UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Criadas y Señoras.- Kathryn Stockett ranktrackr.net

Translate

jueves, 24 de julio de 2014

Criadas y Señoras.- Kathryn Stockett

Reseña Criadas y Señoras.- Kathryn Stockett

Sinopsis:

Skeeter, de veintidós años, ha regresado a su casa en Jackson, en el sur de Estados Unidos, tras terminar sus estudios en la Universidad de Mississippi. Pero como estamos en 1962, su madre no descansará hasta que no vea a su hija con una alianza en la mano. Aibileen es una criada negra. Una mujer sabia e imponente que ha criado a diecisiete niños blancos. Tras perder a su propio hijo, que murió mientras sus capataces blancos miraban hacia otro lado, siente que algo ha cambiado en su interior. Se vuelca en la educación de la pequeña niña que tiene a su cargo, aunque es consciente de que terminarán separándose con el tiempo. Minny, la mejor amiga de Aibileen, es bajita, gordita y probablemente la mujer con la lengua más larga de todo Mississippi. Cocina como nadie, pero no puede controlar sus palabras, así que pierde otro empleo. Por fin parece encontrar su sitio trabajando para una recién llegada a la ciudad que todavía no conoce su fama. A pesar de lo distintas que son entre sí, estas tres mujeres acabarán juntándose para llevar a cabo un proyecto clandestino que supondrá un riesgo para todas. ¿Y por qué? Porque se ahogan dentro de los límites que les impone su ciudad y su tiempo. Y, a veces, las barreras están para saltárselas. Un libro inolvidable de Kathryn Stockett que se ha convertido en un éxito gracias al boca-oreja de los lectores.

La autora:

Kathryn Stockett es una novelista estadounidense. Es conocida por su novela debut de 2009, Criadas y señoras, que trata sobre las sirvientas afroamericanas que trabajaban en los hogares de blancos de Jackson, Misssissippi, durante los años 60. Stockett creció en Jackson, Misisipi. Tras graduarse en la Universidad de Alabama con una carrera de Inglés y Escritura Creativa, se mudó a Nueva York. Allí vivió durante 16 años y trabajó en revistas y marketing. Está divorciada, y tiene una hija. Al igual que la protagonista de su primera novela, Stockett era muy cercana a una trabajadora doméstica afroamericana. Una demanda fue presentada en un tribunal de Mississippi por Aibelene Cooper, una sirvienta que trabajaba para el hermano de Stockett. Ésta declaró que la autora había utilizado su imagen en el libro. Un juez del Condado de Hinds desechó el caso del tribunal, citando la prescripción. Stockett niega sus cargos de robar su imagen, y dice que sólo la conocía brevemente. Stockett trabajó en revistas mientras vivía en Nueva York, antes de publicar su primera novela. Completar Criadas y señoras le llevó cinco años, y el libro fue rechazado por 60 agentes literarios antes de que la agente Susan Ramer aceptara representar a Stockett. Criadas y señoras ha sido publicado en 42 idiomas. En agosto de 2012, había vendido 10 millones de copias y pasó más de 100 semanas en la lista de los más vendidos del New York Times. Criadas y señoras fue ascendiendo en las listas de best sellers pocos meses después de ser publicado. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org). 

Mi reseña:

Aunque descubrí esta novela cuando empecé a ver que promocionaban su adaptación al cine, lo cierto es que como me llamó la atención ya la película, opté por leerme primero el libro, algo que siempre hago cuando una novela es llevada al cine (o por lo menos intento hacerlo siempre). En este caso, tanto libro como película me gustan, pero el primero supera (como casi siempre a la segunda). 

Criadas y Señoras nos cuenta en realidad una historia coral, fundamentalmente de tres mujeres. En el Estado de Mississippi de 1962, Skeeter, una joven de 22 años vuelve a su hogar tras terminar sus estudios en la Universidad; pero esa vuelta no será fácil, ya que su forma de ver la vida choca frontalmente con la vida que llevan las que hasta ahora eran sus amigas e incluso su propia familia. Skeeter no comparte ni entiende los prejuicios ni las diferencias sociales que se establecen con las personas negras de servicio que hay en las casas, a las que se les confía el cuidado de los hijos, les dejan cocinar sus menús diarios... pero después no quieren compartir sus espacios. Pero esta novela también es la historia de Aibileen, una criada que ha criado a 17 niños, pero que sin embargo ha perdido a su propio hijo, y que ahora se encuentra volcada en la crianza de una niña que es una completa desconocida para su propia madre, y a la que sabe que llegará el día de la que también tendrá que separarse; y también es la historia de Minny, una cocinera tan excepcional como deslenguada, que no soporta las injusticias a las que se ve sometida por una señora realmente insoportable, y que tras perder su trabajo, parece que encontrará su lugar junto a una señora un tanto peculiar, que parece no encontrar su lugar en una sociedad sostenida en las apariencias, hipócrita y cínica. Pero estas tres mujeres se unirán en una aventura que, aunque peligrosa para ellas, hará que los cimientos de esta misma sociedad se tambaleen. 


Criadas y Señoras es una novela que, aunque en muchos momentos narra la historia desde un punto de vista divertido e irónico, el transfondo de la misma es muchas veces duro y cruel. Nos cuenta las situaciones a las que se tienen que enfrentar estas mujeres que están al servicio de esa gente blanca, a la que muchas veces han criado desde niños, pero que después olvidan todo lo que han hecho por ellos para relegarlas a ese olvido del que sólo salen para recibir órdenes. Desprecios innecesarios que reciben dentro de las casas, y por supuesto también fuera de ellas, ya que, aunque pueda parecer mentira, en los Estados Unidos, en los años 60 las personas negras todavía tenían prohibido entrar en los lugares que frecuentaban los blancos, no podían compartir medio de transporte y vivían en zonas apartadas, sobre todo en las ciudades del sur del país, donde el racismo estaba mucho más presente. Pero también las personas blancas que se posicionaban en contra de esta situación sufrían el desprecio y el ostracismo social, pues el ser "amigo de los negros" era lo peor que se podía ser en aquellos momentos. Es por esto que, dentro de este libro, que tiene momentos verdaderamente divertidos, también vamos a encontrar otros verdaderamente emotivos



Escrita con un estilo fluido que hace que la lectura resulte realmente amena, la autora utiliza la narración en primera persona para cada uno de los personajes principales sobre los que girará la historia, es decir, Skeeter, Aibileen y Minny, que nos contarán a través de su propia voz todo lo que acontece en su vida, tanto lo bueno como lo malo; y a través de sus ojos, el lector podrá observar cual es la realidad de estas personas y de aquellas que les rodean, sus hijos, sus amigas... Una trama narrada por Kathryn Stockett de forma lineal en el tiempo, pero en la que, en lo que afecta a la historia de Skeeter, hay algo que ocurrió en el pasado y que se tendrá que resolver en el presente, cuando Skeeter no se conforme con meras excusas por parte de su familia. Se trata de un libro realmente ameno, con algunos pasajes realmente divertidos, pero en el que lo que de verdad se transmite es esa gran relación que hay generada entre esas mujeres de servicio que han formado una gran familia, que se ayudan entre ellas tanto en los problemas que tienen en las casas donde sirven como en sus propias casas. Pero también es muy importante la relación que se establecerá entre la propia Skeeter y estas mujeres, relación que comenzará como una colaboración casual y que terminará convirtiéndose en un verdadero desafío al orden establecido. 

Los personajes representan un verdadero crisol de personalidades perfectamente dibujadas dentro de la trama de la novela. Skeeter resulta ser toda una rebelde que no se ajusta a los cánones de señorita sureña educada entre algodones. Ya cuando Kathryn Stockett nos describe su físico nos podemos dar una idea de que ya su apariencia se corresponde con su personalidad: se trata de una mujer que no cumple con lo que la sociedad impone en nada, y que conforme vas leyendo, se va ganado al lector. El personaje de Aibileen es realmente entrañable, porque además de la dulzura que desprende, representa la auténtica superación. Y para mí, la gran Minny, la enorme Minny, una mujer con una situación doméstica complicada pero que al mismo tiempo se revela contra todo. Yo he disfrutado muchísimo con este personaje, pues debajo de toda esa rudeza y desvergüenza se esconde un corazón enorme que no duda en ayudar a todo aquel que lo necesita. Lo que sí hay que reconocer es que no hay una representación de personajes masculinos de peso en la novela, lo que no creo que la convierta en una novela para mujeres, pero quizá, los pocos personajes masculinos que aparecen en el libro, personalmente me han resultado un poco pusilánimes, y tratándose de la sociedad americana de los años 60, creo que también hubiera sido interesante tener una presencia masculina con un poco más de carácter. 


Por todo lo dicho anteriormente, mi recomendación sobre Criadas y Señoras es absoluta, ya que no solo se trata de una lectura amena y muy entretenida como novela, sino que se nos ofrece, a través de sus páginas, una visión de la segregación social vivida en Estados Unidos hasta hace relativamente poco tiempo en la Historia, contada con tintes de humor, pero que no deja de reflejar la triste realidad de una parte de la sociedad americana que sufrió durante décadas la discriminación, la represión, el odio e incluso la pérdida de vidas por el simple hecho de nacer con un color de piel diferente. 


A continuación os dejo el Trailer oficial de la película y el enlace al mismo en YouTube: Trailer oficial Criadas y señoras (The Help)



12 comentarios:

  1. No pinta mal.
    No conocía ni el libro ni la película, pero, despues de leer esto, me ha llamado la atención.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantó!!!, y los toques de humor que tiene son realmente buenos ;)
      Besos!!!

      Eliminar
  2. A mi no me parece que la película supere tanto al libro, es una adaptación excelente con un casting maravilloso. Además, según entendí la autora creó el personaje de Minie pensado para esta actriz específicamente...A mi hubo una sola escena que leí en el libro y no vi en la peli y me hizo sentirme "estafada" que es la escena donde entra un señor desnudo y la señora con la que trabaja Minie corre a defenderla...

    La peli casi no la veo porque me hace llorar demasiado...Pero igual, es una historia maravillosa a la que vale la pena darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustan tanto la novela como la película (que me parece maravillosa, y de hecho lo he puesto en la reseña, que me gustan ambas), lo único es que el libro supera a la película en que se desarrollan más algunos aspectos que en la película se quedan cortos o no aparecen, pero como suele pasar en casi todas las adaptaciones. Creo que merece la pena leer la novela y después, disfrutar la película.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Hola.
    Me gustó mas el libro que la película, aunque no digo que ésta última no sea una buena adaptación. Con el libro llegué a llorar por la emoción que me provocó.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantó este libro, me reí, lloré, me indigne... Disfruté mucho esta lectura.
      Saludos!!

      Eliminar
  4. Muy buen libro y muy buena adaptación. Es una historia muy bien contada tanto por la parte de denuncia social como el retrato de aquella época. Muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustó muchísimo y creo que es muy muy recomendable!!. Totalmente de acuerdo contigo!

      Eliminar
  5. ¡Este lleva en mi lista de pendientes desde antes que saliera la película! Y ahora con tu reseña y recomendación, pues más ganas de leerlo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en cuanto lo leas me leeré tu reseña!!, a ver si coincidimos ;)
      Besos!!!

      Eliminar
  6. Cometí el error de ver la película primero, las circunstancias se dieron así. Me consta que el libro está muy bien, aunque la verdad que la película me gustó bastante, recoge esa mezcla también de momentos divertidos con el transfondo triste o duro. Leeré el libro, sin duda, aunque prefiero esperar a tener la película un poco más olvidada (aunque es de las que recuerdas durante tiempo)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que en cuanto te pongas con la novela, la disfrutas un montón aunque hayas visto la película.
      Besos!!

      Eliminar