proporciona información aclaratoria en este libro para poder seguir la historia sin problemas. 


Marqués de Sade
En cuanto a los personajes, en Los crímenes del abecedario nos encontramos con personajes mucho menos reflexivos e introspectivos que en la primera entrega de la serie. En esta novela los personajes están más sometidos a la trama, están supeditados a la historia, y aunque conoceremos trazas de sus personalidades, no se profundiza tanto en sus historias personales. El personaje de Diana va a avanzar más, será menos estático y podrá mostrar más cosas de sí misma. Por otra parte, en esta novela, Andrés tendrá un peso menos protagonista que en la anterior novela, aunque en algunos momentos sigue dando la sensación de estar tan metido en su mundo que no se entera demasiado de lo que ocurre a su alrededor. Sin embargo, irrumpen nuevos personajes como Arancha Arenzana, la inspectora de la Brigada de Delitos Informáticos, cuya personalidad es un poco complicada; el inspector jefe Vázquez que también arrastra lo suyo. En este caso, los personajes, estando bien perfilados dentro de la trama de la novela, siguen el ritmo frenético de la historia, lo que provoca que sus propias historias pasen a ocupar un segundo plano, condicionado por los acontecimientos que se van sucediendo. 




En mi opinión, Los crímenes del abecedario es una novela recomendable, cuya lectura es rápida y adictiva, que puede gustar tanto a los que somos aficionados al género de novela negra como a los que no suelen acercarse demasiado a este género. Un libro que nos hace ver que en las redes sociales todos estamos expuestos, porque al fin y al cabo, ¿quién se esconde al otro lado de la pantalla?.        


Justine (Marqués de Sade)






domingo, 19 de octubre de 2014

Eva Luna.- Isabel Allende

Reseña Eva Luna.- Isabel Allende

Sinopsis:

En Eva Luna, su tercera novela, Isabel Allende recupera su país a través de la memoria y de la imaginación. La cautivadora protagonista de este libro es un nostálgico alter ego de la autora, que se llama a sí misma "ladrona de historias", precisamente porque en las historias radica el secreto de la vida y del mundo. Como una moderna Scherezade, Eva Luna convierte su vida en una tragicomedia por la que desfila una sorprendente galería de personajes: un embalsamador de cadáveres, una madrina que sobrevive a una decapitación, una mujer con cuerpo de hombre, un fotógrafo austríaco atormentado por los recuerdos del nazismo... Con ternura e impecable factura literaria, Isabel Allende perfila el destino de sus personajes como parte indisoluble del destino colectivo de un continente marcado por el mestizaje, las injusticias sociales y la búsqueda de la propia identidad. Este logrado universo narrativo es el resultado de una lúcida conciencia histórica y social, así como de una propuesta estética que constituye una singular expresión del realismo mágico.

La autora:

Isabel Allende Llona nació en Lima, Perú,  el 2 de agosto de 1942. Es una escritora chilena, miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras desde 2004. Ganadora del Premio Nacional de Literatura de Chile en 2010, entre otros. Autora de numerosas novelas consideradas como superventas ,la tirada total de sus libros alcanza e incluso supera los 57 millones de ejemplares y sus obras han sido traducidas a más de 35 idiomas. Es considerada la escritora viva de lengua española más leída del mundo. Entre 1953 y 1958, su familia residió en Bolivia y en Líbano. En 1959 retornó a Chile, país donde vivió hasta 1973 pero siendo hija de un primo- hermano de Salvador Allende, presidente de Chile contra quien Pinochet orquestó el golpe de estado que daría lugar a la dictadura, tuvo que vivir en el exilio en Venezuela hasta 1988. En la actualidad reside en Estados Unidos. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org). 

Mi reseña:

Para terminar la semana, os traigo al blog la que para mi representa el mayor exponente del realismo mágico de Isabel Allende, Eva Luna, una novela en la que los personajes y la historia que nos cuenta nos transporta, como si de una fábula se tratase, a la realidad de un país. 


"La Lectora" (Jean Jacques Henner)
Eva Luna nos cuenta su propia historia, desde el momento de su nacimiento, fruto de la relación de su madre Consuelo con un indio que trabaja de jardinero en la casa donde Consuelo trabaja a su vez de sirvienta de un extravagante embalsamador. Poco a poco nos irá desgranado su vida, así como la de los que serán también personajes fundamentales de la novela. Por circunstancias de la vida, Eva tendrá que ponerse a servir en una casa a la temprana edad de siete años; sin embargo, para una persona inquieta como ella, la situación no será definitiva. Sirviendo en varias casas, y rodeada de personajes completamente peculiares, será cuando al quedarse sin trabajo, harta de humillaciones, recurra a su amigo Huberto Naranjo, quien le llevará a conseguir su mejor trabajo y donde conocerá a una de las personas más importantes de su vida, Melecio "un hombre nacido en un cuerpo equivocado". A partir de aquí, comenzará una etapa convulsa en la vida de Eva, quien cuando piense estar a punto de alcanzar la estabilidad, volverá a sufrir un nuevo vuelco en su vida. Y será en esta etapa cuando se crucen en su camino los hombres que marcarán de una u otra forma, su vida, como Riad Halabí o Rolf Carlé, a quién habremos conocido también desde niño. 


Leer Eva Luna es adentrarse, en mi opinión, en el mayor exponente del realismo mágico de Isabel Allende, por encima incluso de "La casa de los espíritus" (cuya reseña podéis leer aquí), puesto que los personajes que nos vamos a encontrar en Eva Luna, pese a no tener ese halo de ser tan "etéreos" como algunos de los que encontramos en la primera (aunque seguimos encontrando muy presente el mundo de la espiritualidad, por ejemplo), tienen características que los hacen más dignos de formar parte de los cuentos; más sacados de una imaginación efervescente como de la que hacía gala Isabel Allende en esta época donde sus novelas, escritas bajo la pátina de la fábula e incluso de la irrealidad en algunos momentos, soslayaban la realidad de ese Chile subyugado bajo una dictadura de la que ella había tenido que huir siendo niña junto a todo lo que ella echaba de menos, unido a toda la belleza que, parece una incongruencia, ese exilio le había permitido conocer. En Eva Luna podemos percibir como una especie de "alter-ego" de la propia autora, y quizá por eso es esta una de las obras donde el realismo mágico se hace más presente, donde Isabel Allende se rodea de más elementos de esta corriente. Pero también, bajo toda esta pátina de realismo mágico, Isabel Allende habla, sin tapujos de temas como la guerra, las guerrillas en los países latinoamericanos y los motivos por los cuales muchas personas se unían a ellas, y también sobre el despertar sexual de la mujer, la prostitución o la transexualidad. Temas tocados de forma mágica pero al tiempo directamente, con dureza. 





Represión militar durante la dictadura de Chile en 1973
Escrita con el estilo cadente y casi poético en ocasiones que caracteriza a las obras más emblemáticas del realismo mágico de Isabel Allende, la autora te va llevando como arrastrado por una brisa por las páginas de la novela. Recurriendo en ocasiones incluso a la alegoría, el texto es bello; cuando nos adentramos en la historia de Eva Luna nos vamos a encontrar con Isabel Allende en estado puro. Utilizando una prosa suave, que invita a la lectura de la novela, se trata de un libro con una historia bien construida desde los cimientos, y que se va desarrollando de forma cadenciosa, como un atardecer caribeño, sin prisa pero sin pausa, una lectura que quieres saborear porque sabes que irremediablemente llegará su final. Narrada en primera persona, Isabel Allende recurre en Eva Luna a la figura del narrador- protagonista, siendo la propia Eva quien nos cuenta su vida, en forma de memorias, narrándonos todos los acontecimientos que han sucedido a lo largo de su existencia, e incluso antes de que su nacimiento tuviera lugar, aunque, hay una cosa a resaltar en esta novela y es que, cuando se nos cuenta la historia de Rolf Carlé antes de que se produzca su encuentro con Eva, es Eva quien nos habla, es Eva quien se posiciona como narradora omnisciente en este punto de la obra, pues pasa a utilizar la tercera persona, ya que ella no ha estado presente en estos acontecimientos. Podríamos decir que Eva realiza el rol de Isabel Allende en estas partes de la novela, y por lo tanto va a ser Eva quien nos narre la novela en su totalidad.


Cuento de "Las Mil y Una Noches"
En cuanto a los personajes, todos tienen un punto de fascinación que hacen que el lector se sumerja en el libro. Eva Luna es, desde niña una personalidad soñadora pero al mismo tiempo, adelantada a la época que le ha tocado vivir, y se cuestiona muchas de las situaciones que ve a su alrededor. Huberto Naranjo es un personaje que aparecerá varias veces a lo largo de la vida de Eva, y siempre será de ayuda para ella, independientemente de las circunstancias que él tenga en la suya propia. Rolf Carlé arrastra también desde niño una vida difícil que le costará superar, y en la realidad será como la otra cara de la moneda de Eva. Pero, aunque todos los personajes tienen ese punto de ternura, para mí hay uno que hay que destacar, y es Melecio, un hombre que refleja una historia durísima pero que demuestra el espíritu de superación, y el humor y la alegría. Otro personaje destacable por representar, para mí, el espíritu de sacrificio y por reflejar como juzga la sociedad a los demás por el simple hecho de ser diferentes en apariencia es el de Riad Halabí. De todas maneras, en general, Isabel Allende consigue dotar de tanta magia a todos los personajes que van apareciendo en las páginas de esta novela que no se puede decir que ninguno sea prescindible. 




Por supuesto, recomiendo leer Eva Luna sin ningún tipo de duda, porque es un libro que hace disfrutar si te quedas en su superficie, pero que te hará disfrutar muchísimo más si escarbas en su fondo, en la historia que hay debajo de esta fábula escrita por Isabel Allende, y que esconde una gran denuncia social, que habla de temas que a día de hoy siguen escociendo (menos mal que cada vez menos) a la sociedad, y demuestra que, en ocasiones, se dice más dando a entender. 







viernes, 17 de octubre de 2014

Un Naúfrago en Albión.- Alberto Doblas Martín

Reseña Un Náufrago en Albión.- Alberto Doblas Martín

Sinopsis:


Corre el año 2029, abre una libreta vieja y empieza a leer una apasionante historia de hace más de 20 años, sobre alguien que abandonó una vida malherida para marcharse a Londres, llevando como único equipaje una mochila y una libreta, que compró en el aeropuerto. Libreta en la que se sumergió a escribir los sentimientos que le llevaron a esa situación, además de todo lo que le aconteció en una ciudad nueva que le brindó la ocasión, de conocer a alguien que habitaba dentro de él, pero que le era totalmente desconocido. Jamás pudo pensar que esa lectura le aportaría una enseñanza única, a cambio de removerle todos sus cimientos. “Un Náufrago en Albión”, ha sido financiada con una campaña de crowdfunding, en la que personas de todo el territorio nacional tras interesarse por la novela, han colaborado para que sea publicada. Su autor la define como una novela de amor, de casualidades, de supervivencia, y de esas pequeñas hazañas que dan sentido a una vida.
En definitiva nos enseña, que la casualidad es esa cosa maravillosa que hace que todo lo malo de esta vida, merezca la pena… (Sinopsis extraída de: http://editorialcirculorojo.com)

El autor:

Nació en Málaga en 1977, desde muy temprana edad tuvo la necesidad de escribir, primero componiendo canciones y más tarde escribiendo diversos relatos, los cuales quedaron como finalista en el Concurso de Relato Breve Alea Iacta Est, y I Concurso de Relatos Contra la Violencia Machista. Tras un viaje a Londres, nació su primera novela “Un Náufrago en Albión”, un paseo por las riquezas y las miserias del ser humano, a través de la magia de las calles de la capital de la vieja Albión. (Biografía extraída de: http://editorialcirculorojo.com).

Mi reseña:

Hoy viernes, os traigo al blog la reseña de una novela que ha supuesto una verdadera y agradable sorpresa para mí. Ante todo quiero agradecer a Alberto Doblas Martín, su autor, que depositara en mi su confianza para realizar una reseña de su libro, Un Náufrago en Albión; una novela que me ha parecido una apuesta original y que me ha dejado muy buenas sensaciones. 

En Un Náufrago en Albión compartiremos las vivencias de un chico de treinta años (del que nunca conoceremos su nombre) cuando alguien, veinte años después de ser escrita, abra una libreta, cuya característica más destacable es el pato que adorna su portada, y comience a leer sus vivencias en Londres, tras ver derrumbarse su vida en España. Aterrizado en la City por ser la ciudad que siempre ha soñado visitar, pronto se dará cuenta que no todo es tan fácil como parece; pasará de ser un turista "low cost" a verse, de repente, sin un techo bajo el que cobijarse. Pero esto, lejos de suponer una caída a los abismos de la que ya no pueda reponerse, parece ser una conjugación de los astros que le llevará a vivir, en unos meses, una vida que parece subida en una montaña rusa, donde los sentimientos y las situaciones se irán sucediendo sin que él parezca dueño de lo que ocurre a su alrededor. Una vida que le hará descubrir una parte de él mismo que hasta ahora, le era completamente desconocida. Una caída que le servirá para reencontrarse y poder volver a resurgir con fuerzas renovadas al mundo. 



Covent Garden (Londres)
Un Náufrago en Albión es una novela en la que, durante algún momento de la lectura, nos vamos a sentir identificados con el protagonista, o reflejados en alguna situación o sentimiento de los que Alberto Doblas Martín plasma en las páginas de la novela. Si bien es cierto que al principio, cuando comencé con la lectura, no me quedaba demasiado claro por donde iban a ir los tiros, a las pocas páginas, me metí de lleno en una novela que nos va mostrando como la vida es la que nos lleva a nosotros; que en realidad, si bien nosotros somos dueños de los actos que realizamos, el azar y el estar "en el lugar adecuado en el momento adecuado" o viceversa, puede marcar nuestro destino. Una persona que se cruza en nuestro camino, sentarte en medio de una plaza cualquiera, entablar una conversación con un desconocido o sacar un billete de avión a un destino sin pensarlo demasiado puede hacer que el rumbo de nuestra existencia cambie por completo. En esta novela nos vamos a encontrar con continuos altibajos en los sentimientos del protagonista, tal y como nos pasaría a cualquiera de nosotros en una situación en la que vemos que la vida que nos habíamos planteado y que veíamos como real de repente explota y se desvanece como arena entre los dedos. 

Camdem Town (Londres)
En esta novela, Alberto Doblas Martín utiliza un estilo directo y fluido, aunque en ocasiones recurre a la autorreflexión y es aquí donde la lectura se vuelve más pausada, pero nunca lenta; nos encontramos con una novela escrita en primera persona, en forma de diario, a través de la figura del narrador- protagonista, por lo que la visión de los acontecimientos no es objetiva, nos va a venir marcada en todo momento por lo que el protagonista está sintiendo dentro de cada uno de los acontecimientos que le van ocurriendo, cosa por otra parte necesaria para que el lector pueda sentirse identificado plenamente con el narrador y así, disfrutar y sufrir junto a él. Con una historia muy bien elaborada que va encajando todos los acontecimientos con gran fluidez y haciendo que la lectura arrastre al lector y que este cada vez quiera saber más sobre los avatares del protagonista, va entretejiendo acontecimientos del pasado y del presente del protagonista de la novela; estos flashbacks están introducidos de forma correcta dentro de la trama del libro, lo que hace que la lectura de Un Náufrago en Albión resulte cómoda, agradable y emotiva en muchos momentos (sin caer en la sensiblería fácil). Sólo tengo que apuntar una cosa que, a mi juicio, se podría mejorar en la novela, y es en lo referente a la revisión ortográfica, pues he encontrado algunos fallos ortográficos de acentuación o de uso incorrecto de comas en las frases que pueden despistar un poco en la lectura.  

En cuanto a los personajes, a parte de nuestro narrador- protagonista, pese a que nunca se nos presenta, permaneciendo así en el más absoluto anonimato, consigue crear con el lector una corriente de empatía enorme, haciendo que cuando las cosas le van mal, el lector se  sienta mal, mientras que cuando las cosas mejoran, el lector no pueda más que alegrarse por él. Se trata de un personaje que desnuda por completo sus sentimientos, que se muestra sin cortapisas, y ante tal sinceridad, el lector no puede más que plegarse ante él. En cuanto al resto de personajes que le rodean, todos están muy presentes en la vida de este hombre en esa caótica y fascinante Albión, ya sea de forma física o en sus recuerdos. Y como existe esa corriente de empatía entre protagonista y lector (aunque, ¡ojo!, eso no quiere decir, que al leer la novela siempre aprobemos el comportamiento del personaje), sus simpatías serán las nuestras y sus odios serán los nuestros. Para mí, el personaje de Guill es genial, sin él no se entienden las situaciones y la evolución personal que desarrolla el protagonista, y además él mismo es protagonista de la historia más emotiva de la novela. Por otra parte, la historia que se arrastra del pasado con Lucía es muy determinante para que nuestro protagonista haya llegado hasta donde se encuentra. Aunque bien es cierto que Alberto Doblas Martín nos demostrará que la mayoría de las veces, los traumas del pasado pueden llegar a marcar el devenir de los acontecimientos futuros



En definitiva, Un Náufrago en Albión es una lectura muy recomendable, porque nos hace reflexionar y en muchas ocasiones, ponernos en la piel de su protagonista. Porque Alberto Doblas Martín ha conseguido escribir un libro que, sin caer en la sensiblería fácil, logra tocar la fibra del lector y hacernos ver que muchas veces necesitamos buscar nuestra propia Albión para encontrarnos a nosotros mismos, porque tal como se dice en la novela: 

"Supongo que a veces el tiempo pasa  y tu solo recuerdas haber pestañeado una sola vez" 

Primrose Hill

A continuación os dejo el enlace al Booktrailer de la novela en YouTube: Book Trailer "Un Náufrago en Albión"