UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Aunque seamos malditas.- Eugenia Rico ranktrackr.net

Translate

miércoles, 16 de abril de 2014

Aunque seamos malditas.- Eugenia Rico

Reseña Aunque seamos malditas.- Eugenia Rico

Sinopsis:

Hay algunas acusaciones que marcan toda tu vida… ¿A ti de qué te han acusado?. Todos en algún momento nos hemos sentido perseguidos…Ainur, que siempre se ha sentido perseguida, acaba de ganar el primer juicio por acoso laboral en España. Pero los matones de su ex jefe la buscan para matarla. Por ello se tiene que refugiar en el pueblo de sus ancestros, un extraño lugar del norte azotado por el mar. Es allí donde conocerá a los peculiares personajes de la novela: el Farero, que vive en un faro que no alumbra y que ha sido perseguido también por un acto que no cometió; la tuerta Consuelo, que se encarga de difamar a los foráneos; el Señor Oscuro, un hombre en cuya casa no entra la luz; o Satán, el perro-lobo que se le aparece y desaparece… Es en este misterioso lugar donde Ainur se apasiona por la figura de Selena, una mujer que fue quemada por «bruja» hace 400 años. Esta búsqueda se revelará como un refugio más fuerte que el amor contra la atmósfera opresiva del pueblo. Y mientras Selena lucha por evitar a los cazadores de brujas en el pasado, lo mismo tendrá que hacer Ainur en el presente cuando los matones la encuentran… y su única salvación es desvelar el secreto de Selena. Pero ¿es de verdad una víctima inocente? ¿O más bien una maquiavélica culpable?.

La autora:


Publica su primer cuento a los once años y a los veinte funda la Revista “Multiversidad” para animar la vida cultural de la Universidad en la que acuña el Movimiento de la Poesía Atlántica.
Estudia Derecho y Relaciones Internacionales y se especializa en Derechos Humanos pero lo abandona todo por la Literatura. Su primera novela, "Los amantes tristes" con la que inicia la Trilogía “Eros y Kafka” le granjea el apoyo unánime de la crítica. Con su siguiente novela "La muerte blanca" gana el Premio Azorín 2002, con “La edad secreta” (Premio Primavera 2004 Finalista) finaliza su trilogía sobre las pasiones. En 2005 publica un ensayo sobre la India titulado “En el país de las vacas sin ojos” con el que gana el Premio Espiritualidad. 
"El otoño alemán" es Premio Ateneo de Sevilla de Novela en el 2006 y la primera novela de su ciclo sobre Los Cuatro Elementos y representa al Agua. Su  novela  “Aunque seamos malditas”, la segunda de la Tetralogía, representa al Fuego. Su cuento “Waste” (Desperdicios) publicado en el “Eleven, eleven Journal” de California es finalista del  Pushcart Prize en USA. 
Eugenia colabora en la Revista de Occidente, La Nouvelle Revue Française, Der Spiegel, El País y  El Mundo. Uno de sus artículos ganó el Premio UNICEF al mejor articulo del año. (Extracto de la biografía de la autora extraído su página web oficial: http://www.eugeniarico.com/)

Mi reseña:

Aunque seamos malditas no es el primer libro que leo de Eugenia Rico (leí antes "El Otoño Alemán", que os reseñaré más adelante), y puedo decir, que ante todo, tiene un estilo personal y particular que he podido disfrutar en ambos libros.

En Aunque seamos malditas, Eugenia Rico nos sumerge en la historia de Ainur y su huida hacia delante, huyendo del acoso de los matones de su antiguo jefe, al que ha ganado un juicio por acoso sexual. Esta huida la llevará a un pueblo perdido y casi agobiante, donde sus habitantes son personajes raros, no muy amigos de los forasteros. Allí, casi aislada del mundo actual, Ainur conocerá la historia de Selene, una mujer quemada en la hoguera 400 años antes por prácticas de brujería. Allí, conociendo a nuevas gentes, muchas también atormentadas, e intentando desentrañar el misterio de Selene, Ainur deberá enfrentarse también a su destino, que le saldrá al paso. 

Se trata de una novela escrita con el estilo personal de Eugenia Rico, que utiliza una prosa muy rica, evocadora y muy reflexiva. El libro está dividido en capítulos cortos, que van encabezados por el nombre del personaje que los protagoniza, y que normalmente será el narrador del mismo. Esto puede llegar a descolocar un poco en la lectura, ya que, cuando estás entrando en la historia de un personaje, has de saltar a otro; sobretodo al principio, resulta un poco complicado adaptarse a este tipo de narración. En cuanto a las descripciones, la autora no hace demasiado incapié en ellas, lo que por una parte agiliza la lectura, pero por otra, en algunos pasajes del libro, se ha podido echar de menos que se hubiera descrito un poco más el entorno y la época, ya que hubiera resultado más fácil situarse en el contexto de lo que estamos leyendo, ya que el libro tiene saltos temporales importantes.



En lo referente a los personajes, el desarrollo es el justo y necesario; no vamos a encontrar personajes con un desarrollo espectacular o en gran profundidad. Se trata de personajes que tienden a ser oscuros y más bien complejos. En realidad, Aunque seamos malditas es una novela coral, en su lectura escucharemos muchas voces, tanto por boca de los propios protagonistas como a través de estos, cuando traen voces de otras épocas. 

"La fiesta de las brujas"
Luis Ricardo Falero
(1880)
Aunque seamos malditas no es una novela al uso. No podemos esperar encontrarnos con un libro que nos cuente una historia en la actualidad, otra cuatrocientos años atrás para al final terminando convergiendo en una única trama final. Esa puede parecer la idea cuando leamos la sinopsis del libro, pero, en mi opinión, es errónea. Se trata de un libro que va más allá de la historia; la trama es en realidad un utensilio más del que Eugenia Rico se vale para crear lo que, para mí, es lo que realmente va buscando: que entres en la trastienda de la historia, que llegues a lo que quiere transmitir. 

"Pensaba que si tenía que soportar una muerte más, que fuera la suya, porque había llegado al límite, a un lugar entre el cielo y la tierra en el que los más valientes descabalgaban y se rendían"

En mi opinión, el libro es una representación metafórica de la situación de las personas (aunque se centre más en la figura femenina) que, al luchar por lo que creen, por sus ideas y convicciones, pueden quedar estigmatizadas para siempre, ellas y las generaciones que les siguen. Pero ahí es donde radica la valentía, en arriesgar al todo o nada por aquello en lo que crees, aún a sabiendas que las consecuencias pueden ser eternas, aunque, por siempre, seas maldito.  

2 comentarios:

  1. Me ha encantado tu reseña, tanto como me ha encantado la novela de Eugenia Rico.
    Si podéis leer sólo un libro este año leed "Aunque seamos malditas"
    Gracias por tu estupenda reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!, a mi me gusta mucho Eugenia Rico, y este libro me encantó.
      Un saludo!!

      Eliminar