UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Los 36 hombres justos.- Sam Bourne ranktrackr.net

Translate

jueves, 19 de junio de 2014

Los 36 hombres justos.- Sam Bourne

Reseña Los 36 hombres justos.- Sam Bourne

Sinopsis:

Cuando el último de ellos muera, llegará el fin del mundo. La profecía se cumple… Un proxeneta aparece muerto en un peligroso barrio de Nueva York. Un radical de extrema derecha recibe un disparo mortal en un suburbio de Seattle. Un pirata informático es asesinado cuando regresa a casa en la India. Algo une a las tres víctimas: en algún momento de sus vidas, los tres protagonizaron un acto de bondad excepcional. Alguien está asesinando a hombres justos y solo un periodista tiene las claves para evitarlo. Asesinatos, misterio, investigación periodística y una profecía de la cábala judía se dan cita en un thriller excepcional.

El autor:

Sam Bourne (25 de febrero de 1967) es el seudónimo del periodista inglés Jonathan Freedland, destinado a distinguir su trabajo ficticio del periodismo. A Freedland se le acreditan los derechos de autor en su página como autor de los thrillers Los 36 hombres justos (2006), El último testamento (2007) y El juicio final (2008); de los cuales, los dos últimos no han sido publicados en España. Ha sido reportero y corresponsal de varios importantes periódicos y cadenas de televisión del Reino Unido y Estados Unidos. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org y http://www.lecturalia.com).

Mi reseña:

Los 36 hombres justos es el único libro traducido al español de Sam Bourne, y la verdad, es de esos libros que ahora que se acerca el verano, resulta ideal para leerlo durante las vacaciones. Un thriller entretenido que cumple su cometido pero no llega mucho más allá. 

La Torá, la enseñanza divina para los judíos
Los 36 hombres justos nos cuenta la historia de una serie de asesinatos que se están cometiendo alrededor del mundo. El periodista Will Monroe, del The New York Times es el encargado de investigar y publicar los avances sobre los descubrimientos que se realicen sobre el asesinato cometido en su ciudad, pero sus artículos, que se han visto catapultados a las primeras páginas de uno de los periódicos más influyentes del mundo parecen molestar a alguien muy poderoso, y que está dispuesto a continuar matando por un fin que se escapa a toda lógica. Alguien pretende acabar con la vida de 36 hombres sin aparente relación entre sí, con una vida actual bastante al margen de lo socialmente establecido, pero con un punto en común: todos ellos realizaron una buena acción extraordinaria en el pasado. De repente Will verá como él mismo y sus seres más queridos serán involucrados en una trama que va más allá de lo que parece y que busca acabar con el equilibro del mundo. A partir de aquí, Will tendrá que comenzar, acompañado por TC, una antigua amiga de la universidad, una carrera contrarreloj para salvar lo que más quiere.



Imagen del "Árbol de la Vida" de la
Cábala
En esta novela, Sam Bourne ha basado el argumento en una creencia real de la cábala judía para, desde ahí, desarrollar el argumento de un thriller de acción, que en un principio parte de una premisa muy interesante y que puede resultar desconocida para una gran parte del público lector (yo de hecho, la desconocía) y por lo tanto, hacerla interesante y atrayente; pero comete, en mi opinión un fallo: hacer del protagonista, un periodista que está comenzando en la profesión, de repente una especie de súper hombre capaz de enfrentarse a estamentos ultra poderosos casi él solo, lo que para mi gusto, le resta demasiada credibilidad al libro; sobre todo, cuando las situaciones se van resolviendo de una forma casi "milagrosa" para el protagonista, casi todo parece puesto ahí para que lo encuentre, y muchas veces, a los que somos aficionados a leer novela negra o thrillers (quizá por una vena un poco masoquista que nos sale), nos gusta que nuestro protagonista se equivoque o que tenga que utilizar mucho la cabeza para encontrar la resolución del caso. Quizá a esta novela le falta ese punto de sorpresa, cuando llegas al final, de pensar "vaya, lo he tenido delante, he pasado por su lado, y no he sido capaz de verlo"; un factor sorpresa o un giro inesperado en la historia que hiciera que todas las hipótesis que te vas marcando no vayan saliendo una detrás de otra; algo que la hiciera un poco menos previsible. Eso si, hay que reconocer que una parte del final me sorprendió bastante, lo que hizo que acabara la lectura con mucho mejor sabor de boca. 




El Zohar, libro de enseñanza cabalística


Se trata de una novela que se lee bien ya que el autor ha utilizado un estilo rápido y ágil, que favorece su lectura, para que no resulte tediosa o aburrida. El ritmo hace que la trama gane intensidad, una intensidad que el autor no ha sabido dotar suficientemente de contenido, partiendo de lo que, en mi opinión era una premisa muy interesante de la que podría haber sacado una novela realmente potente, pero con la que no ha podido pasar del thriller veraniego para pasar una tarde entretenida. No es que la trama sea mala, ni mucho menos, es que resulta todo demasiado medido, todo está escrito de forma muy lineal, para que un acontecimiento lleve a otro hasta la resolución de la novela, y si un thriller de acción no te sorprende cada cierto tiempo y resulta previsible, pierde esa fuerza que requiere. Eso es lo que yo noto que le falta a esta novela, la fuerza necesaria para llegar a ser un thriller de los que te dejan sin respiración.




Edificio donde se encuentran las oficinas
del New York Times
Quizá gran parte de culpa de que la novela no me haya llegado a resultar todo lo interesante que podría (me reitero en lo dicho anteriormente, la premisa de la que parte podría haber dado lugar a un libro realmente interesante) es lo estereotipado de los personajes en general. Will Monroe, el personaje principal resulta casi increíble. De repente, un periodista normal se convierte en alguien capaz de acabar casi el solito con una organización muy poderosa. Resulta que cuenta entre sus amistades con un hacker muy habilidoso que le pone enseguida sobre la pista correcta, y TC, una antigua compañera de facultad, que le acompañara en tamaña aventura, es un verdadero as atando cabos (hay que reconocer que en esto, Will anda un poquito escaso algunas veces, menos mal). Los personajes son una parte fundamental en las novelas, pero en las novelas negras o los thrillers resultan imprescindibles, ya que es a través de ellos como los lectores vivimos las situaciones que se dan en el libro, es a través de ellos como nos introducimos en la historia, necesitamos creernos a los buenos y a los malos y en esta novela, siento decirlo pero el autor no lo consigue. 

En líneas generales, Los 36 hombres justos es un thriller de acción que no llega mucho más allá de una lectura ligera, no contiene grandísimas dosis de acción ni escenas que nos vayan a impresionar. Es de esos libros para leer cuando te apetece algo sin mucha enjundia y que te ayude a despejarte, de lectura rápida. Yo le di una oportunidad y no me arrepiento, pero no es de esos libros que han dejado una gran huella en mi memoria lectora. Quien sabe, a lo mejor contigo si que lo consigue.  


Estatua romana de "Atlas sosteniendo
el mundo"






4 comentarios:

  1. Guapisima has ganado el premio Best Blog. Pásate por aquí a recogerlo: http://encarmin.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Ufff... Este libro me parece que me recuerda mucho a esa serie de FOX: Touch... Lo voy a busca para leerlo y ya te contaré más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que tiene algo que ver con la serie ;)... Ya me contarás!!!

      Eliminar