UA-47860825-1 Los libros de Dánae: La insoportable levedad del ser.- Milan Kundera ranktrackr.net

Translate

viernes, 20 de junio de 2014

La insoportable levedad del ser.- Milan Kundera

Reseña La insoportable levedad del ser.- Milan Kundera

Sinopsis:

Esta es una extraordinaria historia de amor, o sea de celos, de sexo, de traiciones, de muerte y también de las debilidades y paradojas de la vida cotidiana de dos parejas cuyos destinos se entrelazan irremediablemente. Guiado por la asombrosa capacidad de Milan Kundera de contar con cristalina claridad, el lector penetra fascinado en la trama compleja de actos y pensamientos que el autor va tejiendo con diabólica sabiduría en torno a sus personajes. Y el lector no puede sino terminar siendo el mismo personaje, cuando no todos a la vez. Y es que esta novela va dirigida al corazón, pero también a la cabeza del lector. En efecto, los celos de Teresa por Tomás, el terco amor de éste por ella opuesto a su irrefrenable deseo de otras mujeres, el idealismo lírico y cursi de Franz, amante de Sabina, y la necesidad de ésta, amante también de Tomás, de perseguir incansable, una libertad que tan sólo la conduce a la insoportable levedad del ser, se convierten de simple anécdota en reflexión sobre problemas filosóficos que, afectan a cada uno directamente, cada día.

El autor:


Milan Kundera nació en Brno, Checoslovaquia, el 1 de abril de 1929. Su padre, el musicólogo y pianista Ludvík Kundera era director de la academia de música. Al término de la Segunda Guerra Mundial, Kundera se afilió al Partido Comunista, del que fue expulsado tras los sucesos de 1948 y supuestas tendencias individualistas. Tuvo que ganarse la vida con diversas ocupaciones, particularmente como pianista de jazz, instrumento que su padre le había enseñado a tocar a muy temprana edad. Aquel mismo año termina sus estudios secundarios y comienza a estudiar literatura y estética en la Universidad Carolina de Praga, pero después de dos semestres se pasa a la Facultad de Cine de la Academia de Praga, que finaliza en 1952. En 1956 se reintegró en el Partido Comunista del que fue expulsado definitivamente en 1970 al no estar de acuerdo con sus posiciones totalitarias. Enseñó historia del cine en la Academia de Música y Arte dramatizado desde 1959 a 1969, y posteriormente en el Instituto de Estudios Cinematográficos de Praga. Su primera novela, "La broma", una sátira del comunismo stalinista, fue traducida a doce idiomas y obtuvo en 1968 el Premio de la Unión de Escritores Checoslovacos. En 1968, a consecuencia de la invasión soviética a su país, sus obras se prohibieron y quedó desempleado. Un año antes, se había casado con Vera Hrabankova. En 1975 consiguió emigrar a Francia. Entre ese año y 1980, enseñó literatura comparada en la Universidad de Rennes, y más tarde en la École des Hautes Études de París. "La vida está en otra parte" obtiene el Premio Médicis a la mejor novela extranjera publicada en Francia durante el año de su aparición. Su siguiente novela, "La despedida", obtuvo el Premio Mondello al mejor libro editado en Italia. En 1981, el conjunto de la obra de Kundera mereció en Estados Unidos el Commonwealth Award, premio otorgado simultáneamente al conjunto de la obra dramática de Tennessee Williams. Ese año la publicación de El libro de la risa y el olvido le valió la revocación de su ciudadanía checa. En 1982 recibió el Premio Europa-Literatura. En 1984 publicaría La insoportable levedad del ser, considerada como una de sus obras cumbres. Ya en 1985, sería galardonado con el Premio Jerusalén. Tres años más tarde "La insoportable levedad del ser" sería llevada al cine por el director Philip Kaufman, obteniendo un aceptable éxito. A pesar de su militancia comunista en su juventud, Kundera se convirtió, desde el inicio de su actividad literaria, en un crítico mordaz del socialismo. A su vez, su principal obra, "La insoportable levedad del ser", se ha convertido en una referencia importante a la hora de intentar comprender la disidencia vivida en Europa del Este durante la Guerra Fría. En 2006 se publica por primera vez en su país "La insoportable levedad" del ser, 22 años después de que se editara en París, Francia. En 2007 recibe el Premio Nacional Checo de Literatura de cuya entrega se ausenta aduciendo problemas de salud. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

La insoportable levedad del ser no es un libro fácil de leer, tiene un gran transfondo debajo de todo el texto que compone la obra, y por lo tanto, tampoco resulta un libro fácil de reseñar. Hay que ir más allá de lo que nos cuentan sus palabras, rebuscar en lo que hay debajo, y ahí encontraremos, de verdad, lo que su autor, Milan Kundera quiere transmitir con esta novela.




La insoportable levedad del ser está ambientado en Praga en 1968, en plena Guerra Fría, y es la historia de Tomás, personaje principal del libro, y de las personas, que de una u otra manera, forman parte de su vida; como Sabina, su eterna amante sin compromiso, que a su vez es amante de Franz, quién sí busca algo más con Sabina. En la vida de Tomás también está Teresa, la mujer con la que quiere, pero en el fondo no puede, encontrar la estabilidad, una mujer dispuesta a todo con tal de mantener a Tomás a su lado. Es la historia de todas y cada una de estas personas, que se influyen de forma irremediable unas a otras, a veces de forma consciente, otras de forma inconsciente, buscando aquello que creen les proporciona la felicidad pero que sólo consigue hacerles más y más conscientes de la insoportable levedad del ser.

Como he dicho al principio de la reseña, esta novela es una lectura que, al contrario de lo que dice su título, no resulta para nada leve o liviana; más bien al contrario, es una lectura para hacerla de forma reposada, degustarla y asimilarla. El trasfondo que llega más allá de la lectura, el lector lo va asimilando poco a poco y descubriendo, lo que va haciendo que la novela resulte más interesente conforme avanza, puesto que a medida que pasas las páginas, vas desvelando eso que hay tras las palabras, el verdadero significado de lo que para el ser humano puede resultar insoportable: su propia levedad, su propia búsqueda de lo liviano, su huida de las responsabilidades, y lo que ello puede significar; el apartarnos de las personas que realmente nos importan por ese egoísmo intrínseco, por el miedo al compromiso... Todas las personas, en un momento u otro de nuestra vida tenemos que elegir entre la levedad o el peso, entre la libertad o la responsabilidad, y estos contrastes crean conflictos permanentes entre nosotros y también dentro de nosotros mismos. Pero también a través de los personajes de su novela, Milan Kundera nos ofrece un fresco de la sociedad de la Europa del Este durante la Guerra Fría, bajo el sino del comunismo pero en realidad subyugados y sometidos a una mordaza donde todo está medido y controlado, donde sólo se puede pensar como el colectivo y aquel que intente mostrar ideas diferentes, caerá en desgracia dentro de la sociedad.



Escrito con una prosa exquisita y cuidada, pero al mismo tiempo utilizando un estilo caótico ya que el libro no está escrito siguiendo un hilo temporal lineal, eso puede hacer que, sobre todo al principio, resulte un poco difícil pillarle el punto a la novela. Esos saltos en la lectura hacen que resulte complicado, al principio seguir un poco el libro, pero una vez te acostumbras a la forma de escritura de Kundera, pasas a disfrutar de una novela con un argumento interesante, revelador y de gran profundidad. Es un libro repleto de reflexiones, sobre el ser humano y lo que le rodea, pero también sobre lo que ocurre en su interior, las dudas que le asaltan continuamente a lo largo de su vida.

En esta novela, todo lo que ocurre pasa realmente a través de los personajes, ellos son los que realmente transmiten todo lo que el autor quiere comunicar al lector. Cada uno de ellos representa un perfil de lo que en realidad, cada uno de nosotros podemos ser en un momento dado de nuestra vida, y por lo tanto, en un punto u otro de la lectura, podemos llegar a entenderlos. El personaje de Tomás es quizá el más complejo de todos, ya que está sometido durante gran parte de la novela a esa duda constante sobre la elección entre la levedad de la libertad o el peso del compromiso. Los personajes de Teresa o Franz representan la parte de la balanza del peso, del compromiso, bien con las personas a través del amor o de los ideales, y el personaje de Sabina viene a representar la levedad absoluta, la búsqueda de la libertad sin condiciones. Estos personajes irán evolucionando a lo largo de la novela, dándose cuenta de que el ser humano no puede vivir siempre con el peso constante o con la levedad constante, es preciso un equilibrio entre ambos; si no están ambas caras presentes en la vida de la persona, ésta termina por asfixiarse. Un personaje, que no por no ser un ser humano es menos importante, es el de Karenin, el perro de Teresa y Tomás, quien hace de nexo de unión entre ambos y resulta absolutamente enternecedor. Los personajes de esta novela son absolutamente subyugantes, seducen al lector con sus dudas, sus disgresiones... que también, leyendo la novela, nos damos cuenta, pueden ser las de cualquiera de nosotros.

La insoportable levedad del ser es una de esas novelas que deben pasar por tus manos, pero siendo consciente de que su lectura se ha de enfocar de forma tranquila, con la mente muy abierta para ser capaz de leer entre las líneas y empaparnos de todo lo que Milan Kundera ha querido plasmar en las páginas de esta magistral novela, ya que es un libro de fondo, del que hay que rascar en su superficie para llegar a la esencia de la novela, para poder llegar a averiguar porque para la persona, para el ser, la levedad puede llegar a ser insoportable.



A continuación os dejo el Trailer y el enlace al mismo en YouTube de la película que adaptó a la gran pantalla la novela en 1988, protagonizada, entre otros, por Daniel Day- Lewis y Juliette Binoche: La Insoportable Levedad Del Ser (Trailer)








8 comentarios:

  1. A mi el solo nombre del libro me baja las ganas de leerlo jajaja... Pero bueno,quizás algún día me anime...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fácil no es, la verdad, pero es tan tan bueno, que lo compensa con creces. A mi me encantó!

      Eliminar
  2. A mí este libro me encantó, creo que podría considerarlo tranquilamente uno de mis libros preferidos y hace tiempo que me ronda leerlos. Es verdad que no es una lectura fácil, pero tiene mucho dentro. La película también me gustó mucho, merece la pena.

    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      A mí también me encantó, y es que me encantan los libros donde hay que rascar para sacar lo que el autor quiere, de verdad comunicar.
      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Hola, Dánae.
    El libro me gustó mucho, pero no terminé de entender por qué se montó tanto jolgorio con esta novela.
    Parecía que hubieran descubierto un género nuevo o algo así y Milán Kundera pasó a ser una especie de gurú.
    Hay gente que no sabe lo que hace.

    Desde cierto punto de vista, me recuerda a todo lo que pasó con Dan Brown. Los libros son estupendos, la polémica para el que la quiera.

    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá pasa un poco como con la pintura, hay gente a la que nos gusta disfrutarla y hay a quién le gusta ir más allá. Quizá la obra de Kundera revolucionó más porque la ambientó en el marco de la Guerra Fría, desde el punto de vista comunista, que todavía tenía muchos frentes abiertos y del que no se hablaba muy "a las claras". Pero yo me quedo con la novela, todo lo demás, para los polemistas y columnistas de opinión ;)
      Besos y buen finde!!!

      Eliminar
  4. No he leído este libro a pesar de lo conocido que es. No soy de las que le asustan las lecturas difíciles pero esta novela nunca ha acabado de atraerme lo suficiente como para decidirme a leerla. No obstante, como me fío de tu siempre acertado criterio, no la descartaré.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me la recomendaron y al principio no sabía como abordarla porque era muy diferente a lo que había leído, pero quizá por eso (y también porque la cogí en el momento adecuado, que eso influye mucho), la disfuté muchísimo.
      Besos!!!

      Eliminar